Asociación Madres de Plaza de Mayo. Marcha 2296= 45 años de lucha

Jueves 14-04-2022

Los temas centrales de la jornada de lucha de las Madres fueron el emotivo acto propuesto por el Padre Paco, en el marco de la Semana Santa, y el posicionamiento de la Asociación y sus militantes con respecto al momento político.

Durante la habitual marcha de las Madres, el Padre Francisco «Paco» Olveira lavó los pies de las Madres

Compartimos las palabras previas del Padre Paco:

“Un jueves santo, de hace ya bastantes años, fue la primera vez, las Madres me pidieron que dijera unas palabras acá, y la verdad es que yo estaba súpernervioso, y súperemocionado. Dije, lo que dije, no me acuerdo, pero cuando volví a mi capillita, en la Isla Maciel, y celebré la Misa de la Última Cena, ahí dije: lo que tendría que haber hecho es lavar los pies de las Madres. Lavando los pies de las Madres estoy lavando los pies de los 30.000 detenidos-desaparecidos, y quedó en mi corazón. Y hoy me animé y se lo dije a Hebe. Le pregunté qué le parecía. Y puedo decirlo, ella también se emocionó. Les cuento un poco: En una noche como esta, jueves santo, Jesús se reúne con  sus discípulos, y discípulas, y hace La Última Cena. La Última Cena en la que hacen memoria de la liberación de la esclavitud de Egipto. Están haciendo memoria de un Dios que escuchó el dolor de su pueblo, y que se abajó a liberarlos; uniéndose con Moisés a la cabeza consiguieron la liberación. Y Jesús dice en esa noche: ‘Pan en mi cuerpo, este vino en mi sangre, hagan esto en memoria de la liberación’. No solo hace eso, sino que hace un gesto que era el gesto que le obligaban a hacer a los esclavos: cuando llegaba el amor, el señor, le debían lavar los pies. Y Jesús le lava los pies a los discípulos, y discípulas. Pedro, entre otros, no entendía, pero Jesús les dice: ‘Miren, el que quiera ser el primero que se ponga al último, que se haga el servidor de todos y de todas, si ustedes me creen como el maestro y el señor, hago esto, y es el camino que ustedes tienen que seguir’. Ese fue el camino que siguieron los 30.000, ese gesto, los curas lo seguimos haciendo los jueves santos en la Misa de la Última Cena, y para mí es algo muy fuerte. Muy fuerte tener alrededor mío, a diez, a doce personas: pibes del barrio, abuelas, jóvenes, intentando que sean los más pobres, y que uno se arrodille ahí, que lave es un gesto, un signo. Y a mí me sale de corazón besar el pie. Para mí es decir: ‘Flaco, este es el camino que tenes que vivir durante todo el año’. Madres les agradezco que me permitan hacerlo, con todo el cariño, con toda la emoción. Hacerlo en ustedes, por los y las 30.000, y que sepan también que estoy con todos los Curas en Opción por los Pobres, ellos están acá, conmigo, bendiciéndoles a ustedes”.

Compartimos las palabras de Hebe de Bonafini posteriores al ritual. 

“Es muy difícil, luego de un momento tan profundo, tomar la palabra, pero esta cosa de las transformación, ¿no? Como en un momento esta plaza donde han pasado tantas cosas, también se puede transformar en una parroquia, en un lugar sagrado. Y eso es lo que yo sentí, que el Padre Paco nos hizo sentir que esta plaza, donde las Madres hemos pasado de todo, se convirtió, en este rato, en un lugar sagrado. Es difícil concentrarse en el momento, a uno le vienen a la cabeza los hijos, las hijas, las compañeras asesinadas…Sentí también que lo que hizo Paco, es una gran reivindicación a nuestras hijas, y a nuestros hijos que en este momento estuvieron más vivos que nunca, y que las Madres los sentimos más adentro nuestro, que nunca. Y ¿por qué no? La Plaza es un lugar sagrado donde los pueblos nos juntamos a protestar, a pedir, a reclamar, y por suerte, muchas veces a aplaudir a quienes nos dieron otra forma de vivir.”

Para cerrar esta parte de la marcha 2296, Hebe nombró y reconoció la trayectoria de cada una de las Madres de la Asociación que lucharon, y luchan en diferentes puntos del país.

Luego, junto a Demetrio Iramain, se expresó sobre los temas de la actualidad.

