Este jueves 23 de julio, la Marcha Nº 2206 de las Madres de Plaza de Mayo, se dio una vez más a través de las redes, debido a la cuarentena extendida. En esta oportunidad, las palabras de la presidenta de la organización, Hebe de Bonafini, contaron con la introducción de Demetrio Iramain y Alicia Castro.

Demetrio Iramain se refirió al proyecto legislativo de Reforma Judicial que preparó el Poder Ejecutivo y estará ingresando los próximos días al Congreso Nacional. “Estamos expectantes. Sabemos que es necesaria e imprescindible esa reforma. El gobierno de Alberto Fernández ganó las elecciones y llegó a la Casa Rosada, entre otras cosas prometiendo oxigenar el Poder Judicial. Creemos que la reforma debe alcanzar a la Corte Suprema, porque ha sido el principal garante del estado calamitoso en el que se encuentra la Justicia”, remarcó.

“Instamos también a que se pueda avanzar con el nombramiento de un Procurador definitivo, con el acuerdo del Senado, que lleve adelante una política criminal que no sea la del lawfare, que es lo que ha signado al sistema judicial en los últimos años. Un lawfare que se ha dedicado a perseguir opositores políticos para garantizar condiciones que permitieran imponer un ajuste, destruir la economía y entregarla a los capitales internacionales, como ha hecho el macrismo en los últimos años”.

“Estamos atentos, expectantes, esperanzados, pero también muy celosos de controlar hasta dónde llega esa reforma judicial que está entregando en estos días el Gobierno nacional al Congreso para su trámite legislativo”, concluyó.

Alicia Castro, exdiputada nacional y exembajadora de los gobiernos de Néstor y de Cristina ante la República Bolivariana de Venezuela y ante el Reino Unido, expresó:

“Como sabemos bien, la dictadura cívico militar fue un plan sistemático para eliminar a los dirigentes sociales, estudiantiles, gremiales y políticos que estaban resistiendo el plan económico de la dictadura, el plan de desindustrialización, de endeudamiento externo, el plan de dependencia”.

“En palabras de Rodolfo Walsh, aun más cruel que los daños sobre los cuerpos, que fueron terribles, fue la planificación de la miseria. Y es contra esa miseria planificada a lo largo y ancho de toda América Latina que las Madres hoy siguen resistiendo, y nosotros junto a ellas”, afirmó.

“Las Madres fueron, son y serán un faro que nos ilumine. Por eso las Madres son siempre una palabra autorizada para marcar el camino. La palabra que no calla, la palabra que no se rinde, la palabra incesante. Nos toca a nosotros, todos y todas, escucharlas”.

A su vez, Alicia Castro manifestó: “Estamos preocupados porque hace pocos días Hebe sufrió amenazas en su casa, pero quien crea que puede amedrentar a Hebe de Bonafini, que resistió, que combatió, que enfrentó a Videla, se equivoca. De cualquier modo, queridas y admiradas Madres, querida y admirada Hebe, todo el pueblo argentino será tu escudo, todo el pueblo argentino será tu coraza”, concluyó.

Hebe de Bonafini, una vez más desde su casa, comenzó contando su preocupación por los dichos del ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires respecto al caso de homicidio en Quilmes:

“Estoy preocupada porque parece que Berni y Patricia Bullrich tienen el mismo pensamiento con el tema de este hombre, que es un señor que le dicen ‘el jubilado’, porque los jubilados ‘damos lástima siempre’, el ‘pobre hombre’. La cuestión es que al pibe lo mató cuando estaba en el piso, lo remató, lo pateó. Me pregunto si Berni piensa igual que Bullrich, porque los escuché hablar y parece que piensan lo mismo”.

Hebe remarcó que “si hay alguien que no quiso nunca la pena de muerte -y no es que me vinieron a robar: me destruyeron la vida, o nos destruyeron a las Madres la vida, llevándonos lo más importante que una tiene, que son los hijos- somos las Madres. Nunca se nos ocurrió matar a nadie ni pedir la pena de muerte. Cuando muchos decían ‘paredón’, decíamos ‘no, cien años de prisión’. Para eso tienen que estar los jueces, para juzgar y condenar”, afirmó.

“Pero eso de que estemos justificando que te maten en el piso, y después digamos ‘el jubilado’ para que dé lástima a mí me preocupa. Ojalá que Berni me escuche y me conteste”.

A su vez, se refirió a las amenazas sufridas los últimos días en su casa: “Quiero agradecer a toda la gente que me llamó y que llamó a las Madres. Al señor presidente que tomó en sus manos el caso, a todos los que nos dieron una mano muy grande para esto, que hay que investigarlo y llevarlo a fondo.

