HEBE: “EL CAMINO A OCTUBRE VA A SER DURO. EL GOBIERNO NO SABE MANEJAR EL PAÍS SIN REPRIMIR”

Cómo desde hace más de 42 años las Madres de Plaza de Mayo realizaron su tradicional marcha, la número 2153, en la histórica plaza. A las 15.30hs, enfundadas en una bandera con la inscripción `Los revolucionarios viven en el corazón del pueblo´, iniciaron la primera de las dos vueltas a la Pirámide de Mayo. Una vez completada la marcha fue momento de los discursos habituales, en esta ocasión a cargo del periodista de Prensa Madres, Martín Smoje; el también periodista de AM750 y Radio Hache, Fernando Borroni; y la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

El primero en hacer uso de la palabra fue el integrante de Prensa Madres, Martín Smoje, quien aseguró que “después de 42 años esta plaza ya es de las Madres y de todxs lxs que luchan porque aunque pongan rejas, levanten baldosas o repriman ellas van a estar en la plaza y en la calle; donde hay que estar”.

“Ningún jueves es igual al anterior nos dicen las Madres y es cierto; también nos dicen que no alcanzan los temas, y es cierto porque el ajuste, el avance contra las conquistas adquiridas, el hambreamiento del pueblo y la persecución la ejecutan todos los días amparados en esa vía libre que les da la trifecta del poder político, el Partido Judicial y parte del poder mediático que cubre, calla, replica y da por ciertas las mentiras del Gobierno de Macri”, consideró.

“Este es un Gobierno provocador con una ministra provocadora, a la que no se le movió un pelo para asegurar que la Gendarmería `está mucho más valorada que la educación pública´”, indicó y, en ese sentido, continuó: “Lo dijo mientras presentaba el Servicio Cívico Voluntario que van a coordinar los gendarmes, los mismos que mataron a Santiago Maldonado y Rafael Nahuel y, para colmo, anuncia que la inscripción arranca el 1º de agosto, el día en que se van a cumplir dos años de la desaparición de Santiago”.

Luego  indicó: “Esa es la clase de gente que son, siempre fueron así y lo van a seguir siendo porque no les importa el pueblo y porque no gobiernan para ese pueblo al que algún día le van a tener que rendir cuentas”

Para finalizar aseguró: “Falta poco para que se vayan pero para eso debemos seguir el ejemplo de las Madres, trabajar todos los días y no aflojar ni un segundo para que volvamos a tener un Gobierno nacional y popular en la Casa Rosada”.

Luego fue el turno del periodista de AM750 y Radio Hache, Fernando Borroni, quien consideró “un placer y un regalo de la vida” el hacer uso de la palabra en el marco de una nueva Marcha de las Madres de Plaza de Mayo.

“Si hoy estamos ante una posibilidad concreta de que un gobierno nacional y popular conduzca los destinos de la Patria tiene que ver porque hemos aprendido a resistir de la mano de las Madres; hemos aprendido de su mano la historia de resistencia”, sostuvo.

Fernando Borroni aseguró que “se ponen en juego muchas cosas en octubre y también más adelante” y, en ese sentido explicó: “Tenemos una batalla electoral que necesita de cada uno de nosotros y nosotras en cada rincón del país y no debemos olvidar la magnitud del enemigo. Ellos no van a descansar pero nosotros tampoco”.

“Recuerdo cuando asumió Néstor Kirchner y dijo que era hijo de las Madres, que era hijo de una generación diezmada;  una definición política que nos incluyó de inmediato”, recordó Borroni antes e contraponer la situación actual: “Quienes gobiernan hoy son los hijos predilectos de la dictadura, es el huevo de la serpiente que se rompió y hoy está en la Casa de Gobierno”.

El periodista señaló que “el enemigo no es Macri porque Macri es chiquito” y subrayó que “el enemigo es que se llevó a los 30.000, el que hace que tengamos un país endeudado y que la mitad de los niños y niñas menores de 17 años estén por debajo de la línea de pobreza”.

“Por estas cosas es que no debemos descansar ni un instante; no para que se vayan sino para que no vuelvan nunca más y para eso hay que dar la más grande de las batallas que es la cultural; una batalla que debe multiplicarse para hacerle entender a cada argentino que el otro no es un enemigo sino un compañero que necesitamos para construir la Patria que tuvimos”, manifestó y agregó que “esa batalla cultural es paras que nunca más exista un trabajador que piense con la cabeza del patrón”.

“Nuestras convicciones son maravillosas, nuestros valores son hermosos pero sobre todas las cosas no son utópicos, no están en el mundo de lo imposible porque ya lo hemos hecho realidad”, destacó y recordó: “En los `90 nunca imaginé que en algún momento íbamos a tener un presidente como Néstor Kirchner, Lula da Silva o Hugo Chávez diciéndole `NO AL ALCA´ ante los ojos de uno de los genocidas más grande que ha dado la historia que es George Bush hijo… y sucedió”, en referencia a las históricas jornadas de noviembre de 2005 mientras se desarrollaba la IV Cumbre de las Américas en Mar del Plata.

