HEBE: “NO PUEDEN DESTRUIR EL PENSAMIENTO POLÍTICO DEL PUEBLO”

IMG_0652

Luego de haber ido a la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Argentina para apoyar al gobierno de Nicolás Maduro y la democracia, las Madres marcharon en Plaza de Mayo como lo hacen desde hace más de 39 años.

La marcha 2003 contó la participación de cientos de militantes y con jóvenes de Río Negro que vinieron para estar junto al pañuelo blanco en la Plaza. Luego, en el marco de los discursos posteriores, hicieron uso de la palabra el periodista Gonzalo Seoane, coordinador de Prensa de la Asociación, y Hebe de Bonafini, presidenta de la organización.

Seoane comenzó repudiando lo que está ocurriendo en distintos países de Latinoamérica y dijo: “Es un plan ideado por los yanquis con los serviles que manda a los países de la Patria Grande. Voltean gobiernos de distintas formas: a través de los medios, de traiciones en los congresos y no solo atentan contra esos gobiernos, sino que también vienen por nuestras libertades. Nos sacan derechos que los gobiernos nacionales y populares nos habían dejado”. “Los tiempos se acortan, las cosas que ocurren son cada vez más graves y no podemos permitirlo”, agregó.

El periodista contó que las Madres habían estado en la Embajada de Venezuela en Argentina en donde brindaron un discurso de apoyo al pueblo venezolano y a su presidente, Nicolás Maduro. Para finalizar, Seoane dijo que “hay un ataque contra los gobiernos que ellos llaman ‘populistas’, que son gobiernos que les dan también a las clases populares. No nos avergonzamos de ser populares porque queremos pueblos alegres. Ellos quieren sacarnos hasta la alegría, pero mirando cómo luchan las Madres, con el amor que estuvieron en esa Marcha de la Resistencia, tenemos que tomar ese ejemplo y resistir con alegría porque es lo que no nos deben robar”, finalizó.

Por su parte, la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini, comenzó refiriéndose a la Marcha de la Resistencia, para agradecer la participación de tantos jóvenes: “La verdad que todavía estoy muy cansada, no tengo voz, estoy un poco afónica. Estoy orgullosa y feliz de ver que tanto pibe entendió lo que era marchar, qué significaba esa marcha. Fue una lección para todos los que miraban por televisión y veían qué hacíamos luchando por los otros y para los otros”. “Las Madres hacemos más de lo que podemos. Hicimos un gran esfuerzo para quedaros toda la noche en la marcha, pero lo hacemos con pasión por la política”, completó.

Luego, se refirió a la situación en Venezuela y Brasil: “Hoy estuvimos con los compañeros venezolanos. Lo más hermoso que pasó en Venezuela es que cuando estaban los enemigos en la plaza vino una enorme cantidad, miles y miles de venezolanos vestidos de rojos, y los desalojaron. ¡Viva Venezuela!”. En torno al golpe de Estado parlamentario en la República Federativa de Brasil, sostuvo: “Pensamos mucho en Dilma. Ellos lo que no pueden destruir son las plazas y el pensamiento político del pueblo. Son millones y millones de hombres y mujeres brasileros que seguramente van a pelear para que vuelva Dilma. Y si no es Dilma, es su gente”.

“Acá tenemos que estar cada vez más firmes y orgullosos y seguir llenando las plazas para defender que no nos sigan sacando lo que tenemos, que no nos sigan robando lo que se hizo durante doce años. Es toda una tarea nuestra”, agregó.

Por último, expresó: “Nos siguen amenazando, me cortan el teléfono de noche varias horas para que no pueda comunicarme con nadie: de todo. No saben qué hacer. Pero más no pega el enemigo, más segura estamos de seguir en el buen camino y más orgullosas de haber tenido esos hijos maravillosos revolucionarios, que han traspasado a esta juventud, que levanta sus banderas”.