Asociación Madres de Plaza de Mayo. Marcha 2299 = 45 años de lucha

Jueves 05-05-2022

En la marcha 2299 de las Madres de Plaza de Mayo participó Lucas Tedesco (Referente Nacional de Unión de Trabajadores de la Tierra) quien contó de la persecución y detención de campesinos por parte del estado de Santiago del Estero, en connivencia con los grandes empresarios, y terratenientes de la provincia. También hablaron en la plaza, Hebe de Bonafini y Demetrio Iramain, 

Hebe de Bonafini: (sobre la persecución a los campesinos en Santiago del Estero) “No seamos hipócritas: reclamamos las Malvinas, pero nos están sacando pedazos de tierra acá a la vuelta.”

 Quisiera saber si al Presidente -que recorre tanto- no le da ganas de ir a Santiago del Estero. Lo convoco, Sr. Presidente, para saber si es verdad lo que dice todos los días, que se ocupa de los que tienen menos, que se ocupa de la gente que está sufriendo. Hasta ahora no lo he visto. Solo de palabra, se acostumbró a mentir como Macri, y se cree que le sale bien, pero a usted no le queda bien la mentira. Nadie le cree. ¿Por qué no va a Santiago del Estero, Sr. Presidente? Tome un avión y vea qué pasa. Escuche a la gente, póngale el oído, y el cuerpo. Quédese en la ruta, a ver si lo reprimen a usted. Sería muy bueno que pase eso. ¿Quién decide reprimir a los que están defendiendo un cacho de tierra para que no la agarren los otros? Los compañeros campesinos están defendiendo la tierra contra los extranjeros. Entonces, de qué estamos hablando cuando reclamamos por las Malvinas, pero nos están sacando pedazos de tierra, acá a la vuelta. No seamos tan hipócritas. Ay, las Malvinas tenemos que recuperarlas y estamos regalando la tierra de a pedazos a estos hijos de puta, alemanes o lo que sean. Qué no mientan más con las Malvinas son nuestras. Amo a los compañeros que dieron la vida en esa infame guerra, pero resulta que tenemos otra guerra que, de a pedacitos, se están llevando todo. A mí que no me vengan a decir, entonces, que las Malvinas son argentinas, porque Santiago del Estero también es argentino, sin embargo, el presidente hace silencio ante un montón de alemanes que se quedan con la tierra que es de los compañeros. ¿Eso no es en contra de nuestra Constitución, de nuestras leyes?  ¿Para qué queremos tantas leyes si después no las cumplimos? Tengo mucha bronca con lo que pasa, estamos conformando una juventud llena de mentiras, Estamos diciendo todo el tiempo ‘las Malvinas son argentinas, las tenemos que recuperar por la vía de la paz’ y por la vía de la paz, pero con un montón de palos, con gente internada, malherida, la policía nuestra caga a palos a los campesinos para que les dejen a los extranjeros la tierra. No me mienta más, Sr. Presidente, no le creemos más.

Lucas Tedesco: “Las y los campesinos organizados estamos defendiendo nuestra fuente de trabajo, nuestra tierra, y la soberanía del país”.   

