HEBE: “EN LA CALLE, LOS DOCENTES ESTÁN DANDO LAS MEJORES CLASES”

 

Las Madres realizaron, esta tarde, su marcha 2089 en Plaza de Mayo, en la semana previa a las actividades por sus 41 años de lucha ininterrumpida. Acompañadas por decenas de personas, marcharon junto a Roberto Baradel, secretario general de SUTEBA (Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires), uno de los oradores. Los otros fueron la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini; y el coordinador de Prensa de dicha entidad, el periodista Luis Zarranz.

Zarranz se refirió al ataque al Centro Cultural El Mordisquito, de La Plata, que viene siendo blanco de ataques “fascistas” desde hace varios días. “El espacio, ubicado en calle 18 y 57 de La Plata, viene sufriendo hechos violentos: les pintaron ‘Viva Videla’ y ‘Muerte a los zurdos’ y al otro día se metieron al espacio, y les prendieron fuego el local, para amedrentarlos porque hay un negocio inmobiliario detrás de eso”, expresó. Zarranz agregó que los compañeros estaban “resistiendo” y pidió un “aplauso para darles fuerza”.

Tras la presentación fue el turno de Roberto Baradel, Secretario General de SUTEBA, quien expresó su emoción y consideró “un honor” la invitación a hacer uso de la palabra en Plaza de Mayo.

“Estamos viviendo tiempos muy complicados. Muchos de lxs que se acercan nos piden que no aflojemos, que sigamos peleando. ¿Y cómo vamos a aflojar si estas hermosas Madres nos enseñaron que nunca hay que darse por vencido?”, se preguntó el dirigente gremial y agregó que “la pelea es compleja aunque no imposible” y parafraseó a las Madres al asegurar que “la única pelea que se pierde es la que se abandona”.

Baradel se refirió a la lucha que llevan adelante lxs docentes en reclamo por una paritaria libre y en rechazo a las propuestas oficiales que ofrecen salarios a la baja: “Las Madres son el ejemplo. Si ellas no hubiesen salido a pelear por sus convicciones y la dignidad, hoy no tendríamos genocidas y responsables civiles presos” y sostuvo que “muchos de los que hoy gobiernan también deben ser juzgados y condenados como responsables del genocidio en Argentina”.

“Somos blanco de ataques, difamaciones, mentiras y amenazas pero  seguimos dando pelea. En primer lugar porque no tenemos precio, miramos a los  compañeros y sabemos que lo único que les dejamos a nuestrxs hijxs es la dignidad. En segundo lugar porque  nos quieren apretar con carpetazos pero con nosotros esas carpetas están vacías y, en tercer lugar, porque no tenemos miedo. Y no lo tenemos porque las Madres y lxs 30.000 compañerxs detenidxs desaparecidxs no tuvieron miedo”

Baradel denunció el ajuste permanente que lleva adelante el Gobierno nacional a quienes definió como “gerentes de pacotilla” y sostuvo que en el campo popular el objetivo “es construir una sociedad igualitaria, justa y democrática”.

Al referirse a la lucha de los pueblos por la liberación y la independencia económica, el dirigente aseguró que “la historia no empieza cuando llega uno, ni termina cuando uno se va. La historia es la construcción colectiva de la lucha de los pueblos y hay que tenerlo claro”, lo que motivó el aplauso generalizado de lxs cientxs de personas que lo escuchaban atentamente.

“Cuando la mochila nos parece muy pesada, como sucede en este tiempo, hay que mirar para atrás y mirarlas a ellas (en referencia a las Madres). Todo lo que sufrieron, pelearon, lo que les dijeron y aún hoy dicen injustamente. Se tienen que lavar la boca antes de hablar de las Madres de Plaza de Mayo. Nunca dejaron de pelear. También hay que mirar a los 30.000 compañerxs, mirar a las Madres y esa mochila se hace mucho más liviana y el compromiso mucho más fuerte para seguir dando batalla. Nosotros somos los responsables de que la vida de esos compañeros, de que cada minuto de su vida y de su lucha hayan valido la pena”, expresó Roberto Baradel.

