ACTO Y PALABRAS DE HEBE, A 43 AÑOS DEL GOLPE GENOCIDA

La Asociación Madres de Plaza de Mayo participó, esta tarde, de la multitudinaria movilización que repudió el 43º aniversario del golpe genocida. Como lo vienen haciendo desde hace ya varios años, las Madres se movilizaron en el acoplado de un camión que salió pasado el mediodía desde su sede, en Congreso, y que, en 9 de Julio, se sumó a la multitud que avanzaba por Avenida de Mayo hacia la Plaza histórica que les dio el nombre hace ya casi 42 años. En el trayecto, las Madres recibieron un sinfín de muestras de afecto y cariño de parte de hombres, mujeres y niñxs que acompañaban su marcha. Fue conmovedora la transformación de los rostros a medida que se divisaba, arriba del camión, el pañuelo blanco. Emoción, llanto, aplausos, apoyos, canciones a viva voz fueron algunas de las demostraciones que recibieron sin cesar. En el camión junto a ellas, las acompañaban diversos compañeros de lucha. Entre ellos se encontraban el intendente de Ensenada, Mario Secco; el senador provincial, Darío Díaz Pérez; el Secretario General de SECASFPI, Carlos Ortega; el diputado provincial, Miguel Angel Funes; el periodista, Gustavo Cirelli; el actor, Gerardo Romano; y el ex secretario de Presidencia (2003-2015), Carlos López, entre otros. Además, a lo largo del recorrido del `camión del pueblo´ se acercaron el Secretario General de ATE – Capital, Daniel “Tano” Catalano; el legislador porteño y ex ministro de Trabajo durante los gobiernos de Néstor y Cristina, Carlos Tomada; el Secretario General de SUTEBA, Roberto Baradel; y el Secretario General de los Metrodelegados, Roberto “Beto” Pianelli.

Una vez que el camión llegó a Plaza de Mayo tras casi dos horas de lenta marcha, dobló unos metros hasta frenar sobre la calle Bolívar, frente al Cabildo de Buenos Aires. En ese lugar, tras unos minutos de espera, hizo uso de la palabra la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

El discurso de Hebe comenzó con una verdad que jueves a jueves se comprueba a las 15.30hs, hora en que Plaza de Mayo se viste de pañuelo blanco: “Queridos compañeros y compañeras, para nosotras la plaza es lo cotidiano. Yo no puedo decir `hasta el año que viene´ porque las Madres venimos todos los jueves”.

“Hoy es un día especial”, destacó y agregó que “los hijos e hijas están presentes todos los días”. Luego explicó porque las Madres que integran la Asociación no hacen mención a 30.000: “No lo decimos porque nuestros hijos e hijas son ustedes que luchan y pelean como lo hacían ellxs”.

“Las Madres tuvimos la suerte de poder socializar la maternidad y sentir que cada hombre y mujer del pueblo pasaron a ser hijxs nuestrxs”, explicó y agregó: “Si no fuera por ustedes nosotras estaríamos en nuestra casas pero sentimos que tenemos que estar y acompañarlos en lo que hacen y en las luchas que dan”.

Hebe también se refirió al año electoral y, fiel a su estilo, fue clara: “No pongamos vallas… pero ojo con los traidores. Eso de que todo somos buenos…..no. Tengamos cuidado con los traidores. Unidad sí, pero sin los traidores. Y para eso necesitamos trabajar todos los días”.

“Macri es un asesino, igual que la Vidal y la Bullrich. No podemos pedir que gobiernen con nosotros si lo que hacen es gobernar contra nosotros. Por eso nos matan, cierran fábricas y miles de pibes se mueren de hambre”, analizó Bonafini la situación actual que vive Argentina.

Bonafini manifestó estar “orgullosa” por la convocatoria a la movilización y aseguró que “`ellos´ nunca van a poder hacer algo así porque son unos amargos hijos de mil puta”. La declaración dio el pie para que la multitud en la plaza entone el canto insignia, ya convertido en himno, contra el primer mandatario.

“No alcanza con decir `Fuera Macri´, hay que trabajar. No se puede negociar con él, no podemos pedirle nada. Al enemigo, ni un vaso de agua”, se diferenció. En el mismo sentido, completó: “Preferible no tener para vivir antes que pedirles algo”. “Esta es la forma de vivir y hacer que tenemos las Madres: esfuerzo y sacrificio” y reveló que esa fue la enseñanza  de los hijos e hijas: “Trabajar en base a la lealtad y la solidaridad”.

La dirigente se refirió a lo que significa ser madre de desaparecidxs: “Tener un hijo desaparecido es una tragedia enorme que te transforma. Las Madres no consideramos muertos a nuestros hijos porque son los héroes de nuestra patria. Y por eso estamos acá: para reivindicar al lucha que dieron”. Bonafini también condenó la intromisión imperialista que “primero enseñó a torturar y matar a nuestros hijos para después reconvertirse y decir quiénes son los muertos”.

Luego expuso la posición de la Asociación Madres de Plaza de Mayo en relación al `Nunca Más´: “Es peligroso….es la teoría de los dos demonios. Las Madres no hablamos de `Nunca Más´ porque lo que sucedió no fue una guerra; fue un genocidio”. “A veces es difícil de entender que las Madres no aplaudamos ciertas cosas… pero el `Nunca Más´ tiene un prólogo que fue quitado por Néstor y que estos tipos volvieron a validar. No, compañeros; acá no hubo una guerra, fue un genocidio”, repitió.  

En el mismo sentido explicativo manifestó las convicciones de las Madres: “Nosotras no compartimos esto de hacer un documento entre un montón. Las Madres somos las únicas que venimos todos los jueves. Los demás usaran pañuelo, hablaran de las Madres pero cualquiera puede venir los jueves, 15.30hs, y vamos a estar ahí. Hace 42 años que venimos”.

“No nos gusta la mezcla de un documento consensuado entre muchos. Las Madres estamos aquí con esfuerzo y sacrificio para decirles que no negociamos, no nos callamos y si tenemos que decirle hijo de puta al presidente, se lo decimos; si tenemos que decirle a Bullrich que es una asesina, también se lo decimos”, aclaró Hebe de Bonafini.

Para finalizar su discurso, la presidenta de la Asociación puntualizó que, tras 42 años de lucha, las Madres no precisan “quedar bien con nadie”. “No somos buenas, lindas ni queremos a todos. No jugamos a la paz ni a ser buenas”, agregó y cerró: “Hasta el próximo jueves, a las 15.30hs”.