HEBE: “EL PAÑUELO BLANCO ESTÁ AL FRENTE, INTERPELA Y CUESTIONA”

Este Jueves Santo las Madres marcharon en Plaza de Mayo, como lo hacen cada jueves desde hace 41 años. Realizaron, así, su marcha Nº 2085 alrededor de la Pirámide de Mayo, acompañadas por cientos de personas, muchas de ellas impedidas de participar los jueves hábiles.

La tranquilidad de la jornada en el centro histórico de la Ciudad se vio alterada a las 15:30 cuando las Madres arribaron a la Plaza con su pañuelo blanco. Los cantos, los aplausos y las emociones se multiplicaron por 30 mil.

Unos minutos después, luego de haber realizado dos vueltas alrededor de la Pirámide, hicieron uso de la palabra el periodista Luis Zarranz, coordinador del área de Prensa; y la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini

Zarranz se refirió al comunicado que emitieron las Madres, el martes a la noche, en repudio a la política de terror que impulsan en la provincia de Buenos Aires la gobernadora María Eugenia Vidal y su ministro de Seguridad, Cristian Ritondo. “Vidal y Ritondo autorizaron el uso de bastón como arma reglamentaria de la Policía Bonaerense porque da ‘autoconfianza y seguridad’, sostuvo. “Lo peor es el instructivo que acompañó esa autorización, en el cual recomiendan las áreas recomendadas para pegar, que comprenden el 90% del cuerpo. El instructivo divide el cuerpo en áreas de aplicación libre, de aplicación moderada y de aplicación a evitar, que son sin duda las partes en las que nos van a pegar”.

Con indignación, el periodista también mencionó el curso que deberá realizar la custodia de Vidal y de todo el gabinete con metodología israelí, país en donde está legalizada la tortura. “Es un sistema que abarca agresiones sin armas (golpes, patadas, agarre y estrangulamiento) como con armas blancas (cuchillos, navajas, machetes, hachas) y contundentes (porras, bastones policiales, palos, bates de béisbol, botellas, piedras)”, leyó. “Entre las técnicas que aprenderán está ‘el anzuelo’, que consiste en introducir en uno o más dedos en la boca, fosas nasales u otros orificios corporales del oponente y tirar de ellos con la intención de desgarrar la carne circundante”, agregó luego. “¿A qué le tienen miedo? ¿No es, entonces, como dicen los medios hegemónicos, que Vidal lidera todas las encuestas de imagen positiva? Si es así, ¿por qué tiene tanto miedo”?, se preguntó Zarranz.

También, sostuvo: “El Estado de terror al que están convirtiendo la provincia y el país volvió a actuar porque la Gendarmería, otra vez, baleó a un pibe por la espalda, Gonzalo Nahuel Salas, en Lomas de Zamora por la espalda. Asustado, había esquivado un control policial porque los pibes saben lo que les deparan esos controles. Cuatro gendarmes lo persiguieron y le dispararon. Está vivo de casualidad. Está internado con el intestino perforado”. “Cada control policial se está convirtiendo en una posta de fusilamiento”, culminó.

El cierre estuvo a cargo de la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini, quien pidió la destitución del intendente de Carmen de Patagones, Jorge Sara. “El intendente, que es de Cambiemos, mandó al comisario Jorge Romero a decir a aquellos que pintaban pañuelos en la plaza que estaban cometiendo un delito flagrante y que debían ser trasladados a al comisaría”, denunció Hebe y completó: “Sara, en declaraciones periodísticas consideró que el pañuelo ensuciaba la plaza”.

A continuación la presidenta de la Asociación se refirió al cerco mediático que existe alrededor de la lucha de las Madres e informó que fue contactada por varixs compañerxs del sur del país que denunciaron haber sido detenidos y trasladados a la comisaría tras haber pintado pañuelos blancos en la plaza. Por eso, para evitar la desinformación de los medios hegemónicos la presidenta de la Asociación pidió a todos y todas “nacionalizar el pañuelazo” y exigió a los medios de comunicación presentes esta tarde que “informen y cuenten”.

La mancilla del intendente de Patagones al símbolo máximo de la lucha de las Madres de Plaza de Mayo se suma a la decisión del Jefe de Gobierno porteño de quitar las baldosas que contenían los pañuelos pintados por el pueblo. “Rodríguez Larreta y Sara tienen que irse, no pueden borrar los pañuelos”, manifestó la dirigente.

Luego hizo alusión a otro vergonzoso caso, esta vez en el norte del país. Allí Daniela Deserio, directora del Colegio del Salvador ubicado en la capital provincial, sancionó a docentes de segundo grado que conmemoraron junto a sus alumnxs el Día de la Memoria.

A continuación, Hebe pidió “aclarar” un tema que, confesó, a las Madres “les duele en el corazón”. La semana pasada, a horas de un nuevo aniversario del inicio de la sangrienta dictadura cívico militar, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal y el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo estuvieron junto a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Barnes de Carlotto.  En conjunto participaron de la inauguración de un Espacio de la Memoria en la Comisaría 5ta. de La Plata donde funcionó un centro clandestino de detención por el que pasaron más de 200 compañerxs y trece mujeres dieron a luz en una maternidad ubicada en la cocina de la dependencia policial. “Esto hace mucho mal a las organizaciones que no negociamos. No se pueden inaugurar centros de derechos humanos con gente que mata a lxs pibxs por la espalda. Hay que denunciar estas cosas”, subrayó Hebe y completó: “No hablen más de Abuelas y Madres. Hablen de Madres, las Abuelas no vienen a la plaza ni usan el pañuelo. No confundamos más, a las Madres nos duele en el corazón que se junten con gente que mata pibxs por la espalda y después se enarbolen un pañuelo que no usan ni quieren”.

En referencia a la importancia del pañuelo blanco, la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo indicó: “El pañuelo interpela, está al frente, interpela y cuestiona. Los hace mirar para adentro pero están tan llenos de basura que el pañuelo los cuestiona porque fue la única condena que hubo en el Juicio a las Juntas, por eso no me dejaban usarlo”.

Para cerrar, Hebe de Bonafini leyó una tira humorística de Daniel Paz que desnuda el cinismo que practica parte de la sociedad y la doble moral en torno al valor de la vida, esa vida por la que luchan las Madres hace casi 41 años.