En Santiago del Estero las comunidades campesinas, de pueblos originarios, en los últimos años, se vieron gravemente afectadas por el avance del agronegocio. Este modelo agroindustrial, contaminante, asesino, se queda con la tierra de quienes trabajamos, se queda con la tierra de quienes viven hace más de 200 años en el lugar. No hay un estado, no hay justicia. Los gobiernos vienen promoviendo este modelo de saqueo, en cambio, las organizaciones que luchamos venimos diciendo que este modelo es de muerte, y que nos lleva a esta situación; a un país dependiente, con una economía extranjerizada. Nuestros compañeros de la comunidad Tonokoté de Punitayojen Santiago del Estero, departamento de Figueroa, decidieron defender las tierras frente al empresariado y los terratenientes. Ellos día a día nos matan los animales, nos destruyen las casas, los aljibes del agua. Un empresariado que tiene connivencia con el Poder Judicial, porque el Poder Judicial jamás viene a constatar quiénes viven en la tierra, pero sí les da la tierra a los terratenientes que ni siquiera son argentinos. Son multinacionales que vienen de otros países. Por ejemplo, la comunidad de San Roque fue comprada íntegramente por una empresa alemana. Compró 31 mil hectáreas con la comunidad adentro.  Ante esta situación nosotros decidimos salir a marchar desde nuestra sede, donde más de 3 mil familias integran la UTT (entre pueblos originarios, campesinos, y campesinas) y cortamos la ruta 5. Durante el corte dejamos pasar a los trabajadores, a los estudiantes, a las maestras, y las ambulancias, pero a las camionetas del agronegocio; no.  Les dijimos que teníamos un compañero preso, Felipe Suárez, cuatro compañeros, y compañeras escondidas en el monte. Tienen pedido de captura por la justicia de Santiago del Estero. Por la injusticia de quienes hoy deberían acompañar al pueblo, y darles respuestas dignas. Nosotros tratamos de hacer visible nuestra situación a través del corte de ruta, y la infantería apenas llegó al corte, tiró gas pimienta, balas, reprimió. Tenemos varios compañeros, y compañeras hospitalizadas, y esta situación está pasando en un país que, entendemos todos, es democrático. Entendemos todos que la justicia debería darnos una respuesta y lo que vemos últimamente es esta situación de violencia. En Chaco, hace dos meses, otro compañero fue detenido; Ezequiel Orquera. Lo de Andalgalá, el otro día, tiene que ver con las empresas mineras, la persecución a los campesinos y campesinas tiene que ver con un proceso de des-campenización de nuestro país para que las tierras queden en manos de estas empresas multinacionales. Hoy en la Argentina tenemos que decir que solo un 8 % de la población es rural, el 50 % de la tierra cultivable de nuestro país está en manos de 1200 familias. Y quienes producimos los alimentos somos el 70% pequeños productores que alquilamos la tierra. Vamos hacia un país con una economía extranjerizada, ya lo somos. Tenemos una estafa contraída por el gobierno anterior, y este gobierno se hace cargo de esa estafa. Paga con las divisas que genera el agronegocio, y en esa sintonía vemos que no para de crecer el agronegocio en la Argentina, y tampoco paran de crecer las situaciones de violencia. Hace dos años nos mataron a un compañero en Tucumán, el Cheta González. Estas situaciones no paran de repetirse y las organizaciones creemos que  nuestro deber -más allá de los gobiernos- es estar en la calle luchando. Nosotros estamos defendiendo  nuestra fuente de trabajo, estamos defendiendo la tierra, estamos defendiendo la soberanía. Si el gobierno no da respuestas, si el gobierno no se hace cargo de las situaciones injustas de nuestro país, estamos las organizaciones que vamos a salir a la calle y vamos a marcar lo que hay que marcar.  Gracias a las Madres, ustedes son parte de nuestro horizonte y de nuestra lucha.   

Demetrio Iramain:  “Esperamos que los proyectos de modificación del número de integrantes de la CSJ avancen, y licuen los privilegios de casta de los actuales miembros”

Días atrás comenzó a tratarse en el Senado de la Nación, uno de los varios proyectos que hay, es el que ha recogido mayor cantidad de voluntades, por supuesto entre los bloques Unidad Ciudadana, y Nacional y Popular, tendiente a modificar la composición de la Corte Suprema de Justicia para que se licue el poder de esos 4 miserables que la componen. Los proyectos de ley, todos, proponen aumentar el número de integrantes de la Corte -entre 15 miembros y 19-. El que está tratándose en el Senado ya empezó a discutirse en las comisiones, y recomienda que haya 16 jueces en la CSJ, que esos jueces representen a diferentes jurisdicciones del país. La idea es dividir al país en 5 zonas geográficas; la Capital Federal, la provincia de Buenos Aires, las provincias del norte, centro y sur del país. Ese es el proyecto. Actualmente, la Corte tiene 5 integrantes, pero funciona con 4 porque la jueza Highton de Nolasco se jubiló, entonces quedaron 4. Si hubiera 16, como proponen estos proyectos, estaría muy bien porque se licuaría el poder de estos jueces que se creen dueños del país. Jueces vitalicios que no votó nadie. El presidente y el vicepresidente de la CSJ fueron ilegítimos de origen porque fueron nombrados por Macri por decreto, y ellos estuvieron muy de acuerdo en ingresar al Tribunal, sabiendo que la Constitución establece otro mecanismo, totalmente distinto, que es el acuerdo del Senado. Finalmente, Macri tuvo que ir para atrás, y debieron respetar el mecanismo establecido, pero lo cierto es que ellos mostraron la hilacha. Están de acuerdo en vulnerar, todas las veces que sea necesaria, la Constitución para defender sus cargos, y sus intereses; que son los de los grupos empresariales, especialmente los del grupo Clarín. No nos olvidemos, Rosenkrantz fue abogado del grupo Clarín. Y la empresa es la gran promotora de su nombramiento. Esperamos que avancen estos proyectos,  y esperamos sea el puntapié inicial para que una nueva composición licue todos los privilegios de casta que tienen, especialmente el manejo de la guita. La Corte no sería nada, si no manejara ese presupuesto anticonstitucional, ilegal, recontra millonario. La plata la tienen en plazos fijos bancarios mientras el pueblo tiene hambre, mientras está desocupado, mientras estamos condenados a pagar una deuda ilegítima e inmoral, la Corte Suprema tiene la mitad de su presupuesto ahorrado en dólares, y tiene elementos suficientes para provocar una corrida bancaria si lo quisiera. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.