8 de diciembre 1977 – Secuestro de Esther de Careaga y Mary de Bianco.
Ni la virgen nos salvó, porque es el día de la virgen y un asesino infiltrado marco a lxs jóvenes, a las monjas y a nuestras queridas Madres, Esther Ballestrino de Careaga y Mary Ponce de Bianco que, junto a dos monjas francesas y a otrxs compañerxs, fueron secuestradxs, violadxs y tiradxs vivxs al rio.
Ni dios, ni la virgen, ni el pueblo vieron nada y decían: “El silencio es salud”.
Para gran parte del Pueblo los crímenes no existieron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.