Las Madres de Plaza de Mayo recordaron la primera asamblea que realizaron, 44 años atrás, en la Parada El Palenque del Parque Pereyra Iraola, en el kilómetro 38 del Camino General Belgrano.

Hace 44 años decidieron reunirse, en secreto, con la excusa de que estaban despidiendo a la mayor de todas, que se jubilaba. Con ese pretexto, 60 Madres de La Plata y Capital Federal desafiaron a la dictadura militar y lograron reunirse, ante la necesidad de generar una organización más fuerte ante la dramática situación que atravesaban con la desaparición de sus hijos.

La idea de la asamblea había sido propuesta por Azucena Villaflor de De Vicenti, que observaba las dificultades que tenían las Madres para debatir cada jueves en la Plaza, adónde eran perseguidas por los efectivos policiales. Tres meses después, Azucena, junto a Mary Ponce de Bianco y Esther Ballestrino de Careaga, serían secuestradas y desaparecidas por la Marina, luego de la infiltración de Alfredo Astiz en el grupo de Madres.

En el aniversario 40 de esa asamblea las Madres realizaron una actividad recordando esa asamblea tan significativa, en una propia asamblea, con libro de actas incluido, con el propósito de traspasar su legado de lucha. Así, invitaron a firmar a todos los presentes, quienes estamparon su compromiso con la lucha del pañuelo blanco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.