La Asociación Madres de Plaza de Mayo decidió retomar las comunicaciones on line por el aumento de casos de Covid 19 y sus variantes. En esta emisión participaron desde sus respectivas casas: Sara Mrad (Madres de Plaza de Mayo filial Tucumán), Demetrio Iramain,  secretario adjunto  del SITRAJU, y Hebe de Bonafini.

Hebe de Bonafini: “No podemos ser amigos de los yanquis, Estados Unidos no es un país democrático”

En el discurso de este jueves, la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo recorrió diversos temas de actualidad. Comenzó agradeciendo al personal de salud por el compromiso y “por jugarse la vida por nosotros” y pidió que se tomen medidas contra las agresiones que sufren.   “A todos los hechos de violencia se sumó una agresión tremenda a Marcelo Cachagua, Secretario de Salud de General Lavalle. A los atacantes hay que meterlos presos, no se puede permitir, los médicos, enfermeras, técnicas, bioquímicos están haciendo todo lo que pueden”.

Por otro lado, reflexionó sobre la causa de la Gestapo en la provincia de Buenos Aires. “Me tiene preocupada que a los funcionarios macristas les van agregando causas, causas, y yo no sé si está bien así, pero vamos a tardar muchísimo en ponerlos presos. Estamos esperando todavía que traigan a Pepín Rodríguez Simon que está en Uruguay, que no sabemos si va a venir o no, hizo todo lo que quiso. Macri con todo lo que nos ha hecho con el Correo, las estafas, lo que gastó, lo que tiró cuando quemó las cunitas, las vacunas del sarampión abandonadas, si nos ponemos a enumerar todo el mal que hicieron ¡otra que la Gestapo, Hitler y Mussolini juntos!. Hace poco condenaron a los participantes de la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001, 20 años después. Eso es una cosa también bastante difícil de entender. Si vamos a buscar todos los delitos cometidos, vamos a estar años y años, Macri se irá del país, se irá a vivir a otro lado, esto lo hacen sabiendo porque tienen mucho apoyo.”

En otra parte de su discurso, Hebe felicitó al presidente de la Nación, Alberto Fernández por aceptar el cargo de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). “Me puso muy contenta porque es una cosa muy interesante la CELAC. No estoy de acuerdo con lo que dijo el presidente negando que se trate de un organismo contra la Organización de Estados Americanos (OEA). Sí, sí la CELAC tiene que ser contraría a la OEA porque la OEA  es golpista; trabajó para sacar a Evo Morales de la presidencia, también estuvo metida en Ecuador.  Las Madres la conocemos desde hace 45 años, hace 43 que fuimos, reilusionadas, y resultaron ser una manga de sinvergüenzas, que mienten descaradamente”.

En el plano de las relaciones internacionales, desde fines del año pasado se conoció la noticia de que el presidente viajará en febrero a China. Lo que a Hebe le pareció una buena noticia, pero se mostró en desacuerdo con la misión que tendrá el canciller Santiago Cafiero en Washington. En ese encuentro, previsto para la semana que viene, Cafiero deberá aclarar de qué se tratará en el viaje a la nación china. “¿Por qué le tenemos que dar explicaciones de lo que vamos a hacer nosotros en otro país? Si ellos nunca nos dicen, al contrarío, vienen a escondidas a meterse acá para pegarnos por todas partes.  El presidente puede ir a China, recorrerla, y hacer negocios ¿Somos un país libre o no? ¿Tanto miedo les tenemos? Yo estoy contenta con todo lo de las vacunas, la entrega de las compu para los pibes, pero hay cosas que hay que revisarlas un poquito más. Somos independientes, somos un país libre, estamos en democracia. Uno lo tiene que sentir en el cuerpo. Ahora, si Cafiero va a contar lo que el gobierno va a hacer en China, eso no está bien. SI nos bajamos los pantalones así, nos va a ir mal. A medida que nos ven blandos aprietan, aprietan. Sr. Presidente, usted dijo que no iba a acordar nada con el sufrimiento del pueblo, pero por ahora no se ha visto nada. Palabras, palabras, como dice la canción. Uno necesita hechos. Las viviendas, los caminos, las vacunas, las netbooks, eso está muy bien. No podemos dejar de pasar estas cosas que son tan serias y tan graves. No podemos ser amigos de los yanquis, Estados Unidos no es un país democrático. Somos como de cuarta para ellos”.

La presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, alertó sobre los cortes de luz, y de agua que afectan a grandes porciones de la población. Consideró que las empresas se llevan toda la plata afuera y no ponen nada a cambio, y expresó que no puede ser que la gente sufra cortes de varios días, la que vive en departamentos, y ni hablar lo que ocurre en las villas “sin luz, sin agua, sin comida”.

