TRAS 28 HORAS DE MOVILIZACIÓN ININTERRUMPIDA LA MARCHA DE LA RESISTENCIA TERMINÓ CON CUATRO DISCURSOS ANTE UNA MULTITUD

marcha2

marcha1

Luego de 28 horas y media de movilización ininterrumpida, concluyó, este viernes 9 a las 19 horas, la Marcha de la Resistencia convocada por la Asociación Madres de Plaza de Mayo y un conjunto de organizaciones políticas, sociales y culturales bajo la consigna “Solidaridad y lucha o hambre y represión. Cristina conducción”.

Como cierre de la histórica jornada se realizaron cuatro discursos frente a una plaza colmada. Hicieron uso de la palabra el diputado nacional Adrián Grana (Nuevo Encuentro); el dirigente gremial Eduardo López (Secretario General de la Unión de Trabajadores del Estado y de CTA Ciudad); el diputado nacional Andrés “Cuervo” Larroque (Secretario General de La Cámpora) y Hebe de Bonafini, presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo.

Antes de los discursos sobre el escenario –de espaldas a la Casa Rosada– los participantes habían logrado el objetivo de sostener la movilización durante dos días seguidos, en una jornada histórica.

La Cámpora, Nuevo Encuentro, La Néstor Kirchner Cristina Conducción, el Frente Transversal, Kolina, el Movimiento Alfonsinista, la CTA, de los Trabadores, Peronismo Militante, entre otras, fueron las organizaciones convocantes a la actividad, junto a las Madres, que parieron esta herramienta de lucha en 1981, en plena dictadura militar.

Desde ayer, cada hora de movilización fue celebrada con aplausos, a la vez que cada una de las vueltas alrededor de la Plaza fue realizada con cantos alusivos al eje de la convocatoria. A lo largo de ambas jornadas se hicieron presente, además, diversos dirigentes: Máximo Kirchner, Andrés Larroque, “Wado” de Pedro, Mayra Mendoza, Adrián Grana, Edgardo Depetri, Carlos Castagneto; Juan Cabandié, Alejandro López, Roberto Baradel, Eduardo López, Carlos López, Florencia Saintout, Lauro Grande, Miguel Funes, entre otros y otras.

Ya en relación a los discursos, el diputado Adrián Grana comenzó celebrando el encuentro. “Estaría bueno que, también, hagamos una reflexión de por qué estamos volviendo a hacer la Marcha de la Resistencia”, arrancó. “Hoy, nuevamente, las Madres están dando el ejemplo de lo que hay que hacer. Nunca bajaron los brazos. Nos enseñaron que la única lucha que se pierde es la que se abandona y es el ejemplo que tenemos que tomar para organizarnos para volver”, continuó. “No bajar los brazos es muy importante en este momento. Hay que construir la unidad del pueblo que tiene que ver con quien defiende los derechos de los trabajadores”, completó. “Tenemos que militar en todos lados para organizar al pueblo que resiste a esta derecha voraz”, finalizó.

Seguidamente, Eduardo López habló en representación de todos los trabajadores: “Hace doce años estábamos aquí agradeciéndole a Cristina doce años y medio de logros y avances para el pueblo y los trabajadores. En un año cerramos empresas y echaron a los trabajadores”, fueron sus primeras palabras. “Para revertir este plano inclinado que empezó hace un año hay que volver a un proyecto nacional, popular, democrático, latinoamericano, con Cristina conducción”, añadió. “Desde el pueblo movilizado tenemos que volver para construir la emancipación. Esta plaza histórica nos juramente eso”, concluyó.

Por su parte, la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, destacó la felicidad que recorría su cuerpo: “No se imaginan lo que significa para nosotras ver esta Plaza llena de alegría, de cantos, durante 27 o 28 horas. Cuando preguntan si estamos cansadas, decimos quién se cansa de vivir. Esto se vive, se siente en alma y en el corazón”, afirmó. “Esta convocatoria la hicimos más de veinte organizaciones que trabajamos juntas, no es una marcha de las Madres”, agregó.

En otro tramo, ponderó la organización de la juventud, al considerar que están “súper” organizados. “Necesitan mejores dirigentes, que sean solidarios y leales”, expresó entre aplausos. “A mí me gusta hablar del futuro. El futuro es mañana, cuando nos levantemos. Hablemos de la palabra revolución, que es una palabra hermosísima. La revolución es transformación. La revolución se hace cada mañana cuando uno se levanta y abre los ojos y piensa qué va a hacer por el otro que no tiene”, aseguró.

“Doce años de felicidad y no nos preparamos, no pensamos que podía pasar esto que pasó. Pero las Madres nos dimos cuenta quién era Macri, enseguida dijimos que era el enemigo, nos tildaron de antidemocráticas, pero el 9 diciembre del año pasado tomamos la Plaza para que Macri ni la pisara”, recordó Hebe.

“¿Tenemos que pensar qué carajo vamos a hacer para apoyar lo que queremos apoyar? Las Madres estamos orgullosas de no ser más un organismo de Derechos Humanos, porque se ha banalizado mucho la lucha de los Derechos Humanos, somos una organización política, con partido, porque somos kirchneristas y de Cristina”, expresó.

Por último, sostuvo que el Gobierno “tendrá muchos dólares, muchas vacas, muchas empresas, pero nunca tendrán una plaza llena. Macri lo hizo. Todo lo que hizo, lo hizo contra el pueblo. Él sabe qué hacer con el pueblo, el pueblo también va a saber qué hacer con él: no va a poder ir a ningún lado, le vamos a decir que es un hijo de mil puta” en cualquier lugar”.

El cierre fue para sus hijos: “Esta Plaza es de nuestros hijos, a ellos le dedicamos la Plaza de hoy, a los más de 30.000. ¡Vivan nuestros hijos amados! ¡Viva la patria!”, finalizó.

Por último, el diputado nacional y secretario general de La Cámpora, Andrés “Cuervo” Larrque, tuvo el cierre del acto. Conmovido por el público presente y cansado por haber marchado ininterrumpidamente, Larroque comenzó agradeciendo a las Madres el gesto de cerrar la Marcha de la Resistencia, a la que calificó como una “jornada memorable”.

“Nadie puede analizar la mística y la épica de este pueblo para defender sus derechos”, postuló. “Jamás van a comprender qué es lo que se vive a lo largo de más de 24 horas marchando, compartiendo, reflexionando. Reivindicamos la Marcha de las Resistencia: conceptualmente y en su forma y método y en la su práctica política”, analizó. “Los principios son sagrados. Desde ese lugar entendimos la práctica y la acción siendo gobierno, y ahora siendo oposición”, añadió.

En otro tramo, Larroque sostuvo: “Nos votaron para defender el programa electoral del Frente para la Victoria. A eso nos dedicamos. No titubeamos frente al apriete. Hace un año el pueblo desbordó el pueblo y lo subestimaron. Ahí está nuestro poder: la conciencia popular. Nosotros elegimos vivir con dignidad, libertad y patriotismo”, añadió. “Este gobierno oligárquico debe ser simplemente un paréntesis entre dos gobiernos populares, el de Néstor y Cristina, y el que va a comenzar en 2019″, finalizó entre los aplausos de la multitud.