Luego de 106 días las Madres de Plaza de Mayo volvieron a la plaza que les dio el nombre, concretando una nueva cita con sus hijas e hijos, en una semana marcada por la persecución que sufre la compañera Cristina Fernández de Kirchner por parte del Partido Judicial y la oposición.

En este marco, y utilizando máscaras que traen al presente a cada uno de los 30.000 compañeros desaparecidos, las Madres y la militancia marcharon con las consignas de Memoria, Verdad y Justicia que retumban cada jueves desde hace más de 45 años. Además, dieron el punta pie de la campaña TODOS SOMOS CRISTINA que se desarrollará durante todo el mes de septiembre.

El primer orador en tomar el micrófono fue Demetrio Iramain, que comenzó celebrando la vuelta a la Plaza y recordó que ya en 1985, las Madres usaron máscaras «para ir a Tribunales a reclamarle al Partido Judicial, en aquel momento porque empezaba el Juicio a las Juntas, como lo llamaban los radicales, que en realidad fue una parodia», remarcó.

«Fue un juicio solamente a los comandantes de las tres primeras juntas, y las Madres por supuesto ya veían la impunidad que traía detrás esa parodia de juicio», advirtió Iramain. Más adelante, apuntó contra el Poder Judicial «que nunca se va a poder sacar el estigma de haber perdonado a la dictadura, de haberla juzgado muy por arriba y no haber usado siquiera la figura de Asociación Ilícita que sí lo hacen con el Kirchnerismo, contra Néstor y Cristina, los gobiernos que más alegrías les dio al pueblo en los últimos casi 50 años», lanzó.

En el mismo tono, apuntó contra Patricia Bullrich, la ex ministra de Seguridad del macrismo y actual presidenta del PRO, que «se hace la guapa pidiendo más represión pero se olvida que en 2016 cuando mandó a la guardia de infantería a cumplirle la orden del juez Martínez de Giorgi para detener a Hebe e impedir esta marcha misma, Hebe se le escapó por la vereda», mencionó Iramain y advirtió: «Va a pasar muchas más veces eso porque con este pueblo no van a poder».

Más adelante, llegó el momento de escuchar al invitado de la jornada, al Diputado Nacional por el Frente de Todos Hugo Yasky, que comenzó su discurso apuntando contra el Partido Judicial por la avanzada contra Cristina y dio un lugar de mucha importancia a la reacción de la militancia.

«Estamos viendo en este momento aflorar lo mejor y lo peor que tiene nuestro país. Lo mejor, cuando vemos al pueblo que sale a la calle masivamente, acá en Buenos Aires y en todas las Provincias a defender a Cristina con la absoluta convicción de que la atacan porque también quieren llevarse puesto todos los derechos y conquista que conseguimos», dijo Yasky.

En contrapartida, marcó las diferencias con la oposición que «quiere negar la política de Derechos Humanos», y afirmó que «son los mismos que ya intentaron el 2X1, que siguen reclamando la impunidad, que reivindican el terrorismo de Estado, que piden pena de muerte y aplauden el gatillo fácil, y han presentado proyectos donde pretenden penalizar con cárcel a los que hagan marchas, solamente por hacer marchas, que la policía vuelva a utilizar balas de plomo», alertó.

«Eso lo hacen porque tienen odio de clase, resentimiento», afirmó y lamentó que «se pelean entre ellos para ver quien inventa la forma de reprimir más y castigar más a nuestro pueblo, eso es lo más miserable», selló.

A su vez, el Secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) se sumó a la consigna TODOS SOMOS CRISTINA. «Así como aprendimos de las Madres que la única lucha que se pierde es la que se abandona, del mismo modo tenemos que decirle hoy a Cristina que tenga la absoluta seguridad de que ninguno de os que conoció la consigna de derechos; que conoció el poder recuperar los Derechos Humanos como una bandera y política de Estado; que ninguno de los que vimos cómo le sacábamos el negocio de la jubilación privada del buche a los dueños de esa burguesía parasitaria que se queda con la plata de los jubilados y los trabajadores y les parece bien, de los que supimos lo que era ver a un hombre y una mujer de pie teniendo la absoluta seguridad que eran ciudadanos reconocidos; ninguno de nosotros sea niño joven o anciano, vamos a soltarle la mano a la compañera Cristina, es la causa popular», planteó Yasky.

Por último, pidió a toda la militancia, a organizaciones políticas y sociales, que «tenemos que estar en la calle bancando a Cristina hasta que esta farsa judicial se caiga a pedazos».

A continuación, llegó el momento de Hebe de Bonafini, que se mostró junto al reto de las Madres con una pechera con la consigna TODOS SOMOS CRISTINA, reconoció sentirse emocionada por haber vuelto a la Plaza de Mayo y dijo sentirse «muy satisfecha de ver como respondió la gente con el Todos Somos Cristina, estoy orgullosa», señaló.