Al finalizar su intervención se dirigió al Presidente de la Nación: “Yo lo felicito por lo que hace bien, pero también tengo la obligación de ponerme firme para señalar lo que no está bien. No se enoje conmigo, yo sé que usted está enojado conmigo, pero yo le voy a seguir diciendo lo que no está bien, porque es mi obligación, yo tengo mucha más obligación con mis hijos e hijas que con usted. A usted lo respeto y porque lo respeto le dijo lo que no está bien, si no me importaría, no le diría nada y  lo mandaría al diablo. Es un gobierno que voté y que voy a volver a votar, eso está claro. Lo único que tengo como propiedad es la palabra, y eso no lo voy a vender por nada del mundo. No se enojé. No solo tiene que escucharme, tiene que entenderme. Tiene muchas reuniones con empresarios, con la CGT, está muy arriba y me parece que como dice la canción hay que volar bajo porque abajo está la verdad. “

Demetrio Iramain,  secretario adjunto  del SITRAJU “La causa de la Gestapo es la punta de un iceberg que evidencia las practicas criminales de la banda que gobernó al pais entre 2015-2019”

El dirigente gremial hizo un recorrido por las consecuencias que generó la aparición de los videos de la mesa judicial bonaerense conocida como Gestapo para perseguir opositores.  “El primer efecto es que luego de semanas de silencio, Vidal no tuvo más remedio que salir a dar una explicación. Lo hizo, por supuesto, en medios de comunicación amistosos para con ella, y que formaron parte del entramado mediático que potenció esas operaciones judiciales. Aunque Vidal estaba guionada reconoció la veracidad del video, sobre el que dijo que era ilegal y que se trató de una reunión de trabajo. Si fue ilegal la grabación imagínense cuánto más clandestina fue la reunión”.

En los diálogos que se pueden escuchar en las grabaciones se hace explicito el acuerdo con  jueces, fiscales, y hasta del procurador Conte Grand para fabricar pruebas. “No sé cómo todavía sigue en su cargo, y no renunció. Es un delincuente” –expresó Iramain-.

Otro punto relevante del análisis de la causa de la Gestapo, es que tiene tal grado de gravedad institucional y sus pruebas son tan contundentes que el juez sorteado decidió levantar la feria judicial y avanzar en la investigación.  “La prensa hegemónica se calla la boca escandalosamente ante la gravedad de esta denuncia. Nunca se vio algo así desde 1983, con un carácter tan manifiesto, tan claro, de una operatoria ilegal, clandestina para perseguir opositores políticos. Todo esto que se aclaró en solo dos semanas de investigación es mucho, y adelanta, al mismo tiempo, la próxima pelea: tratar de que la causa siga en el juzgado de La Plata y no pase a Comodo Py, donde ya se sabe que no va avanzar ni tan rápido ni tan profundo. Esta causa es la punta de un iceberg que evidencia las practicas criminales de la banda que gobernó al país entre 2015-2019” 

Sara Mrad (Madres de Plaza de Mayo filial Tucumán)  leyó un editorial que escribió para un programa de radio, lo transcribimos a continuación:

 «Por aquellos años, a mediados de los 70, llegaron ellos atentos y prontos para desgarrar la vida con el siniestro terror en sus manos, nos arrancaron nuestros hijos, y nuestras hijas, y nuestros corazones quedaron estremecidos por un largo tiempo, los días se sucedían y cada vez más se intensificaba la intemperie construida por las manos asesinas. Ya no solo destruyeron la vida con los asesinatos, las desapariciones y el hambre, también hirieron de muerte a la cultura y a la educación. No por nada el primer centro clandestino de detención en Tucumán fue la ‘Escuela Diego de Rojas en Famaillá’, no por nada miles de docentes, intelectuales y artistas -sino fueron desaparecidos- debieron partir al injusto exilio para preservar sus vidas. Con el tejido social vulnerado e incapacitado, para reaccionar, los genocidas dieron rienda suelta a otra parte del plan de exterminio; exterminar de raíz la posibilidad de formación de conciencias ciudadanas y participativas, esta vez los libros eran los responsables rebeldes. El 26 de junio de 1980 los asesinos llevaron a cabo en Sarandí la quema de libros más importante de nuestro país, un día gris, opaco, entristecido por nubes plomizas era el marco adecuado para que 24 toneladas de libros del Centro Editor de América Latina ardieran en una hoguera que duró varios días. Dicen que retorciéndose entre el humo, las cenizas y el polvo, los libros se resistían a la muerte, dicen también que las palabras condenadas  a morir huyeron a tiempo y se ocultaron en los socavones de la esperanza para preservar el saber, la cultura, y mantener abrigada la memoria. Muchos años han pasado y hoy el tiempo en que la pobreza acecha a los más necesitados tienen también que soportar la crueldad derramada por los medios de comunicación hegemónicos que sostienen la cultura represora y a los devenidos en intelectuales y académicos que con la mayor de las desvergüenzas se arrogan el análisis de la situación política, económica y sanitaria por la que estamos atravesando. Con absoluto desparpajo hablan de las restricciones a las libertades como si no hubieran sido los aplaudidores de la dictadura más perversa. Hoy estos nauseabundos representantes de lo peor de la cultura represora con cinismo hablan de la descomposición democrática, de la gravedades institucionales, como mirándose a un espejo que les devuelve su propia siniestra imagen porque fueron y son el sostén filosófico y espurio de Maurico Macri y de cuanto integrante haya de las clases dominantes. Dicen que en aquel invierno de 1980 retorciéndose entre el humo, las cenizas y el polvo los libros se resistían a la muerte. Dicen que las palabras condenadas a morir huyeron a tiempo y se ocultaron en los socavones de la esperanza y aquí estamos para recurrir a ellas, para continuar los sueños, para abrigar la memoria porque fueron aquellos libros, y aquellas palabras las que saciaron la sed revolucionaria de nuestros hijos, y de nuestras hijas para entregar la generosidad de sus vidas con la plena convicción de que la única lucha que se pierde es la que se abandona. Dicen que aquellas palabras que se resistían a morir eran esperanza, solidaridad, entrega, lucha, resistencia, revolución equidad, y entre otras tantas las que más se resistió fue la palabra libertad.” 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.