Hebe a la Corte: “Desde que los llamó Clarín usan pañales” – Asociación Madres de Plaza de Mayo

Lo dijo durante la transmisión de la marcha de los jueves número 2216, que nuevamente se realizó en forma virtual, a través de las redes sociales. Se refirió así al fallo de la Corte, que aceptó el per saltum de los jueces trasladados por el macrismo sin acuerdo del Senado. Sentido recuerdo del humorista Quino. Junto a Hebe participaron el juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Eugenio Raúl Zaffaroni, y el periodista Demetrio Iramain.

La titular de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, se refirió al fallo de la Corte Suprema de Justicia comunicado el día martes y afirmó: “Desde que los llamó Clarín empezaron a usar pañales, y seguirán usando pañales, porque no tienen vergüenza, no les importa nada y siguen a un solo patrón, que es el que les paga y al que le permiten hacer todo, y que hace que después tengan que usar pañales”.

Las declaraciones las formuló en la tarde del jueves 1º de octubre, durante la marcha 2216 de las Madres de Plaza de Mayo. Como ocurre desde el mes de marzo, la movilización se desarrolló virtualmente, a través de las redes sociales, debido al aislamiento social obligatorio por la pandemia de coronavirus, que no permite hacerla en Plaza de Mayo. Además de Hebe de Bonafini, hablaron el juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Eugenio Raúl Zaffaroni, y el poeta y periodista, Demetrio Iramain.

La presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo cuestionó el fallo de la Corte Suprema, que aceptó el recurso de per saltum interpuesto por los jueces Bruglia y Bertuzzi, en rechazo a la medida del Senado de la Nación. “No son jueces, no sé quién les dijo que lo eran. Se recibieron de abogados y de chirimbola se instalaron en la Corte, pero desde que los llamó Clarín empezaron a usar pañales”, amplió. En tal sentido, reconoció al juez porteño Andrés Gallardo, “que nosotras conocemos mucho y ayer dijo muchas cosas sobre los jueces”.

Además, celebró el tono de Alberto Fernández en sus últimas intervenciones públicas. “Queda mejor enojado, presidente. Antes se parecía mucho a los evangelistas. Pero enojado sentimos que estás bien de este lado y nos defiende. Si hay alguien que sabe quién bien es el enemigo, somos las Madres. Por decir lo que decimos somos las únicas que estamos en el juicio por la estafa que sufrimos. El juez Martínez de Giorgi tiene muchas causas que le queman. Pero está demasiado sucio para pasarse de este lado”, razonó.

“Ellos mienten y el único líder que tienen es el dólar. De todo lo que hicieron ellos le echan la culpa a usted. Ahora inventaron que la gente se va del país a Uruguay. Pero es la misma gente que ya tiene casa en Punta del Este. Dijeron que la Coca Cola se iba. Era mentira. No sólo no se van sino que en sólo 23 minutos dijeron cuánto van a invertir. Lo mismo con Walmart. Pero mientras nadie los desmienta, ellos siguen mintiendo, que es la teoría de los nazis. Y da resultado mentir, porque hay gente a la que le gusta que le mientan”, precisó Hebe.

En relación a la toma de tierras en un predio del municipio de Guernica, en el sur del gran Buenos Aires, destacó la labor del gobernador Axel Kicillof y su ministro de Desarrollo Social, Andrés Larroque. “Tienen un plan y han conseguido que hasta el 14 de octubre no se produzca el desalojo. Respeto, paciencia y fortaleza. Tienen tiempo para seguir negociando pero con los que realmente no tienen casa”, dijo.

Sobre el desarrollo del conflicto, se mostró sumamente crítica de los dirigentes de partidos trotskistas, que obstaculizan cualquier solución. “Cada vez que hay un problema los trotskistas están contra los peronistas. Dicen que son trostkistas pero yo leí la vida de Trotsky y no tiene nada que ver con ellos. La gente de la toma la está pasando muy mal, pero no los que los dirigen. Por eso no les gustó el censo, eso los alteró, poque ahí se descubre quién realmente no tiene casa”, agregó Hebe. 

