En un jueves lluvioso, las Madres de Plaza de Mayo marcharon junto a Eugenio Raúl Zaffaroni, ex ministro de la Corte Suprema de Justicia, y a Demetrio Iramain, integrante del Frente de Trabajadores Judiciales Nacional y Popular.

“El pueblo está arrastrando un carro muy pesado, pero tenemos que seguir multiplicándonos para que no vuelvan los enemigos” –dijo la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo haciendo un análisis de la actual situación política de nuestro país.  Alertó sobre los deseos presidenciales del actual Jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, que busca aliados para su objetivo en ámbitos internacionales. “Se reunió con el mismo que le dio la plata a Macri, ¡Dios nos libre y nos guarde! Yo le he pedido al Papa Francisco -he hablado con él en estos días- para que esta gente no vuelva, que rece todo lo que pueda.”  A la vez instó a luchar, a no callarse, a no conformarse. En ese sentido, Hebe de Bonafini expresó: “Estoy pensando en los que el agua les cae a montones, todos nosotros debemos pedirles perdón. Perdón por no haber sabido hacer otra cosa, porque todos nosotros tuvimos trabajo, estamos en una situación diferente. Parece que el único derecho que tiene el pobre es comer un plato de sopa y una bolsa de comida”. A continuación se preguntó: “¿Y el derecho al trabajo? ¿Y el derecho a vivir bien? ¿Cómo es posible que en un país tan rico con tanta gente que trabaja no se haya podido hacer otra cosa? Yo les pido perdón a todos: a las madres, a los chicos, a los jóvenes”.   

Pidió a los militantes políticos que no se hagan grupitos, ni se generen divisiones porque esos actos hacen un daño enorme “a los que no tienen, a los que no comen, a los que no ríen, a los que no tienen ningún derecho, porque no saben que los tienen, que les corresponden. Es tristísimo. ¡Basta de limosnas porque hay

demasiado trigo, demasiadas vacas, demasiado hijo de puta que tiene mucha plata y que no la quiere compartir”.

Las Madres de Plaza de Mayo están embarcadas en acciones concretas para el próximo 17 de octubre. Hebe de Bonafini anticipó: “Estamos trabajando mucho para ese día, y los que siguen, vamos a manifestarnos junto a muchísimos sindicatos para pedir por el no pago de la deuda externa. Nosotros no la generamos, a nosotros no nos quedo un mango. No tengamos miedo de decirlo.”

En otro pasaje de su discurso, la presidenta de la Asociación definió a la Corte Suprema de Justicia “como un grupo de lobos feroces que le comieron a la justicia las entrañas, y la dejaron así, sin ella”. Además, señaló que la Corte es una basura, que no sirve para nada. Al contrario –dijo- “sirve para denigrarnos para mostrarnos que ellos pueden”. En ese sentido, afirmó: “No llegó la justicia para nuestros hijos, tampoco llegó para muchos de los presos políticos. Y si llega; llega mal, llega sucia”.

Eugenio Zaffaroni: “Es en la lucha por los derechos en que se modifica el derecho, y las Madres lo han demostrado”

El ex ministro de la Corte recordó que Marx dijo que ‘el derecho era un instrumento de las clases dominantes’. “Algunos creímos y creemos que puede ser algo diferente que el instrumento de las clases dominantes”. Luego, Zaffaroni explicó que después de muchos años de crímenes, genocidios, y de millones de muertos el Derecho Internacional se hizo cargo de una tutela universal, sin embargo consideró que “la tenemos vigente, pero con poca eficacia”. Además dijo: “Si el derecho es retórica, si el derecho es discurso, si es un compendio de los defectos de las justicias de otros países, pero de ninguna virtud el resultado es el lawfare, el resultado es una cantidad de compañeros y compañeras presos por procesos inventados”. El ex juez se mostró indignado ante el silencio de sus colegas, de muchos juristas, profesores de derecho y académicos que no se expresan sobre la situación judicial de nuestro país. Se preguntó: “¿Qué conciencia jurídica tenemos?”, y reflexionó: “Podemos llegar a creer -también hoy- que el derecho es el instrumento de los poderosos, y eso es sumamente peligroso, porque el día en que los pueblos no crean en el derecho como instrumento de lucha, lo tiran. Lo tiran como se tira un cuchillo sin mango, sin filo, como se tira una herramienta que no sirve. Ahí lo lamentable es que lo que viene es la violencia, cuando se tira el derecho se viene la violencia. En la violencia perdemos todos sobre todo los más débiles”.

Para concluir con su intervención, Eugenio Zaffaroni reconoció: “Estoy emocionado porque estas mujeres, estas Madres son las que mostraron que el derecho sirve para algo más que para el instrumento de los poderosos. Son ellas las que nos devuelven la fe y la confianza en el derecho.”

Demetrio Iramain: “El mal manejo que hace la Corte Suprema de su presupuesto afecta al pueblo, al servicio de Justicia”:

El dirigente sindical señaló que mientras las Madres marchaban el jueves de la semana pasada, los integrantes de la Corte Suprema de Justicia, en un encuentro vía zoom, elegían sus autoridades. Mañana entrarán en funciones Horacio Rosatti como nuevo presidente del tribunal, y su vice Carlos Rosenkrantz. Recordó que “los dos apoyaron el beneficio del 2 x 1 para los genocidas, y tienen relaciones con el macrismo y con el poder económico”. Demetrio Iramain dijo, además, que durante esta semana se realizó un allanamiento a la Obra Social del Poder Judicial de la Nación por irregularidades. Y que el máximo tribunal -que también tiene injerencia en la obra social- designó a Daniel Marchi como administrador. Este funcionario es cuestionado por el manejo del presupuesto de la Corte. Explicó que “la entidad no ejecuta las partidas que se le asignan, no las devuelve al Tesoro y se las va quedando para formar un fondo anticíclico. Estos recursos son del pueblo y su mala ejecución afecta al servicio de justicia”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.