✍🏽 Para mi querido Héctor Timerman

Ayer, muy tarde, porque no estaba en casa, me enteré que hoy te van a hacer un homenaje en la Cancillería. Pero como no puedo ir quería, de alguna manera, estar presente.

Nunca olvidaré que en mi primer viaje a Estados Unidos, en la primera fila, escuchándome, estabas vos.

Cuando terminé de hablar te levantaste, me abrazaste fuerte y me dijiste «quiero hablar con usted».

Y fue allí, en tu oficina, donde nació con fuerza indestructible nuestra eterna amistad.

Mi emoción de hoy es igual a la de aquel día. Mientras, y hasta que nos encontremos, esperame en alguna estrella, como siempre, mirándome dulcemente.

Hebe de Bonafini
Presidente de la Asociación Madres de Plaza de Mayo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.