HEBE: “LA SOLIDARIDAD Y LA LEALTAD DEBEN SER PARTE DE NUESTRA POLÍTICA”

Las Madres realizaron, esta tarde, la Marcha Nº 2159 EN Plaza de Mayo, acompañadas por cientos de personas que, junto a ellas, dieron dos vueltas alrededor de la histórica Pirámide. Luego, el epicentro se mudó al ámbito de las palabras y fue momento de los discursos, en esta ocasión a cargo del integrante de Prensa Madres, Martín Smoje; uno de los directores de Revista Contraeditorial, el periodista Gustavo Cirelli; y la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

El primero en hacer uso de la palabra fue Smoje quien celebró “un nuevo jueves en la plaza y más de 42 años de lucha ininterrumpida de las Madres de Plaza de Mayo”. “Todos los jueves repetimos que falta poco, que ya se van, que hay que aguantar y no aflojar pero mientras tanto somos testigos de cómo esta banda de delincuentes termina de ejecutar un plan que empezaron hace cuatro años”, manifestó Smoje.

El periodista consideró que “el plan económico no fue un fracaso sino un éxito para el sector que representa el presidente Macri” y criticó que “sea siempre a costa de un pueblo al que hambrean, cagan a palos y asesinan”. “Fábricas que cierran todos los días, índices de pobreza que no paran de subir y el futuro de miles de pibes y pibas rifado por la timba de esta gente que ya sabemos que no tiene escrúpulos”, lamentó. Para finalizar, indicó: “Seguiremos aguantando sin aflojar, sin reperfilar la lucha y sin bajar las banderas de las Madres, Néstor y Cristina”.

Luego fue el turno del director de Revista Contraeditorial, Gustavo Cirelli, quien agradeció la incitación de las Madres y expresó su emoción por hacer uso de la palabra en la histórica Plaza de Mayo. Cirelli consideró que “por estas horas el pueblo argentino está sufriendo una crisis brutal que se ha profundizado durante las últimas semanas”. El periodista manifestó que “el país no ha sufrido una catástrofe natural sino una catástrofe política con consecuencias económicas, sociales y culturales”.

“Tiendo a pensar que es un gobierno fracasado, si uno observa las consecuencias de su estadía en la Casa Rosada y si consideramos que el 70% de la ciudadanía les dijo que no en sus deseos de seguir en el poder formal”, indicó aunque consideró que la coalición gobernante “cumplió sus objetivos”. Entre esos objeticos, el periodista enumeró el empobrecimiento del pueblo, el endeudamiento de las generaciones futuras ante el Fondo Monetario Internacional (F.M.I.), la entrega de la soberanía y el enriquecimiento de los funcionarios. “Ellos se van más ricos de cómo llegaron aquel 10 de diciembre de 2015, a eso vinieron”, denunció y agregó que hasta el 10 de diciembre de este año “el camino estará minado”.

“Son un Gobierno de características psicópatas que no se hace cargo y transfiere su responsabilidad a los otros. Nunca más al neoliberalismo en Argentina y nunca más a un Gobierno cruel”, enfatizó aunque subrayó que serán recordados “como un error trágico de la historia argentina”.

El periodista consideró que “lo que viene no será fácil” pero recalcó que “la esperanza está en marcha”.

A continuación, Cirelli repudió el permiso otorgado por la Justicia al represor Jorge “Tigre” Acosta a quien se lo pudo ver en una dependencia de ANSES para tramitar un préstamo. “Reivindico a los trabajadores de ATE que denunciaron la presencia en las calles de este genocida cuyo único lugar posible es la cárcel”, indicó. Para finalizar, el director de Revista Contraeditorial agradeció nuevamente a las Madres por la invitación y pidió un fuerte aplauso para dos personas: al ex vicepresidente de la Nación, Amado Boudou; y al periodista de AM750, Victor Hugo Morales.

El cierre estuvo a cargo de la presidenta de la organización, Hebe de Bonafini. “Es cierto que se van más rico pero pobres de todo lo demás. No tienen nada de lo que tienen los pueblos que luchan, a los que no nos importa si tenemos o no tenemos plata. Seguimos firmes con nuestros principios y por eso votamos Fernández – Fernández”, reveló Hebe.

“Recién veníamos en la camioneta y se nos cruzaron unos pibes cartoneros, pibes de la calle a los que la policía estaba verdugueando y ellos le contestaban. Los pibes gritaban `gato, gato´, de todo gritaban y cuando vieron a las Madres se quedaron al lado. Íbamos despacito para que no les peguen. Yo pensaba… estos pibes tienen muy en claro quién es el enemigo. No nos equivocamos para votar y tampoco nos equivocamos en las calles. Hay un rechazo muy grande a la represión infame que ha desatado el gobierno”, manifestó.

“Este Gobierno no nos representa, nos ha tocado padecerlo. Sabemos que el camino es difícil pero falta poco para octubre. Si bancamos más de tres años, cómo no vamos a poder bancar dos meses”, aseguró aunque advirtió que “van a hacer de todo”.

“El peronismo es algo muy distinto que no existe en el mundo y no hay nada que se le parezca… por eso vamos a volver siempre. Somos un ejemplo en Latinoamérica. Todos están esperando de nosotros. Hay mucha gente en Brasil que está esperanzada de lo que pase para poder sacar a ese atorrante que tienen encima”, afirmó la dirigente.

Luego se refirió a la tensión que se advierte en las calles durante cada movilización contra las políticas del Gobierno. “Ahora hay muchos que desgraciadamente le están haciendo el caminito a Macri con protestas pidiendo comida en vez de trabajo. Salen ahora a la calle y no fueron capaces de salir hace cuatro años. Sin embargo salen ahora para marcarle la cancha a Fernández. Es una tragedia que no sepan esperar. Desgraciadamente usan a la gente más pobre porque no tienen compañeros, tienen clientes. No me importa que me insulten, yo quiero que todos seamos compañeros. No quiero tipos con clientes, no quiero dueños en los barrios”, apuntó.

Hebe también tuvo palabras para el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández: “Lo que está haciendo Fernández, diez puntos. Mejor no puede ser. Le está poniendo el cuerpo… si no era patriota se está convirtiendo en uno y le está pasando como le paso a Néstor que tuvo que agarrar un país en llamas”.

De cara a octubre, la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo manifestó: “No podemos parar de trabajar. Todos tenemos una obligación y una responsabilidad. No hay que esperar que alguien diga lo que hay que hacer… todos sabemos lo que pasa, hay un millón y medio de pibes que no comen y a los que el Gobierno de Macri, Vidal y Larreta les da comida podrida”, denunció a las tres cabezas de la coalición cambiemita.

Y agregó: “De aquí en adelante luchemos, peleemos, tratemos de convencer a los que no saben adónde ir. Estoy muy esperanzada de que vamos a ganar pero que eso no nos haga quedarnos sentados esperando. Si ganamos vamos a tener más responsabilidades, más trabajo para poder conservar lo conseguido y poder llegar a las capas más bajas que son los que más sufren”.

Y, para finalizar, manifestó: “Me siento culpable y responsable de no haber hecho lo que correspondía. Hemos sabido aguantar, es cierto, pero no hemos sido solidarios. La solidaridad y la lealtad parece que quedaron en otro lado. Por favor que la solidaridad y la lealtad sean parte de nuestra política”.