HEBE: “NO NOS VAN A PODER EMBARGAR LA LEALTAD NI LA SOLIDARIDAD”

Las Madres realizaron, esta tarde, su marcha número 2044 en Plaza de Mayo, junto a cientos de personas, la mayoría estudiantes de su universidad, que repudiaron la intervención decretada por los ministros de Justicia y Educación, Germán Garavano y Esteban Bullrich, respectivamente.

Con banderas, cantos y diversas las y los estudiantes, que llevan a cabo una permanencia pacífica en la sede del Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos Madres de Plaza de Mayo (IUNMa), participaron activamente de la marcha de cada jueves junto a las Madres.

Luego de dos vueltas alrededor de la Pirámide hicieron uso de la palabra el periodista Demetrio Iramain, director de la revista ¡Ni un paso atrás!; Gastón Catroppi, estudiante de la carrera de Trabajo Social; y la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini. Luego de sus respectivos discursos, las Madres se dirigieron a la sede del IUNMA, en 25 de Mayo y Sarmiento, Microcentro, para acompañar y apoyar la medida acordada por estudiantes, docentes y trabajadores para rechazar el nombramiento de Javier Buján, sin experiencia en el área de Derechos Humanos y con oscuros antecedentes en su gestión como interventor del INADI.

Al comenzar, Iramain destacó la presencia de los trabajadores de Acoplados del Oeste (APO), ex Pettinari, cuya fábrica fue expropiada por una ley de la Legislatura bonaerense para usufructo de quienes trabajan allí y vetada por la gobernadora Vidal. También, resaltó la participación en la marcha de estudiantes de la Federación Universitaria de La Plata (FULP).

Iramaín señaló que “todos los días pasan cosas nuevas y peores”. En ese sentido, marcó dos: la quita de pensiones y la atribución de la desocupación a los propios trabajadores. “El gobierno dio de baja a 83.000 pensiones asistenciales no contributivas para las personas discapacitadas, que se suman a la que dieron de baja el año pasado. En total van 170 mil, solamente en un año y medio de gobierno”, afirmó. Agregó: “El gobierno apeló a un decreto de 1997, de Menem, que decía que para acceder a ese derecho había que estar en la pobreza extrema. Menem no pudo aplicarlo, el de Néstor Kirchner lo amplió para garantizar mejores condiciones de vida. Este gobierno vuelve más de 20 años atrás y nos merece el total repudio.

En torno a las declaraciones presidenciales contra los trabajadores, sostuvo: “El presidente afirmó que la desocupación y el cierre de las empresas se debía a la ‘industria del juicio’. Como si los trabajadores se dedicaran a hacer juicios. El trabajador, presidente, usted no lo debe saber porque nunca trabajó, el trabajador lo que quiere es tener trabajo y que el salario le alcance”. “Si alguien sabe de mafias en la Justicia es Macri, que tiene alquilado el fuero Comercial que le permite no pagar su deuda por el Correo”, completó.

Por su parte, el estudiante Gastón Catroppi se refirió a la lucha contra la intervención del IUNMa: “Este gobierno quiere destruir las manifestaciones populares, la lucha, la educación pública. A estos tipos les molesta que nos estemos formando académica, política y territorialmente, ésa es la construcción y la educación que nos dan las Madres, que son las creadoras de este proyecto político educativo emancipador”.

“Les molesta que los pobres del conurbano y los marginados de la Ciudad tengan acceso a una universidad sin restricciones. Les molesta que podamos fortalecer nuestro conocimiento desde el territorio y la academia”, añadió.

También expresó: “La Universidad tiene más de 1200 estudiantes: vienen por los planes de estudios, por la no continuidad en la formación político académica de las Madres. Nosotros estamos organizados, vamos a seguir peleando por el derecho a la educación, que vienen vulnerando hace dos años”. “Estamos organizados y vamos a resistir en la universidad. Vamos a hacer lo que tengamos que hacer para defender nuestros derechos”, completó.

Por último, sostuvo: “Intentan intervenir una universidad sin ninguna justificación. Les molesta que estemos sentados en un pupitre estudiando y discutiendo académicamente. Pero a nosotros no nos sacan la universidad popular en la que reivindicamos los 30.000”.

El cierre de la marcha estuvo a cargo de la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien manifestó sentirse orgullosa de las palabras expresadas por Catroppi. Hebe convocó a la comunidad educativa en su conjunto y a las organizaciones políticas, sociales y sindicales a que acompañen la lucha de los estudiantes del IUNMa, que hace más de 48 horas realizan una “permanencia pacífica” en el piso destinado al instituto educativo, en 25 de Mayo 544.

“Más lejos estamos del Gobierno, más cerca estamos de la universidad popular y de nuestros derechos”, aseguró Hebe y pidió a los estudiantes que resistan y continúen la lucha hasta tanto las autoridades ministeriales y el Poder Ejecutivo cumplan con las promesas realizadas luego de la asunción de Mauricio Macri. “Sé que es dura la lucha pero nosotras tenemos más de 40 años marchando” indicó y advirtió que “cuando un Gobierno avasalla, es la Plaza de Mayo el lugar para que el pueblo reclame y se exprese”.

Hebe realizó un recuento de los embates que recibe día a día la Asociación Madres de Plaza de Mayo entre amenazas, imputaciones judiciales digitadas por el Poder y repetidos embargos económicos que tienen como objetivo ahogar, aislar y destruir a las Madres. Ante esta situación, fue categórica: “No nos van a poder embargar la lealtad ni la solidaridad, compañeros. Y tampoco podrán embargar las ganas y la fuerza para que esta patria sea libre y soberana”.

Luego invitó a el Padre Francisco “Paco” Oliveira, miembro del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres, a que comunique a los cientos de personas que hoy acompañaron la marcha sobre la actividad a realizarse la semana entrante. El miércoles 21 de junio se realizará una misa en Isla Maciel “por los 30.000 detenidos-desaparecidos que hoy están más vivos que nunca”.  

Antes del cierre, Hebe recordó que “los hijos están vivos adentro de cada uno que lucha y pelea” y que son ellos los que “acompañan cada jueves en cada palabra, en cada puño que se levanta, en cada canción, en cada bronca y en cada chico que no come”, lo que valió un aplauso emocionante por parte de todos los presentes, quienes, luego, en caravana, fueron junto a las Madres acompañar a los estudiantes y a participar de su medida de fuerza.

Suscribirse a las novedades

Muchas gracias!