HEBE: “ME ESCRIBO BASTANTE CON FRANCISCO”

 

A las 15:30 en punto, el sol dejó de ser el protagonista principal en la Plaza de Mayo para pasar a ser un actor de reparto. A esa hora, el pañuelo blanco de las Madres concentró toda la atención cuando comenzó la marcha 2077 de cada jueves.

Luego, en el espacio de discursos referidos a la coyuntura política, hicieron uso de la palabra el periodista Luis Zarranz, responsable del área de Prensa de la Asociación; su colega y abogado, Pablo Llonto; la legisladora de la Ciudad Paula Penacca; y la presidenta de las Madres, Hebe de Bonafini.

Zarranz agradeció el apoyo que recibieron las Madres a partir de un nuevo atropello judicial que afectó su derecho a la defensa en el juicio por la quiebra de la Fundación. “La solidaridad entre compañeros no se agradece, se ejerce, por eso decir ‘gracias’ no es lo más exacto, pero lo que sí debemos agradecer es esta muestra de afecto, de cariño, de respeto, de amor infinito a las Madres”, afirmó entre aplausos.

En otro tramo, se refirió a la construcción de sentido que muchos medios hicieron a raíz del ilegal allanamiento en la sede de la organización. “La construcción fue ‘Las Madres, -y Hebe particularmente, como si tomara las decisiones sola- contra la Justicia. Muy pocos hicieron la lectura inversa: la Justicia contra Madres”, razonó. “La persecución se puso de manifiesto al habilitar la feria sin notificar a la parte afectada, violando las garantías constitucionales de debido proceso”, añadió.

En ese sentido, ubicó en contexto los diversos hostigamientos contra las Madres, desde que Mauricio Macri asumió su mandato, muchos de ellos a cargo del Poder Judicial, al que definió como “brazo ejecutor del macrismo”. “Podemos enumerar el intento de llevarse detenida a Hebe por negarse a declarar, un jueves a las 15:30 horas; la imputación por sostener que Macri era el enemigo del pueblo y que había que salir a las calles; otra imputación por declaraciones contra esta democracia flaca; los intentos de desalojo de su sede; la intervención de la Universidad y el ataque a su radio; y las múltiples amenazas de muerte que nadie investigó”, finalizó

Por su parte la legisladora porteña, Paula Pennaca, denunció que los “atropellos” que lleva adelante el Gobierno se enmarcan “en una decisión, en la connivencia entre el Poder Ejecutivo y el `Partido´ Judicial que, en este caso, busca amedrentar a las Madres”. Y agregó: “Las Madres son nuestro ejemplo de lucha, ese faro que nos guía en este camino de dar la pelea, que es dura, pero donde ellas nos demuestran que se puede y que hay que seguir para adelante”.

Pennaca señaló que, tras el intento de ingreso ilegal a la Casa de las Madres, el Gobierno confirma que “quiere robarse la historia”. También sostuvo que el Gobierno de Macri busca imponer el miedo para evitar que el Pueblo salga a manifestarse a las calles y remarcó que Hebe “desde el primer momento dice que nunca hay que abandonar las calles”. Luego, pidió un aplauso “para todxs lxs que se acercaron el lunes pasado a la sede de Madres, que están hoy acá y que están siempre acompañando a las Madres”.

La legisladora también tuvo palabras para “el aparato mediático” al que consideró “parte del poder que ejercen los CEO´s desde la Casa de Gobierno”. Durante la jornada del lunes algunos medios de comunicación informaron que Hebe de Bonafini se encontraba “atrincherada” en la sede de Madres, ante lo que Pennaca contestó: “Atrincherados están ellos (en referencia al Gobierno), atrincherados ahí dentro para llevar el ajuste a todo el Pueblo argentino”. Y remarcó que a partir de hoy rigen los aumentos de tarifas en distintos servicios “que hará que los laburantes deban pagar el triple en el boleto”.

Paula Pennaca recordó que “se cumplen seis meses del asesinato de Santiago Maldonado por parte de Gendarmería” y pidió justicia “por él, por Rafael Nahuel y por todos y cada uno de los asesinatos que cometen las fuerzas de seguridad”. Y continuó: “Para llevar adelante el ajuste y el reformismo que plantea Macri necesitan de las fuerzas de seguridad para reprimir, amedrentar y meter miedo”.

Para finalizar destacó que “ahora tenemos un pueblo organizado, hay un ejemplo que son las Madres y está la lucha de tantos años. Por eso no vamos a permitir que vuelva la impunidad, que nos arrebaten la justicia y menos que menos que nos roben la historia”.

El periodista y abogado Pablo Llonto también centró sus palabras en el ataque a las Madres: “Esta semana, nos dieron una nueva lección sobre cómo hay que actuar contra la injusticia de la Justicia”. En ese marco, rescató la frase “Para la mano, Macri” que acunaron las Madres y que fue adoptada como una consigna de lucha por la sociedad, para reformularla destinada al Poder Judicial: “No ha sido democratizado. Lo intentó Cristina hace algunos años y la corporación judicial se plantó. Sigue siendo el poder más antidemocrático de Argentina: no paga impuestos, se quedan en sus cargos hasta que quieren. Miren quiénes hablan de legalidad cuando son los primeros incumplidores de las leyes y las cuestiones justas”, argumentó. “Las Madres tienen razón en resistirle y pararle la mano al Poder Judicial. Hay que cambiarlo a partir del primer momento en que un gobierno nacional y popular vuelva al Poder”, agregó.

En otro tramo, se preguntó: “¿Por qué le tienen que abrir la puerta a una delegación judicial cuando la habilitación de la feria judicial fue injusta?”. Así, rescató “el derecho a la resistencia a las situaciones injustas que tenemos que tener como pueblo”.

