Este jueves las Madres de Plaza de Mayo llevamos adelante la marcha N° 2318 junto a Demetrio Iramain, Hebe de Bonafini, y la visita de la amparista de la causa Lago Escondido, Magdalena Odarda, quien habló del fallo que tiene Joe Lewis, el magnate inglés amigo de Mauricio Macri, como principal protagonista.

Al comienzo de la jornada, tomó la palabra el compañero Demetrio Iramain, quien habló de la causa judicial que investiga el atentado contra Cristina Fernández de Kirchner el pasado primero de septiembre frente a su domicilio de Recoleta.

En ese sentido, explicó que producto de la investigación, salió a la luz que tanto Fernando Sabag Montiel como su novia Brenda Ulialte, «tenían conversaciones donde analizaban alquilar un departamento frente al de Cristina para tener controlado sus movimientos y su seguridad».

«Nos tiene que llamar la atención quién está detrás financiando a esta gente. Nadie puede creer que vendiendo copitos de azúcar en manifestaciones van a poder alquilar un departamento en recoleta», planteó Iramain.

Más adelante habló de la organización Revolución Federal. «Nos repugna», señaló Demetrio y pidió a la Justicia que avance en «averiguar quiénes están detrás, quiénes los financiaron, y quiénes son sus vinculaciones económicas y políticas», lanzó y reveló que Jonathan Morel, líder de esa organización, recibió dinero de parte de una firma vinculada a Luis Caputo, primo de Nicolás Caputo, el «hermano del alma de Mauricio Macri».

«Un hombre que tiene cuentas offshore y que ha intentado blanquearlas durante el macrismo», aseguró y recordó que días atrás la propia Cristina reveló dentro de su defensa, «todos los diálogos que tenía José López con Nicky Caputo».

«Está claro que lo que buscan ellos es la eliminación de Cristina, en una causa judicial o incluso en esta forma tan dramática, insoportable de pensar siquiera, que es por medio de su muerte», advirtió.

Por último, valoró que la vicepresidenta «se ha constituído como parte querellante», y valoró que esta medida «le va a permitir controlar la prueba, el curso de la investigación, poder proponer medidas de pruebas, poder apelarlas, es parte en el expediente y actúa a la par del fiscal», celebró.

A continuación, tomó el micrófono Magdalena Odarda para hablar sobre el fallo que garantiza el paso al Lago Escondido, una lucha que tiene al magnate amigo de Macri, Joe Lewis, como protagonista.

«Una causa que lleva 17 años de lucha y por suerte hace tres días hemos conseguido una sentencia que obliga al magnate inglés a abrir el camino para que todos los ciudadanos argentinos y las ciudadanas argentinas podamos ingresar en condiciones de seguridad a un lago que estuvo secuestrado desde el año 1996», informó.

Sin embargo, agregó que a pesar de que el fallo ordena a las autoridades de Río Negro a garantizar un camino en los próximos tres meses, «lamentablemente, siempre este gobierno en los últimos diez años ha trabajo en conjunto con los abogados de Lewis y hoy vuelve a apelar esa sentencia para que los argentinos y argentinas sigamos esperando», lamentó Odarda.

Más adelante, pidió un aplauso para la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (FIPCA), que estuvo presente en la Plaza de Mayo, y «fueron atacados en febrero de este año cuando quisieron ingresar al Lago Escondido por la patota armanda de Joe Lewis», junto a organizaciones sindicales y de Derechos Humanos. Además, detalló que su hijo Facundo Odarda es el actual abogado de la causa. «Se crió al lado mio, desde chiquito estuvo y hoy despues de 17 años de pelea está acá tambien».

En el mismo tono, Odarda mencionó el «ejemplo de las Madres», y preguntó: «¿Qué son 17 años de causa judicial cuando las Madres hace tantos años que vienen peleando y recorriendo estas marchas que son históricas y simbólicas para todos nosotros?».

«Ellas nos dan la fuerza y fortaleza para pelear seguir luchando contra estos poderosos. Estamos hablando de la sexta fortuna de Inglaterra, de un señor que se cree dueño de la Argentina, que cree tener sus propias leyes y no acepta siquiera respetar la sentencia de tribunales argentinos», alertó.

Más adelante, reveló que Lewis «construyó un aeropuerto a menos de dos horas de las Islas Malvinas, al lado del mar, en la localidad de Sierra Grande, Río Negro», acusó Odarda. «Ese aeropuerto lo vengo denunciando desde años, porque no está controlado. No sabemos que avión aterriza o despega, que se llevan desde allí», agregó.

En ese sentido, detalló que el aeropuerto de Lewis en la Patagonia «tiene el tamaño de Aeroparque y hoy está sin control del Estado. Tenemos enclaves coloniales ingleses todavía en Argentina a 40 años de la gesta de Malvinas. Por eso me uno a la consigna de FIPCA ‘Las Malvinas son Argentinas y el Lago Escondido también'».