En otro tramo consideró que “es necesaria la transformación de la sociedad” y aseguró que para eso se requiere “estar en la calle, luchar y hablar con lxs compañerxs”. En ese sentido, enfatizó: “Tenemos que trabajar y convencer a la mayoría de nuestros compañeros y a la sociedad de que un gobierno como este no puede gobernar nunca más en Argentina. Para eso tenemos que discutir, trabajar y conformar esa conciencia social que nos permita cambiar la realidad”.

El Secretario General de SUTEBA subrayó que “no van a aflojar” y que continuarán dando la lucha “a brazo partido”. Además dejó en claro que no le brindan relevancia a “las mentiras y difamaciones”: “Preferimos el infinito desprecio de la clase dominante antes que la reprobación de uno solo de nuestrxs compañerxs, de las Madres y de nuestro pueblo”, afirmó.

Para finalizar, Roberto Baradel vaticinó: “Vamos a triunfar porque así nos lo enseñaron las Madres de Plaza de Mayo. No hay lucha que se pierda si uno está convencido de la lucha que tiene por delante. Gracias a las Madres por tanta dignidad”.

A su turno, la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini, retomó las palabras del dirigente sindical: “Nadie duda que los maestros van a seguir la lucha. Cuando más te difama y te insulta el enemigo, es un honor porque significa que estamos por el buen camino: a los demás no los difama; los halaga y les da plata. A nosotros no nos compra con plata ni con halagos”.

En otro tramo, afirmó: “En la calle, están dando las mejores clases; es donde más se aprende, donde más se siente. Los padres y los alumnos quieren ir a una escuela con sueldos dignos, con comida digna para los niños, con baños, con calefacción; no como pretende este gobierno, que los niños vayan con maestros que ganan nada, en escuelas que no tienen baños, con comida prohibida como hace la Vidal. O dándoles lo que dice Cormillot”, sostuvo en referencia al cambió de menú en las escuelas, supuestamente a raíz de una sugerencia del nutricionista mediático.

“Espero que desmienta que él mandó a sacar las paneras de desayuno por tres gajitos de mandarina y cuarta manzana. No puedo creer que un tipo que sabe cuántas cosas necesita un niño para alimentarse y crecer haya cometido semejante disparate. Que los médicos lo echen de la Sociedad Médica por ser tan fascista. O lo aplaudimos porque dice que es mentira, o que lo echen”, aseguró indignada entre aplausos.

En otro tramo, Hebe se refirió a la respetuosa actitud de los trabajadores que están remodelando la Plaza de Mayo: “Están respetando cada jueves para que podamos marchar. Han sido generosos y lo han hecho en silencio. Un aplauso para los trabajadores que sienten profundamente la lucha de las Madres y tienen que trabajar para este gobierno porque no tienen más remedio” “Respetaron la plaza, los pañuelos, cada jueves”, completó.

La Presidenta de la Asociación también criticó al gobierno nacional y ponderó la movilización en la calle: “Con la gente en la calle, ya ganamos. Cuando los maestros inundan las calles, ya ganamos. Ellos no tienen para llenar ni un baño. La gente no les va a responder. Tienen que ir llenos de custodia, les cantan los cantitos hasta en los cumpleaños”. “Se tienen que quedar hasta el final para que coman de su propia mierda. Lástima que nos van a arrastrar a nosotros a tener que levantar nuevamente el país. Pero tenemos garra, tenemos fuerza, tenemos buena gente, buenas mujeres, buenos hombres y buenos jóvenes y estamos seguros de que lo vamos a levantar. Los que no van a poder son ellos, van a pasar a la historia como burdos representantes de la dictadura”, añadió.

Antes de terminar, dedicó unas palabras al aniversario de las Madres, que el domingo 29 y el lunes 30, celebrarán 41 años de lucha: “Valen la pena, la vida de nuestros hijos también valió la pena. Nunca la sangre de los pueblos es inútil. La sangre se siembra y nuestros hijos están en todas partes, luchando y peleando”.

Para finalizar, volvió a fustigar al gobierno de Macri: “No le queda ni plata, no dólares ni amigos porque no puede cumplir sus compromisos. Sólo le queda implementar el terror. Por eso, tenemos que ser todos pibes chorros y pibas chorras. No se van a arrepentir”.