COMUNICADO DE LAS MADRES DE PLAZA DE MAYO

Buenos Aires, 10 de abril de 2019

Las Madres de Plaza de Mayo repudian una nueva avanzada del Gobierno nacional y sus operadores judiciales, quienes intentan, una vez más, apropiarse del archivo histórico de la Asociación, el más grande de Latinoamérica en su tipo.

La semana pasada el titular del Juzgado Comercial Nº 13, Fernando Javier Perillo, ordenó ingresar por la fuerza y de manera ilegítima a la sede, haciendo lugar a los reclamos impartidos por el Ministerio de Justicia -a cargo de Germán Garavano-, por fuera de la ley y con ánimo persecutorio.

A pesar de la presión ejercida por Perillo y el juez de la Ciudad de Buenos Aires, Javier Buján (quien usurpa el cargo de rector del Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos Madres de Plaza de Mayo (IUNMa) con mandato vencido por ley y por incompatibilidad); el comisario convocado no se animó a ingresar. Esto no configura el fin de la cuestión, la amenaza está latente desde que las Madres de Plaza de Mayo calificaron al presidente Macri como el enemigo.

Finalmente el juez Perillo ordenó una nueva fecha para el operativo – autorizando la fuerza pública para ingresar- haciendo lugar al pedido del Poder Ejecutivo Nacional que pretende, entre otras cosas, apropiarse de manera ilegítima del inmueble y del archivo histórico que refleja casi 42 años de lucha inclaudicable; 42 años de una historia que se escribe día a día y que todos los jueves, a las 15.30hs, se refrenda alrededor de la histórica Pirámide de Mayo.

Dicha notificación judicial anuncia que el próximo lunes 15 de abril, a las 11hs, se presentarán en el “Centro de la Memoria, el amor y la Resistencia”, tal como las Madres bautizaron a su sede. El nombre no es casual, es un espacio que tiene las puertas abiertas para todas y todos aquellos que levantan las banderas de una Patria Grande justa, libre y soberana.

Por eso, ante una nueva embestida que pretende apropiarse del archivo histórico, borrar la memoria del pueblo, de las Madres de Plaza de Mayo y de 30.000 compañeras y compañeros, convocamos a proteger un espacio que es de y para todxs.

El lunes 15 de abril lxs esperamos en Hipólito Yrigoyen 1584 para demostrar que aunque intenten avanzar contra las Madres, el pueblo se unirá en un solo grito: “No pasarán”.

Madres de Plaza de Mayo