Por último, recordó que durante el gobierno de Cristina se impulsó la La Ley de Tierras que impide la extranjerización de tierras y que años después el macrismo impulsó un DNU para flexibilizarlo. En ese sentido, afirmó que esa medida «se redactó en las oficinas de Joe Lewis aquí en la Ciudad de Buenos Aires. Imaginen el poder que tienen sobre el poder político en nuestro país. Ese es el verdadero poder real».

Para cerrar, como hace más de 45 años habló Hebe de Bonafini, quien comenzó su discurso apuntando contra el presidente Alberto Fernández, que esta semana salió a celebrar los 1000 días de gestión de su gobierno. «No tenemos nada que celebrar», sentenció.

«No hay nada para que festejes Fernández. Yo estaría llorando porque nos mentís todo el tiempo», lanzó y disparó: «¿De qué más pobres te estas ocupando si la gente no tiene para comer, si la leche sale una fortuna, si el arroz parece mierda? ¿Se creen que somos tarados que no nos damos cuenta que la gente no tiene para comer? Que hay que juntar todos los días algo para llevar al barrio, que leche, que fideos», se quejó.

«Cómo es posible que la gente haya perdido el derecho a su trabajo y sólo sabe que tiene que tiene que ir a buscar un poco de comida a algún lugar, que es el único derecho que tenemos», lamentó.

A continuación, habló de la gira del ministro de Economía Sergio Massa por Estados Unidos, que en las últimas semanas mantuvo reuniones con autoridades del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, entre otros. «Quiero saber cómo negocio el litio», exigió Hebe y apuntó contra el gobernador Gerardo Morales, aliado de Macri dentro de Juntos por el Cambio. «Si no negoció con el de Jujuy ¿Con quién negocio Massa para negociar el litio? Mirá como se junta la basura para dejarnos sin nada, y ahora hasta el litio que era una cosa tan buena lo empezaron a vender a los yankees. Lo único que nos faltaba. A ellos no les reclaman nunca nada».

«Despues de que estuvo negociando en EEUU, con la Georgieva, porque se acuestan con cualquiera, sin importarle nada, ahora se va a París. No terminó ahí. Ahora la semana que viene se va a ir al club de París a pedir más plata. Más plata pedimos, más empeñados estamos, y más intereses tenemos que pagar. Todo eso lo pagamos nosotros compañeros, ese es el drama. No lo pagan ellos. Hacen todo esto porque eso lo pagamos nosotros», advirtió.

«Es el pueblo el que paga los aumentos, no lo pagan ellos. El 42%, el 100% como va a ser este año. Con sueldos de miseria. ¡Cómo pueden festejar los 1000 días! ¿Qué informa Massa cuando viene? ¿Quién es para negociar sólo sin que nadie sepa qué negocia?», agregó la presidenta de Madres de Plaza de Mayo.

En el mismo tono, advirtió que «los yankees son como una sanguijuela que te chupan la sangre, y cuando no te pueden sacar más sangre te invaden y eso nos va a pasar si nosotros nos quedamos quietos».

Además, apuntó contra la oposición y criticó: «Nada de que ahora somos todos buenos y que no tenemos que salir a gritar y que mejor que estemos todos contentos y llamemos al enemigo. No. Con las madres no. El enemigo es el enemigo y al enemigo ni agua. No quiero ser buena con el enemigo, con el que me quiere matar a mi y quiso matar a Cristina, y nos quiere matar a un montón de nosotros», alertó.

Cerca del final, reconoció sentirse «muy dolorida y muy enojada porque nos quieren hacer creer que ahora tenemos que ser buenos», y cruzó al diputado Eduardo Valdes por su intención de construir puentes con la oposición. «Si uno lo escucha a Valdés la verdad es repugnante», lanzó y vaticinó que «nosotros no nos tenemos que juntar con ellos».

«¿Qué es esto que los tenemos que ir a buscar? Son los tipos que intentaron matar a Cristina ¿O de donde salió la plata? ¿Caputo puso la plata y tenemos que ir a traerlos para ver si podemos hacer algo juntos?… ni al baño con ellos», sentenció.

«Que no nos hagan creer que tenemos que estar callados. El silencio nunca fue saludable, el silencio no es salud. El silencio es complicidad, por eso los pueblos tenemos las plazas y parques, la voz y la palabra que es nuestra. Para decirles, ‘basta señores no nos vamos a quedar callados vamos a hablar todo lo que tenemos que hablar, vamos a decir todo lo que tenemos que decir y denunciar como hace 45 años todo lo que está mal. Nosotros estamos al lado del pueblo que no tiene, porque somos parte de él, y estamos sufriendo como él», cerró Hebe de Bonafini.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.