“Nunca iba a imaginar a un gobierno al cual Hebe y las Madres digan `si, nosotras vamos a entrar a la Casa de Gobierno  porque este gobierno es del pueblo y de los 30.000´. Nunca lo imaginé pero sucedió porque lo pudimos construir, ese proceso de aprendizaje nos debe dar la esperanza para militar con convicción y alegría, siguiendo el ejemplo de las Madres”, puntualizó.

Fernando Borroni consideró que “lo que se viene es un punto de quiebre” dado que si llegara a resultar victoriosa la fórmula cambiemita “en el país va a comenzar una de las etapas más oscuras de la historia”. En ese sentido castigó el anuncio del flamante Servicio Cívico Voluntario: “Nos quieren hacer creer que los chicos que no hacen nada –en palabras de Bullrich- deben ser educados por la Gendarmería… primero deberían preguntarse por qué hay jóvenes que no hacen nada”. En ese sentido fue terminante: “Hay que dejarles muy en claro que nosotros educamos en la libertad y no en la represión.  Ningún joven argentino debe estar bajo el mandato de un orden que busque someternos”.

Luego llamó a levantar las banderas de las Madres que en más de 42 años no faltaron ni un día a la plaza y nunca abandonaron su lucha y entrega por el otro. “Hoy esa es la lógica multiplicadora. En cada rincón de la Argentina hay que denunciar al enemigo pero también anunciar que se viene un país mucho mejor, uno donde nos vamos a poder mirar a los ojos porque sacamos a los pibes  de la pobreza”, opinó.

Para finalizar, subrayó: “En estas elecciones no se discuten candidatos, se discute la libertad, la educación, de qué manera vamos a vivir y sobre todo discutimos la dignidad. Somos un pueblo que cuando quiere puede transformar la historia, vamos a hacerlo una vez más; todos somos necesarios y cuando uno dude, aquí van a estar las Madres con su amor, la convicción y la esperanza… porque siempre nos van a movilizar los 30.000 que, cómo dice la canción, `sus ideas están en nosotros´. A ellos les robaron la vida por esas ideas, nuestra obligación es multiplicarlas para construir una victoria más en nuestra larga historia”.

El cierre estuvo a cargo de la presidenta de la organización, Hebe de Bonafini, quien en el inicio de su discurso se refirió a las próximas contiendas electorales: “Es cierto que falta poco para las P.A.S.O. y para octubre pero el camino va a ser muy duro, va a haber mucha represión que ya están preparando y anunciando porque no saben manejarse ni dirigir un país si no es con represión”, denunció.

Hebe se refirió al sometimiento del Gobierno nacional a los poderes económicos internacionales: “Tienen que hacerle caso al F.M.I., están muy comprometidos. Están encerrados en una jaula con un tigre, un león y un oso muertos de hambre. No saben que hacer y la llave de la jaula la tiene el F.M.I”.

“Siempre pienso en lo que nos decían nuestros hijos, no con las palabras sino con lo que hacían todos los días, con tanta generosidad, ganas y amor que trasladaban a los otros. Y ese amor, cómo nos decían nuestros hijos, se tiene que multiplicar. Nunca sentimos quejarse a nuestros hijos, ni siquiera cuando caía un compañero. Se levantaban con más fuerzas y más ganas. Buscaban donde esconder a los que había que esconder para protegerlos, siempre así…”, describió.

Hebe de Bonafini exigió que “que la solidaridad crezca como una montaña y haga erupción como un volcán”.

En otro tramo se refirió al presidente de la Nación: “Macri no va a pasar a la historia, ni siquiera por hijo de puta. No va a pasar a la historia pero está haciendo mucho daño”, castigó y, a continuación, criticó a la ministra Patricia Bullrich: “Esto de despreciar a la juventud diciendo que deben ser educados por la Gendarmería, ¿a quién se le ocurre? Solo a una borracha. Bullrich es una vergüenza y también es parte de los asesinatos que alguna vez les vamos a cobrar”, advirtió.

Luego, de cara a las elecciones, consideró que “está todo muy revuelto y confuso”. “Todos dicen que tienen más votos. Por favor que no nos gane el exitismo porque estamos lejos de ganar, nos falta llegar al pico más  alto, el más difícil que es cuando uno está cansado y la fuerza no da más. Vamos a tener que poner toda la fuerza para llegar al pico más alto que es ganar”.

Para finalizar graficó una escena repetida: “A veces escucho que alguno dice `este no me gusta, este traicionó´… compañeros, tenemos que mirarlos como en las mesas familiares de navidad donde todos están peleados y dudan si van a ir o no…. Al final, vamos… terminamos yendo y comemos lo que no nos gusta pero somos capaces de levantar la copa y decir `Feliz Navidad´. Así que por favor, con los que estamos… ¡Feliz Navidad!”.