Hebe de Bonafini: “Llegado el caso, hay que tomar la Suprema Corte de Justicia, y sentarnos en los sillones de estos señores que son unos hijos de puta”

Ayer escuchamos todos a Cristina Fernández, esa palabra que nos marca un camino único, y habló mucho del poder financiero internacional, y yo me pregunto: ¿El poder financiero internacional no es el FMI? En todos los países el que nos ahorca y asfixia es el Fondo Monetario. Y ahora el presidente, arregla atrás nuestro, acomoda lo que le parece, y tiene algunas expresiones bastante lastimosas últimamente. Sigue sin atender a los pobres. Hace un rato vino un joven que va a hacer una denuncia muy fuerte porque en muchas escuelas de Florencio Varela no se les da de comer a los chicos. Llega la plata, pero no llega la comida, y hay chicos que se desmayan porque no comen en la casa, y tampoco comen en la escuela. Eso está pasando en Florencio Varela, hay que ir y agarrar al intendente de los pelos, y preguntarle qué está haciendo con la plata de los chicos. Yo quiero decirle al presidente que una cosa son las madres de desaparecidos, y otra cosa somos las Madres de Plaza de Mayo. Las Madres de Plaza de Mayo somos las que hemos caminado 45 años sin dejar un día, las que nos encerramos en las comisarias hasta que conseguíamos que suelten a los chicos que se llevaban presos, las que tenemos tres madres asesinadas, las que tenemos una universidad, una radio, y un lugar de estudio. No se puede comparar. Yo tengo respeto por las madres de desaparecidos, pero que no nos comparen, y que no mezcle. Hay una diferencia abismal. Ya estoy un poquito cansada de esa confusión, así que se la quiero aclarar al presidente. No sé qué es lo que estará pensando, qué es lo quiere hacer, con nosotras no va a contar porque no estamos de acuerdo con nada de lo que hace. Y estamos en un problema muy serio porque las cosas van mal, estamos siendo investigados, perseguidos, pero ellos no pagan por lo que hacen. No se ha puesto preso a Macri ni a su cría con todos los delitos que cometieron, y eso es por la gran complicidad de la Suprema Corte de Justicia. Llegado el caso hay que tomar la Suprema Corte de Justicia, y sentarnos en los sillones de estos señores que son unos hijos de puta. Eso son. Va a llegar el momento, no vamos a ir pedir comida, pero vamos a ir a pedir justicia que es más importante, a veces, que la comida, porque cuando hay justicia, hay comida. Vamos a convocar al pueblo, no se puede permitir que hagan lo que quieran, y no es una amenaza, esto es un enfrentamiento con los atorrantes, que ganan un montón de plata, que mandan el dinero afuera, que no sabemos la plata que tiene reunida la CSJ, y todo lo que hacen es para favorecer a la derecha, a los yanquis. Que la Suprema Corte no crea que este pueblo es un pueblo manso. No somos mansos, hasta ahora nos estamos bancando todo, pero que los milicos estén en su casa, que hayan pasado más de 20 años para que condenen a uno…Es vergonzoso lo que pasa, todavía hay juicios, a tipos que ya murieron hace un montón de tiempo. Todo por la complicidad del poder judicial, es un gran poder, y la prensa es otro gran poder que también se junta con el poder judicial, parece que los poderes, como decía Roque Dalton, ya están todos repartidos, y a nosotros no nos toca nada, alguna vez lo agarraremos de verdad, como se pueda, pero que la Suprema Corte sepa que este no es un pueblo manso, que no los vamos a dejar que hagan lo que quieran. 

Demetrio Iramain: “Si el presidente no avanza, avanzaremos los pueblos, pero los jueces no se van a salir con la suya”.

Son horas clave, estamos a las puertas de que se cumpla esa fecha que dio la Corte Suprema con ese fallo vergonzoso respecto del Consejo de la Magistratura. En ese escrito ordenó que a partir del 15 de abril, si no había la sanción de una nueva ley del Consejo, entonces volvía a regir la que estaba en vigencia hace 15 años. Y ese plazo se cumple mañana, y seguramente no lo va a hacer mañana porque es feriado, pero si quieren tener la foto del presidente de la CSJ haciéndose cargo de la presidencia del Consejo de la Magistratura, y sería un golpe de estado institucional. Tenemos que impedirlo. Hay ya sancionada una ley por parte del Senado de la Nación que resuelve esta situación, pero la oposición no quiere tratarla en diputados para lograr esa foto.  Tenerlo a Rosatti sentado al frente del Consejo de la Magistratura, y por lo tanto tener a la Corte con el control absoluto y total del Poder Judicial. El consejo permite que se puedan echar a jueces a través del procedimiento de juicio político, se pueden proponer jueces para los cargos vacantes, es el órgano que maneja también el presupuesto del PE. Las quieren todas, y anuncian de acá para adelante una situación de beligerancia mucho mayor, así que hay que estar atentos porque esos conflictos institucionales entre poderes, son el mejor escenario para la derecha, para desestabilizar gobiernos populares y para impedir que un gobierno con tantas dificultades como el que tenemos pueda avanzar con la agenda que necesitamos los pueblos. Sepan que no le vamos a permitir ni una sola más al partido judicial. Si el presidente no avanza, avanzaremos los pueblos, pero los jueces no se van a salir con la suya. ¡Fuera la Corte Suprema!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.