Luego de compartir las palabras de Iramain y Yasky, y al mismo tiempo que un conjunto de funcionarios designados por el ministro Sergio Massa viajan a reunirse con el Fondo Monetario Internacional, Hebe subrayó que «le llamó la atención que todavía vayamos a Estados Unidos a que nos den consejos, a recorrer a ver qué nos dicen que tenemos que hacer».

En la misma línea, explicó que «en Missouri, hace muchos años se le pegaba a los chicos para educarlos, lo llamaban ‘nalgada o tablazos'», dijo y detalló que ese accionar «se había derogado, imagínense pegarle con una tabla a los chicos de primaria y secundario, eran nenes». Sin embargo, Hebe contó que «ahora lo volvieron a poner, otra vez van a volver los nalgazos y palazos en la cabeza o donde sea, con una Ley, y nosotros vamos a Estados Unidos a ver que nos dicen», advirtió.

«El país que mató más gente, que más bombas tiro, que más países invadió, que se quieren meter acá y están metidos acá, y todavía vamos a pedirle lo que vamos a hacer. Lo único que quieren ellos son las riquezas nuestras. Se quieren llevar todo. Son voraces. No les alcanza nada. No sé a qué demonio vamos allá, es peligroso ir», denunció.

«Me da mucho miedo esas idas que no sabemos de qué se habla, qué se trata y qué nos venden», sentenció la presidenta de Madres de Plaza de Mayo. «Por eso fue tan clara Cristina cuando habló, y es tan clara cuando nos habla, y fue tan clara cuando gobernó, y fue tan claro Néstor cuando nos dio todo lo que nos dio, que no nos podemos olvidar y es nuestra obligación permanente de pensar cuándo estuvimos bien, cuando fuimos felices y no lo cuidamos», sentenció Hebe.

“Estábamos tan bien que vivíamos sentados en una silla. Las Madres no. Nunca dejamos la plaza. Porque la lucha revolucionaria empieza cada mañana cuando nos despertamos a ver qué vamos a hacer por el otro, no por nosotros. Haciendo por el otro hacemos por nosotros, porque nos sentimos bien de lo que estamos haciendo extendiendo las manos, el corazón y el cuerpo”.
En ese sentido, Hebe reconoció sentirse emocionada por «la entrega de tanto joven, y tantas personas mayores» que fueron a bancar a Cristina en la puerta de su casa «y no les importaban los gases, ni el agua» que la Policía de la Ciudad que conduce Horacio Rodríguez Larreta lanzó contra ellos.

«Nosotros tenemos mucho corazón, mucho amor, ellos están llenos de odio, además son horribles son despreciables. Son seres que tienen una cara de orto que da ganas de morirse, no le encuentro otra palabra», afirmó Hebe y valoró cómo gracias a la presión de la militancia en Recoleta «quisimos sacar las rejas y las sacamos igual».

Cerca del final, Hebe reiteró el lanzamiento de la campaña TODOS SOMOS CRISTINA. «Es poco lo que hacemos», planteó y entre risas pidió «nuevos cantitos» para acompañar la iniciativa «que va a durar hasta que la saquemos de esto que está metida».
«Dejemos los cantitos que son más viejos que el sol, decimos Todos Somos Cristina y cantamos por los desaparecidos, estamos todos chiflados», lanzó Hebe de Bonafini.
Por último, y en dirección «a los que dicen que están cansados», contó que la Madre de Plaza de Mayo Visitación de Loyola va a cumplir 99 años y despertó la ovación de todos los presentes. «A nosotras nos faltan horas en el día para hacer todo lo que tenemos que hacer», agregó Hebe.

Para cerrar, reiteró el espíritu de la iniciativa que comenzó este jueves en apoyo a la ex presidenta. «Tenemos que hacer muchos esfuerzos y estar en todos lados y tratar de que cuando se haga una marcha grande sea una pueblada que esté en todo el país», aseguró Hebe.

«Tenemos la obligación de dar lo mejor que tenemos para esta mujer que nos dio todo al igual que su marido. Nos dieron su vida y pusieron en sus manos todo, y están pasando lo que están pasando por lo que hicieron, no por lo que no hicieron», detalló.

A su vez, afirmó que la envidia que tienen contra Cristina, además de ser «por todo lo que saben, la estadista que es, la inteligencia que tiene, los da vuelta a todos porque es linda. Ellos tienen unas mujeres que son horribles con una cara de asco que mata, te agarra la Bullrich y disparas, y la Carrió imagínate lo que es», ironizó.

«Siempre va a ser poco, cada mañana cuando nos levantamos comienza la revolución. Es darle y darle, las Madres somos como un Ford T viejo, no hay repuestos, pero caminamos», concluyó Hebe de Bonafini.

VER MARCHA COMPLETA:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.