HEBE: “LAS MADRES NUNCA DEJAMOS DE LUCHAR”

Bajo un sol radiante, las Madres realizaron su Marcha Nº 2169 en Plaza de Mayo y completaron un nuevo jueves de ocupación política en el sitio que las vio nacer hace más de 42 años. A las 15.30hs, hora en que las agujas se detienen, el cansancio no fue excusa y las Madres, acompañadas por ciento de personas, completaron dos vueltas alrededor de la histórica Pirámide de Mayo. Luego, en el espacio de la Hormiguita Colorada, hicieron uso de la palabra el periodista y poeta, Demetrio Iramain; el Diputado del Parlasur y ex embajador en el Vaticano, Eduardo Valdés; y la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

El primero en hacer uso de la palabra fue Iramain quien se refirió al reclamo de explicaciones por “posibles hechos de violaciones a la independencia del Poder Judicial” que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) exigió al Gobierno saliente. “Este pedido de informes presentado por la Relatoría de la ONU pide explicaciones por las conductas y las políticas que avanzaron contra la independencia de los jueces. Destacamos la medida de la ONU pero debemos tomar con pinzas a los organismos supranacionales como la ONU o la OEA”, advirtió y recordó que “en esta caso le dan la razón al pueblo pero llega después de cuatro años en los que se denunció una y otra vez que el Poder Ejecutivo convirtió al Poder Judicial en un grupo de tareas para perseguir al poder político y criminalizar los doce años de Néstor y Cristina”.

“Esa persecución le valió a Hebe una campaña de persecución que incluyó un intento de detención impresionante que, por supuesto, motivó una movilización popular impresionante. Los pueblos no necesitamos a estos organismo internacionales”, apuntó Iramain y criticó que “la ONU le de sesenta días para responder ahora, que faltan treinta días y el Gobierno tiene fecha de salida”.

En el mismo sentido, el periodista recordó que tras la remoción de la procuradora, Alejandra Gils Carbó, el Gobierno nombró  en el cargo –a dedo- a Eduardo Casal. “Debemos estar atentos a estos organismo internacionales porque después son los que frustran las políticas progresistas de los gobiernos populares”, indicó el poeta.

Además, Demetrio Iramain exigió a la ONU que “mire con urgencia lo que ocurre en Brasil que Lula sigue preso; que miren a Ecuador donde el ex presidente Rafael Correa debió exilarse y que miré el caso boliviano donde una oposición violenta y golpista, con el aval de la OEA, pretende desconcoer el resultado electoral donde Evo Morales revalidó su presidencia”. Y, para finalizar, recalcó: “Tenemos la esperanza de que el Gobierno que viene, nuestro Gobierno, tenga la fuerza para democratizar el Poder Judicial”.

A continuación, Eduardo Valdés, agradeció la invitación y manifestó que “si hubiesen dado a elegir un lugar para festejar la victoria popular del 27 de octubre seria en Plaza de Mayo con estas Madres que nos enseñaron a luchar”.

“Porque ellas están acá es que pudimos buscar la alternativa electoral y ganar las elecciones…si no, miren lo que sucede en Chile, donde el sistema político parecía vacío y estaba mal visto luchar. Miren también en Ecuador o en lugares de los que nadie habla como el Líbano, Guatemala u Honduras… lugares donde el pueblo salió a la calle a luchar por la microeconomía, por los aumentos de gas, luz y telefonía. En Francia, los chalecos amarillos; todos movimientos que destruyen a los sistemas políticos”, analizó el ex embajador en Ciudad Vaticano y agregó que, en el caso chileno, el pueblo ahora exige la reforma constitucional.

“Y en Argentina eso no ocurrió porque somos un pueblo que lucha. Salimos a las calles cuántas veces fueron necesarias durante cuatro años. Cuando nos quisieron meter la reforma previsional, la flexibilización laboral, el 2×1… y cada vez que quisieron avanzar contra nuestros derechos el pueblo argentino, en sus distintas vertientes, salió a la calle y no pudieron contra el pueblo”, destacó Valdés.

Y destacó: “¿Saben por qué no pudieron? Porque las Madres nos enseñaron a luchar”.

Para finalizar se refirió al presidente electo, Alberto Fernández: “Ahora hemos logrado el objetivo y admito que, desde el 27 de octubre, tengo muchísimo orgullo de ver cómo se comporta el presidente electo. Alberto salió a ratificar sus convicciones y es un orgullo verlo con López Obrador para plantear la reconstrucción de Latinoamérica unida”.

“Y todo esto es porque las Madres nos enseñaron a luchar”, cerró Eduardo Valdés.

El cierre, como de costumbre, estuvo en la voz de Hebe de Bonafini, quien se refirió a la vorágine que viven las Madres día a día, fieles a su historia y sus principios de nunca abandonar la lucha. “En la Casa de las Madres los días pasan tan rápido que llegó el jueves y no me di cuenta. Hay días que me siento en la oficina a las 9 de la mañana y no la dejo hasta que me voy”.

“La gente está más contenta y con ganas de hacer cosas. Eso es da mucha alegría porque si hay algo que hicimos las Madres fue no dejar de luchar nunca”, resaltó Bonafini.

En otro tramo de su discurso, Hebe destacó las apariciones y anuncios de Alberto Fernández. “Se está comportando de manera maravillosa. Uno escucha su discurso y ve que plantea cosas clave, no promete pavadas sino que explica qué es lo que se va a hacer”, recalcó a la vez que celebró que el presidente electo reciba apoyo de líderes internacionales.

Luego hizo mención al estado del país que dejará la coalición cambiemita, recordó que “no se puede hacer magia ni arreglar las cosas de un día para el otro” y criticó ferozmente los nombramientos compulsivos en cargos del Estado que efectuó durante los últimos días el presidente en retirada. “Nos toca ser voceros para que todos entiendan que debemos tener paciencia”, manifestó y pidió dejar que “el nuevo Gobierno actúe, que terminen de armar sus equipos”.

“A Macri lo movía el FMI pero ahora que le cortaron la cuerdita no tiene quien lo mueva, lo descartaron como a un forro”, expresó a la vez que recordó que “todavía hay gente que no come, sin esperanzas ni expectativa”. “Hay miles de chicos sin documentos que no  van a poder recibir la tarjeta para comer porque no tienen documentos. Ese papel que dice quien sos y que es tan importante impide que muchos chicos y chicas puedan tener acceso”, lamentó y para finalizar, recalcó: “Ayudemos a que todos los compañeros y compañeras obtengan su documento. Eso es aportar a la Patria también. Porque la Patria son los compañeros que no comen, los que no tienen casa y los que están sin trabajo”.