El periodista y abogado realizó, además, una concluyente comparación: “En la mitad de enero pedimos que se habilitara la feria para revocar la terrible e injusta decisión de concederle la prisión domiciliaria a Etchecolatz y no la habilitaron. Pero para hacerles el inventario a las Madres, sí, apenas unos días antes de que terminara la feria. Esa fue una decisión injusta y por eso reivindicamos la decisión de las Madres y de cualquier integrante del pueblo a resistir las órdenes injustas, vengan de quien venga”, finalizó.

El cierre estuvo a cargo de la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini, quien destacó las tareas de cientxs de militantes que todas las semanas, desde el momento en que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires valló la plaza para dar inicio a las obras que alterarán su aspecto histórico, “visten” con pañuelos blancos, banderas y pancartas la zona que rodea la Pirámide de Mayo.

“Tenemos que estar orgullosos de tener esta fuerza de venir todos los jueves, de hacer lo que hacemos. En vez de quejarnos por lo que no podemos hacer tenemos que aplaudir todo lo que hacemos, eso nos da fuerzas. La queja no lleva a ninguna parte”, sostuvo Hebe y rememoró una vieja consigna de las Madres: “Protesta con propuesta”.

Luego, narró una experiencia personal durante la dictadura cívico-militar: “El tercer habeas corpus que hice por mi hijo Jorge, el Juez no me lo quiso recibir. Me decía que no, que mi hijo estaba afuera. El Juez me conocía y yo lo empecé a recontra putear, a decirle, con esta boca que tengo, todo lo que me salía del odio que tenía. No sabía nada de mi hijo y me parecía que quince días, un mes sin saber de él era como una locura que no se aguantaba un día más. Entonces el Juez me metió presa, hizo venir un camión celular y yo por la ventanilla gritaba lo que pasaba. A las diez cuadras me bajaron y me soltaron. Siempre me resistí a aceptar lo que era injusto”. Y remató: “El mejor habeas corpus es la calle, es la plaza, es la denuncia, el enfrentamiento, es el coraje y perder el miedo. Ese es el mejor habeas corpus para cada unx de nosotrxs”.

“Cuando el enemigo nos ataca, nos pone presos y nos golpea tenemos que estar orgullosos porque quiere decir que les jodemos. Como con Cristina no pudieron por eso van por toda la gente de alrededor, porque creen que así van a destruir el mito peronista, kirchnerista o como quieran llamarle”, manifestó Bonafini y explicó: “¿Saben cuántos niños llamados Eva o Juan Domingo hay? Millones. Y ahora hay muchísimas Cristina y muchos Néstor. Está sembrado y cuando la siembra es buena, fuerte y poderosa, nace bien, con ganas de pelear. Todos lxs pibxs que nacen ahora nacen con la fuerza de la pelea y la responsabilidad que llevan esos nombres. Es como cuando un niño se llama Fidel o Ernesto. Está en la sangre”.

En otro tramo aseguró: “No hay uno de este Gobierno que no sea un delincuente, no sé dónde los eligen. Todos los ministros y las compañías de los ministros. Estamos gobernados por delincuentes, compañeros. No hay que hacerles caso”

Luego se refirió a la situación actual del país: “La Patria la tenemos que gobernar nosotros, por eso nos tenemos que oponer, estar en las calles y en las plazas con los compañeros del INTI, del Hospital Posadas, de Río Turbio, todos lxs compañerxs tomando los lugares, demostrando que no nos vamos a arrodillar por más que nos peguen, por más que nos dejen sin trabajo, porque somos un pueblo con muchos valores y mucha ética”.

Hebe de Bonafini pidió reivindicar la política: “Por eso estamos acá” y sostuvo que “los políticos no son ladrones. Hay políticos que roban, claro, pero no toda la política es una mierda”.

Mientras continúa la remoción de los pañuelos blancos de las baldosas de la plaza y avanzan las reformas que alteraran un sitio histórico para la historia del país, Hebe sostuvo: “Con los pañuelos y banderas la convertimos en nuestra plaza. Si quieren hacer algo en la fuente, les ponemos las patas en al fuente y si le ponen musiquita le ponemos la Marcha Peronista”, lo que generó la ovación de lxs cientxs de personas que marcharon hoy junto a las Madres.

La presidenta de la Asociación volvió a referirse al presidente Macri: “No hay que sacarlo de rpepo, hay que esperar que se caiga a pedazos. La cara no se le cae nunca porque para mentir y engañar tiene la cara más dura que vi en mi vida pero se le van a caer otras cosas y nosotrxs lo vamos a juntar del suelo”.

Para finalizar, confesó que mantiene un fluido intercambio de correspondencia con el Papa Francisco I: “Le escribo y le cuento lo que nos pasa. Le dije que me ponía contenta que no le tuviera miedo a las balas y que el enemigo le tuviera tanto miedo a él. Y me pasó algo muy lindo, ayer me llegó una carta de Francisco”, generando la sorpresa y los aplausos de lxs compañerxs y militantes que la rodeaban.

Carta de Francisco I a Hebe de Bonafini:

Querida Hebe:

Muchas gracias por tu carta que me llegó por medio de Juan.
Rezo por vos y por las Madres. Y pido al Señor te conserve la salud para que puedas seguir ayudando a tanta gente.
No hay que tener miedo a las calumnias. Jesús fue calumniado y lo mataron después de un juicio “dibujado” con calumnias. La calumnia solo ensucia la conciencia y la mano de quien la arroja.
Por favor, no te olvides de rezar por mí. Saludos a las Madres.
Que Jesús te bendiga y la Virgen Santa te cuide. Fraternalmente,

      Francisco.