Por último, insistió en un planteo de las Madres formulado hace varios años: “Las Madres decimos que hay que luchar contra la riqueza, no contra la pobreza. Porque si no siempre va a haber más pobres. A los pobres ya bastante nos pegan. No hay que pegarles a los ricos, sino denunciarlos, decir todo lo que tienen. Los ricos nunca quieren dar, siempre creen que les querés sacar. No se sabe para qué junta la plata si igual se van a morir como todos.

Quino

Asimismo Hebe dedicó un sentido homenaje al humorista Joaquín Lavado, que murió el miércoles. “Tuve la suerte de conocerlo porque era muy amigo de Chicha Mariani. En su paso de una vida a otra, Quino sí que pasó a la eternidad, porque va a ser eterno en sus personajes, con su humildad, y porque nos hizo reír durante tantos años y nos enseñó a mirarnos a nosotros mismos”, afirmó. 

En otro tramo, convocó a “escuchar todas las mañanas los editoriales de Mario Giorgi en Radio Nacional” porque “son imperdibles y hay que hacer un libro con ellos, te dice las cosas con una elegancia y una sabiduría que no se te olvidan”.

Zaffaroni: “Las Madres son un eslabón importantísimo en la historia de la resistencia”

Antes de Hebe intervino el juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Eugenio Raúl Zaffaroni. El jurista celebró el hecho de “acompañarlas a las Madres” y a través de ellas hacerlo también con “nuestra historia de resistencia, que tiene demasiadas sombras y demasiadas crueldades”.

Para Zaffaroni, acompañar a las Madres “es estar acompañando la dignidad que siempre ha acompañado la resistencia, una dignidad muy traicionada”.

El juez supranacional trazó un recorrido histórico que comenzó en Manuel Belgrano, alrededor de cuya estatua emplazada en la Plaza de Mayo las Madres comenzaron a marchar en 1977, y señaló: “Pobre Belgrano… abandonado por todos”, para concluir en la formas de traición que cometió la Justicia.

“Hablamos mucho de nuestras instituciones, hablamos de nuestra Corte Suprema, pero cuándo se origina, quién la nombra. Mire la nombra. Y a quiénes nombra, entre ellos al instigador del fusilamiento de Manuel Dorrego”, hecho que coincidió “con aquella abdicación vergonzosa de la vocación continental para sumarnos al genocidio del pueblo paraguayo. La dignidad la salvó Alberdi, claro. Pobre Alberdi, que también murió abandonado, en el exilio, en París”, recordó.  

Zaffaroni afirmó que aquéllos eran “los tiempos en que no había que ahorrar sangre de gaucho, y se asesinaba a nuestros caudillos mientras estaban comiendo con sus familias y después se ponía la cabeza en una pica por orden de ‘la civilización’. Contra todo eso hubo resistencia y lucha de nuestro pueblo”.

Para finalizar, destacó en esa historia de lucha “un eslabón importantísimo, que es el de las Madres. Gracias por permitirme acompañarlas en la dignidad, en esta vuelta a la Plaza de Mayo. Belgrano nos mira. La pirámide también”.

Al comienzo, el periodista y trabajador judicial, Demetrio Iramain, también se había expresado sobre el máximo tribunal y trazó una valoración política, no jurídica, sobre la habilitación del recurso de per saltum. “La Corte pisoteó la constitución. Pisoteó la democracia. Y si bien no definió aun sobre la cuestión de fondo, puso entre signos de interrogación una decisión soberana del Senado de la Nación. Y eso ya es suficientemente grave”, señaló.

Iramain, que es el secretario adjunto del sindicato de trabajadores judiciales SITRAJU, reclamó no “permitir que la Corte Suprema se arrogue para sí facultades que son propias del Senado. La Corte no nombra jueces y el Poder Judicial no gobierna”. Además reivindicó “el orgullo de haber participado del juicio ético y político que las Madres le hicieron esta Corte Suprema en diciembre de 2018, cuando el lawfare aún estaba en su apogeo y Macri virreinaba el país” y advirtió que “lo volveremos a hacer si fuera necesario, no sólo en el auditorio de la Casa de las Madres, como aquella vez, sino en las  calles, en las plazas, a los pies de las máquinas en las fábricas y en los barrios”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.