Por otra parte, dedicó una larga reflexión cuestionando el posicionamiento de algunos sectores de la Izquierda frente al gobierno nacional: “Me da mucha tristeza que la Izquierda está haciendo lo mismo que la Derecha: salir a la calle. Unos salen a pegarnos a nosotros, y los otros salen a pegarle al gobierno, que es como pegarnos a nosotros, que votamos al gobierno. Yo entiendo todo lo que dicen, pero cuando se piden tantas cosas juntas, quiere decir que no tienen claro por qué están en la calle. Pónganse de acuerdo, compañero, para ver por qué están en la calle. Porque ustedes están haciendo lo mismo que la Derecha: están apostando a que fracase el plan contra la pandemia, este bicho que está matando miles de personas, para después decir ‘el gobierno fracasó’”, sostuvo.

Señaló que “la Izquierda nunca gana. Bueno, resígnense compañeros. Si estar todo el tiempo en la calle como están ustedes no les da votos para llegar ni siquiera a veces a un solo diputado, quiere decir que las cosas que hacen no están bien. Dense cuenta, por favor. No sean tan necios. Están apoyando a la Derecha, que es la que los somete, que es la que los deja sin comer, que es la que los deja sin trabajo, que es la que los trata como perros. A esa Derecha tienen que combatir, no a este gobierno. Y si quieren pelear contra este gobierno, díganselo en la cara”.

“Estoy enojada, estoy mal. Porque la derecha son fachos, ya sabemos quiénes son, sabemos cómo nos tratan, sabemos cómo nos pegan, sabemos cómo se llevaron el país, pero los compañeros que están en la calle hoy no. Porque los que están en la calle, los que ponen el cuero, los que hacen el montón de gente son los más pobres”, remarcó.

“Leo cosas y veo cosas y digo ‘cómo puede ser que nos esté pasando esto’. El gobierno está haciendo más de lo que puede. Yo sé que no llega a todo lo que se necesita, ni va a llegar, porque la pandemia nos ha cortado en pedacitos. Y esta Izquierda que saca la gente a la calle es tan resentida como la Derecha. No le importan los pobres. Mentira. Porque si le importaran los pobres no los tendría hoy, lloviendo, en la calle. Sé que me van a pegar, me van a decir de todo. No me importa. Sé lo que estoy diciendo. No me lo puedo callar, alguien lo tiene que decir”.

“Y no le estoy hablando a la Izquierda que está en la casa, porque hay muchos compañeros de izquierda que razonan. Pero hay una Izquierda irracional como la Derecha. Y está exponiendo un plan fantástico que preparó el gobierno solamente para hacerse ver”.

“Siempre las Madres vamos al límite. Y decimos cosas que no dice nadie. Pero saben qué pasa: nos arriesgamos, aunque nos amenacen. Nos arriesgamos aunque nos difamen. Estos dos grupos: la Derecha y la Izquierda. Más la Derecha que la Izquierda. Pero hay muchas maneras de difamarnos. Es insultarnos cuando pasamos con el camión y entramos a la Plaza. El PO nos insultó hasta que se cansó. Y los otros, acompañados del PO y unos cuantos que se suben al escenario, nos ponen un sonido para que las Madres desde el camión no podamos hablar, porque lo que decimos las Madres no es lo que ellos quieren. Como ya me cansé, hoy lo digo”.

“Pobres, creen que con eso apagan la voz de las Madres. Las Madres, que somos los hijos, estamos mucho más allá que ellos. Y siempre tenemos compañeros, nunca tenemos clientes o clientas. Y no vamos a sacar a nadie a la calle. Y las Madres lloramos porque no podemos ir los jueves a la Plaza, pero respetamos que nos tenemos que cuidar, que nos tenemos que quedar. Y están todos esperando a ver cuándo vamos a ir. Pero tenemos responsabilidad política, responsabilidad histórica. Y votamos a este gobierno, que con todas las fallas que pueda tener, lo vamos a defender a capa y espada”.

“Por eso me decidí a hablar de esta Izquierda hoy, que es muy parecida a la Derecha en sus concepciones. Nunca están conformes. Solo que la Derecha gana, y ellos no”.

“Así que este jueves que llovizna y está gris, le quise poner un poquito de luz, a los compañeros que seguramente piensan como nosotros y no se animaron a hablar. Un rayito de sol. Llené mi casa de flores, de plantas, de colores, porque el color me da vida. Aunque está nublado, para mí salió el sol”.

Hasta el jueves que viene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido