Marcha Nro 2310 de la Asociación Madres de Plaza de Mayo. Esta vez desde la cocina de nuestra casa para cuidarn

Jueves 21-07-2022

Hebe de Bonafini: “Los jueces son cómplices de la dictadura, del asesinato, la muerte y la tortura”.

Otro jueves más inventando desde la cocina la Plaza, tratando de verla, sin estar, tratando de sentirla, sin vivirla. Lo que sí tenemos vivos en el corazón es a los hijos y las hijas, y ellos son los que nos dan la palabra, nos da la forma de hablar, nos dicen por dónde, y para dónde.

Los compañeros que hablaron antes que yo, son compañeros que tienen mucho, mucho para contarnos, y ojalá, todos los que los hayan escuchado hagan algo para empujar, para que Larreta no se siga quedando con todo, como él quiere siempre. Para que les deje la escuela. Si todos ponemos un granito de arena, si todos empujamos, vamos a lograr que les devuelvan la escuela. Si todos nos quedamos pensando que hay muchos problemas, por qué nos vamos a ocupar de eso, y bueno, algún día les va a tocar y van a decir, nadie me ayudó. Hoy por ti, mañana por mí.

Hay mucho para hablar: los jueces, los jueces, los jueces. Lo que pasa que los jueces no son de hoy. Los jueces fueron cómplices de la dictadura, cómplices de la dictadura a los que nunca se los juzgó porque los abogados, la mayoría, son amigos de los jueces. Entonces, ¿cómo van a juzgar a sus amigos, o a sus conocidos, o a los que estudiaron con ellos? ¿Saben por qué son cómplices? Porque ellos sabían dónde estaban nuestros hijos. En las mazmorras, siendo torturados. Nuestras hijas y nuestros hijos. Y ellos nos decían, no están en ningún lado, la palabra desaparecido, no están. Algunos no nos contestaban nada y otros nos daban esa respuesta, cuando ellos sabían muy bien lo que estaba pasando. Los jueces son cómplices de la dictadura, del asesinato, la muerte y la tortura. Y nunca se juzgó a ninguno. El único juez que nos dio bolilla a las Madres, que nos contestaba como correspondía el habeas corpus, sabiendo que había muchos en campos de concentración y que había muchos que estaban vivos, torturados, durante un año, un año y medio, fue el Doctor Molteni. ¿Saben qué le pasó a Monteni? Lo balearon, que casi lo matan. No me vengan a contar que los jueces no sabían, no me vengan a decir que es una novedad. Las Madres hicimos tres juicios éticos contra los jueces, en la Plaza, y en el ECUNHI porque un día llovía mucho y tuvimos que hacerlo ahí. Algunas veces, los testigos se retiraron porque los amenazaron y no quisieron salir de testigo como nos habían prometido a las Madres. Quedamos con pocos testigos, pero muy valiosos, por supuesto, que sabían mucho y hablaron muy bien. No es que no los juzgamos nunca. Hicimos juicios éticos, qué vamos a hacer, en la Plaza. Tiene mucha repercusión, pero no sale en ningún lado, en ningún medio. Nadie te lo publicita, porque, claro, las Madres somos duras. No todo lo necesario. Tenemos que ser más duras todavía. A mí me da mucha bronca cuando veo que hay tanto pibe preso sin causa, y hay tanto ladrón, chorro y asesino suelto con causa. Ahí está la injusticia más grande. Miles de pibes en la cárcel sin causa. Y los asesinos como Macri y su cría, porque son asesinos, sí, asesinos, nazis, fachos, son la peor lacra. Eso son. Esos están perdonados, ¿por quién? Por los corruptos de los jueces de la suprema corte que ni es suprema, ni es corte, ni de justicia. Hay que cambiarle el nombre, es el sorete más grande, del baño más roñoso. Así nomás. No hay otra cosa para decirles.

Ahora, el presidente va a Estados Unidos, va solo, yo quiero saber qué va a hacer, tenemos muchas riquezas para entregar todavía. ¿Qué le va a llevar, presidente? ¿El litio? ¿O alguna parte del sur que les gusta? No creo más nada lo que dice. Ni cuando va, ni cuando vuelve, ni cuando habla. Ni somos el mejor país, ni estamos mejor, ni hemos crecido. Nos hemos achicado vergonzosamente porque ayer que aumentó todo, cuando fui a cobrar tenía el mismo sueldo. Así que no me engañe, Sr. Presidente, los pobres estamos cada vez más pobres, los ricos, cada vez más ricos, y usted cada vez más mentiroso. 

Por suerte, vino Emir Sader, a lo mejor algunos no saben quién es. Emir Sader es un pensador,  inteligentísimo, la mano derecha de Lula que trajo un proyecto que ojala…porque él ya habló con el presidente, no sé qué le habrá dicho. Habló con otros países, habló con Evo, habló con el presidente de Colombia, para tener un banco que sea latinoamericano, una moneda latinoamericana. Ellos tienen cómo poner mucho dinero para sustentar ese proyecto.  A mí me pareció genial, porque si los europeos tienen sus propios bancos, y su propio negocio, vamos a decir, por qué no lo va a tener Latinoamérica. Él explicó con una claridad lo que le trajo el presidente que me parecía increíble que hayan hecho una cosa tan elaborada, tan bien hecha, y tan seria. Emir Sader, es un genio, anda por acá, tiene algunas reuniones. Lo conozco hace muchísimos años, ojala que este proyecto que sí es una maravilla, que nos va a sacar a todos del pozo, también a ellos, porque ellos también están preocupados, si llega a ganar Lula qué va a pasar con Bolsonaro porque estos tipos no se quedan quietos porque están los yanquis atrás. Ponen, ponen. Los yanquis no tienen nada, y como no tiene ni petróleo, ni gas ni nada, andan atrás de los que tenemos y son peligrosos, por eso. Tuvieron que bajarse los pantalones y decirle a los venezolanos: ¡Por favor, véndame petróleo! Y los venezolanos muy bien le vendieron.

Estamos pasando un momento muy difícil, estamos en el medio del río sin salvavidas, con una gran tormenta que nos azota de todos lados, y con una sarta de hijos de recontra mil putas, que nos quieren hundir.

Comunidad de la Escuela de Educación Especial Nº 28, Bartolomé Ayrolo de Villa Devoto. La entrega del Palacio Ceci es un acto injusto, discriminador e inmoral. 

-Soy Diego, soy una persona sorda. Quiero contarles acerca del Palacio Ceci. En el Palacio Ceci fue donde nació la comunidad sorda de toda la Argentina, donde comenzó su lengua, la lengua de señas argentina transmitiendo a nivel nacional nuestra cultura e identidad de generación en generación.  Por ello es que nosotros respetamos y valoramos tanto al Palacio Ceci, ya que perpetúa nuestra comunidad. Es nuestra cuna. A lo largo de los años el Palacio Ceci y la Escuela Ayrolo estuvieron relacionados, allí funcionó la escuela, y sigue siendo parte de la misma. Hace un tiempo, de golpe, el gobierno decidió quitárnoslo, sin consultar a la comunidad de la Escuela Pública, ni consensuar. Esto fue una gran alarma para todos nosotros quienes estamos luchando, pero no es solo por la Escuela Ayrolo, por un lado la escuela lucha como parte de la comunidad, pero no es solo su responsabilidad. El Palacio Ceci le corresponde a toda la comunidad sorda de la Argentina. Es su patrimonio lingüístico y cultural, es la madre de las escuelas que se fundaron a nivel nacional, de las asociaciones, de los estudiantes, de los museos. Todo comenzó en el Palacio Ceci, las fechas importantes para la comunidad, el día del sordo. Todo lo conmemorado a lo largo de nuestra historia. Ahora, el gobierno lo arrebata, igual que a una hermosa planta a la cual le quitan sus raíces. Esa una gran demostración del desprecio del gobierno hacia la comunidad sorda, y hacia la educación pública de las personas sordas de toda la Argentina.

-Soy Lilia Sánchez, mamá de Manuela, una joven con multidiscapacidad, entre ellas sordera y que desde de sus 20 años, 10 fue alumna de la Escuela Bartolomé Ayrolo, escuela para niños, jóvenes y adultos con trastornos auditivos y del lenguaje. Esta escuela desde el año 1938 funciona en un predio en el barrio de Villa Devoto. Su patrimonio edilicio estaba constituido por un edificio principal, el conocido Palacio Ceci y dos anexos. En todos esos espacios siempre se realizan actividades relacionadas con la educación y la cultura de las personas sordas. En el año 2013 se tiran abajo esos anexos y se empieza a construir un edificio nuevo que los reemplaza. Pero que, sin embargo, ya no es exclusivo de la escuela, sino que es compartido con otra institución de nivel medio. Y además, el palacio, que venía deteriorándose con el correr del tiempo y que con la inauguración del edificio nuevo se quedó agua, tuvo que dejar de usarse el palacio. Y todas las actividades se concentraron en esa parte del edificio nuevo. De nada sirvieron los sucesivos reclamos de la comunidad para que se arreglara, de nada sirvió un informe de una perita arquitecta enviada por la Dirección General de Patrimonio en el año 2018, una perita que envió esta gestión de gobierno y que informó que el estado del edificio requería una reparación urgente porque peligraba la integridad física de niños, y docentes. Nunca hubo dinero para arreglar el palacio. Hoy hay una partida de, casi, 278 millones de pesos para arreglarlo, pero no para la escuela, sino para el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción. Para comprender la razón de estas acciones, hay que verlo dentro de un contexto. En septiembre del año pasado se aprueba en la Legislatura porteña la Ley del Distrito del Vino, en octubre un decreto del Jefe de Gobierno porteño reformula la estructura del Ministerio del Desarrollo Económico y Producción, incluyendo el distrito de vino, entre sus políticas. A partir de allí un inusitado interés por el palacio, por parte de funcionarios que comienzan a visitarlo y hablan de una restauración. Sin embargo, el 3 de febrero de este año, el Ministerio de Educación, a través de un acta administrativa, solicita el traspaso de la fracción del predio correspondiente al palacio, solo el palacio al Ministerio del Desarrollo Económico y Producción, reservándose ese anexo nuevo para los usos educativos de la escuela y es aquí que la escuela pierde el edificio más emblemático de la historia de la educación de las personas sordas en Argentina porque esta fue la primera escuela. El día 6 de mayo, tuvimos una reunión con el ministro Giusti en la que, a pesar de que previamente funcionarios del gobierno porteño y del gobierno de Mendoza habían expresado claramente la relación que iba a tener el Palacio Ceci con distrito del vino, el ministro lo negó. Dijo que habíamos comprendido mal, pero que, sin embargo, la decisión del ejecutivo era que el Palacio no volviera al Ministerio de Educación, no volviera escuela, no volviera a tener los usos que históricamente tuvo para la comunidad sorda, y para la comunidad educativa. Y que a partir de ahora iba a ser usado para la comunidad en general, respondiendo a demandas del Ministerio de Cultura, que necesita espacio para eventos, para demandas de la comuna, de algunos vecinos. Apenas ofrecía en honor a la memoria de la historia de la comunidad sorda con esa escuela: trabajar en conjunto para pensar alguna participación que la escuela, en el uso de esos espacios, consensuado con la agenda de las otras instancias y bajo su autoridad. Claramente, no podemos aceptar eso, porque eso no es respecto a la historia y porque los valores que mueven nuestra lucha no tiene nada que ver con los que mueven sus decisiones.  Hace dos días, el lunes 18, en el Boletín Oficial se publica el llamado a licitación y los planos del proyecto que tiene el gobierno para el Palacio Ceci.  Y realmente es cuando uno ve en esas imágenes lo que realmente tienen pensado hacer. Cuando uno ve en esos planos que los espacios que estuvieron habitados por generaciones de niños sordos, que ese edificio fue su escuela, si no que fue su casa porque fue internado durante muchísimos años y para algunos exalumnos de avanzada edad refieren que fue como su madre. Esos espacios se van a transformar en salas de exposiciones y salas de reuniones y office, y guardarropas, y bar lindo afuera, seguramente y los infaltables maceteros que en un diseño bastante particular se reservan incluso las dos entradas principales de ese predio, esos grandes portones hermosos de rejas donde nosotros ingresábamos a la escuela, nuestros hijos salían. Eso se lo lleva el palacio, eso se lo lleva el Ministerio de Desarrollo y a la escuela le queda la puerta de atrás. Le queda de acá en más la condena de estar parados en el pedazo de patio que les queda mirando por sobre unos maceteros, el fantasma de lo que fue su historia, su educación y su identidad.   Necesitamos mucha difusión, necesitamos que la sociedad se entere, necesitamos voces que multipliquen este reclamo, voces para las manos de las personas sordas, cuya lengua la comunidad oyente no comprende. Necesitamos que la sociedad tome conciencia de que este acto cometido en perjuicio de esta minoría, invisibilizada y más vulnerable, también por ello, que la sociedad se dé cuenta de que este acto político, aun cuando lo hayan enmarcado en normativas legales, es un acto injusto, discriminador e inmoral. 

Demetrio Iramain: “En 2010 Hebe de Bonafini propuso tomar la CSJ. Tenía razón entonces, cuando las cosas estaban mucho menos graves que ahora y vaya si sigue teniendo razón hoy”

Ustedes saben que esta semana Cristina, con precisión y gran audacia política, apuntó a la cabeza del poder judicial, a la Corte Suprema de Injusticia de la Nación. A esos cuatro miembros que están en plena decadencia, y que con su decadencia arrastran a todo el sistema judicial argentino, porque el último garante, el que tiene la última decisión, en el poder judicial es la CSJ. Todos sabemos lo que dijo, solo voy a detenerme en una cuestión, porque es algo que nosotros también varias veces, señalamos aquí los días jueves: la cuestión presupuestaría. Cristina, entre otras agravantes que encontró en el manejo de la Corte, puntualizó en el manejo presupuestario. Y en particular de la obra social del poder judicial, la obra social que maneja, en soledad, la CSJ sin dar cuentas a nadie. Ustedes vieron, siempre que se habla de las obras sociales es un argumento más para pegarle a los sindicatos, pero nadie dice nada de la obra social del poder judicial, que la maneja la Corte, a la que aportan los trabajadores. Sin embargo, no tienen ningún tipo de participación. Hay una causa judicial en trámite en la Justicia Federal por denuncias de lo que pasa allá dentro, que no avanza, porque los que la tienen que investigar son los mismos que después reportan a la CSJ. Son jueces que dependen, en última instancia, de la Corte Suprema, y nunca se investigan entre ellos. ¿Quiénes tuvieron que llevar la delantera en la denuncia para que avance un poco? Los trabajadores. El sindicato, no el de Piumato, Piumato es parte de esa corporación, el SITRAJU. El SITRAJU fue y denunció con nombre y apellido, a Maqueda. ¿Por qué a Maqueda?  Porque la Corte hace varios años se maneja con un loteo de sus facultades para conseguir poder. Lorenzetti le dio a cada uno un kiosquito. El kiosquito de la obra social se lo dio a Juan Carlos Maqueda, y como ahora Maqueda se le dio vuelta a Lorenzetti y apoyó a Rosatti para la presidencia, Lorenzetti tiene mucho interés de que esa causa avance, por lo menos para tener complicado a Maqueda y forzar a que cambie de voto, y lo vote a él para la presidencia. Así se maneja la justicia argentina, así se maneja la CSJ. ¿Qué podemos esperar? ¿Qué garantía tenemos nosotros? Ninguna. Hay un juez y un fiscal en esa causa. El juez es Ariel Lijo, que por ahora dice que quiere avanzar. No avanza demasiado porque tiene como fiscal a Carlos Stornelli que quiere archivar la causa. Directamente archivarla porque dice que no hay pruebas. Su función es la de investigar y encontrar esas pruebas. Lo que no hay es decencia, lo que no hay es voluntad política, y en esto están todos metidos. No solamente es la Justicia Federal o los jueces nacionales los que aportan a esa obra social que nadie quiere mirar, también los jueces de la Ciudad de Buenos Aires. Es una foto de lo que pasa en la Justicia Federal. En septiembre de 2010 Hebe de Bonafini propuso tomar la CSJ. Todos dijeron que era muy exagerado, que no correspondía, que hay otras formas. Tenía razón entonces, cuando las cosas estaban mucho menos graves que ahora y vaya si sigue teniendo razón hoy. No es solo el gobierno el que se ve perjudicado, es toda la democracia, toda la posibilidad de que alguna vez tengamos un país decente, si estas prácticas en la justicia se siguen perpetuando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.