En la última marcha de este 2021 convocada por las Madres de Plaza de Mayo, estuvieron presentes; la Dra. Cristina Caamaño, interventora de la AFI,  Hebe de Bonafini, la titular de la Asociación, Daniel «Tano» Catalano, Secretario General de ATE Capital y Demetrio Iramain, secretario adjunto  del SITRAJU.

Hebe de Bonafini empezó su discurso reconociendo la valentía de Cristina Caamaño, quien días atrás dio a conocer los videos en los que se ve a ex funcionarios bonaerenses macristas planificar causas contra dirigentes gremiales. El plan de persecución que se conoció a partir de la actuación de la interventora Caamaño fue similar al que sufrieron las Madres de Plaza de Mayo durante la anterior gestión

Dirigiéndose al presidente Alberto Fernández, Hebe de Bonafini dijo: “Estuve esperando que me llamara Sr. Presidente, como lo ha hecho muchas veces, para que me dijera: `Hebe, tenías razón: Macri es un enemigo, no un opositor’. Usted, me atendió pero nunca me escuchó. Hoy le voy a contar todo lo que tuvimos que padecer las Madres de parte de estos señores que usted reconoce como opositores políticos que le están comiendo el coco todo el tiempo. Quiero contar que las Madres ya sabíamos quienes eran estos nazis, sátrapas, torturadores, y asesinos, que acompañan a Macri”. 

Recordó que en diciembre de 2015, cuando Cristina Fernández se despidió del gobierno, las Madres escucharon que se iba a cerrar la plaza, entonces se propusieron impedirlo “porque esta Plaza es del pueblo”, y convocaron a militantes y organizaciones a que ocuparan con sus vehículos el espacio y lograron que la plaza no quede vallada. “A  partir de ahí hubo que enfrentar a este señor (por Macri): lo primero que hizo fue reventar un caño de agua, inundar el sótano de la casa de las Madres. Se empezó a caer todo, hasta la vereda. Estuvimos seis meses sin saber qué hacer, perdimos todo lo que había en el sótano, el agua entraba por todos lados hasta que vino la cooperativa El Rocío que nos dio una mano, arregló, y ordenó”.  Con ese episodio comenzó un plan para perseguirlas y hostigarlas, primero -cuenta Hebe- se quisieron quedar con la Universidad de las Madres para luego quedarse con todo. “Entraron unos síndicos para ver qué era lo que teníamos; entraron, miraron, se fueron, pero después se empezaron a tratar de llevar cosas. El interventor de la Universidad venía con la policía, luego venía el Ministro de Educación también con la policía. Los sindicatos, la gente de la plaza, nos ayudaron, meses se quedaron en la puerta para cuidar  que no entraran de noche. Meses haciendo

turnos. Y las Madres seguíamos denunciando, y diciendo. Luego me vinieron a detener, me escapé, y el pueblo me ayudó. No se imaginan lo que es vivir amenazada”. “En un procedimiento tipo S.W.A.T “–continuó enumerando Hebe –“se robaron una camioneta nuestra con archivos. Salimos como locas para saber dónde estaban  y supimos que estaban en un predio, en Villa Pueyrredón. Y otra vez, el pueblo, la gente de Villa Pueyrredón vino a darnos sillas, a darnos aliento, comida. Nos acompañó”.

La dirigente social expresó que a pesar de lo duro de la persecución no las hicieron callar porque “ni los milicos pudieron matándonos tres de las mejores madres”.  Y advirtió que “tuvimos  que empezar de nuevo en medio del silencio de los que gobernaban, de los diputados, de los senadores. El silencio no es salud, es complicidad”. En la actualidad –dijo Hebe- el amedrentamiento continua: “Me cortan la luz, internet, el gas, y hubo dos tiroteos enfrente de mi casa que nadie investigó. Recibo muchas amenazas. Lo pueden hacer porque hay un presidente que le gusta mucho el silencio y que ni se entera de lo que le pasa al pueblo. Es muy peligroso que el presidente no diga una sola palabra sobre el mecanismo de persecución macrista. Lo quiero escuchar, que califiqué a Macri y a su cría porque no son adversarios políticos son enemigos”.

Daniel  Catalano, Secretario General de ATE Capital: “2022  tiene que ser el año en el que intervengamos fuertemente en el poder judicial para democratizarlo”.

Catalano se refirió a la denuncia que llevó adelante la interventora de la AFI, Cristina Caamaño a quien calificó de valiente porque “nos ayuda a que podamos materializar visualmente todo lo que veníamos denunciando desde diferentes organizaciones sociales, lo que denunciaron -de manera reiterada- las Madres de Plaza de Mayo, la persecución a Cristina Fernández de Kirchner, a Máximo Kirchner, a Florencia Kircher. Hemos visto como se llevaban preso a Amado Boudou transmitido por televisión. Hemos visto cómo el gobernador Morales anunciaba por los medios de comunicación que debía encarcelar a Milagro Sala para poder gobernar. Hemos visto como sus diputados de la provincia de Jujuy votaron la ampliación de la Corte Suprema para poder ser cortesanos y ser ellos los verdugos de todos los tupaqueros y tupaqueras.  Por eso queremos saber quién nos defiende, cuáles son las condiciones de esta democracia, quién nos va a dar la garantía para poder seguir”.   Luego de lanzar estas preguntas a los militantes de la plaza, el dirigente de ATE contó que el 10 de diciembre pasado viajó a Jujuy -junto con otros referentes- para visitar a los presos políticos. “Nuestros compañeros de la Tupac ya cumplieron la condena pero no se puede hacer efectiva porque la ‘justicia` les exige que digan cómo van a solventar su vida al quedar en libertad. ¿A ustedes les parece razonable que la justicia le pida a alguien que esta privado de su

libertad que deba garantizar de qué manera va a sobrevivir cuando salga?”.  Para el dirigente es imperioso que se reforme el poder judicial y lo planteó como un desafío para el año entrante. “2022 tiene que ser un año en el que nosotros intervengamos fuertemente en la justicia para democratizarla. Nuestra democracia, nuestro país necesita una justicia de cara al pueblo, no de espaldas al pueblo. Garantizando todos nuestros derechos”.

En otro momento de su discurso, Catalano explicó que la situación del sistema sanitario de la Ciudad de Buenos Aires es crítica ante la nueve ola de Covid. “Quiero que se entienda que el personal sanitario que está hoy en los hospitales, en las UFU, nuestras enfermeras, nuestros enfermeros, ganan 65 mil pesos de salario. Es muy difícil garantizar el derecho a alimentación cuando el sueldo no alcanza a cubrir la canasta básica de alimentos”.  Agregó además que  “es muy difícil trabajar en la ciudad más rica del país gobernada por un funcionario que abandona al personal sanitario en medio de una pandemia”. En ese sentido, Catalano reveló que se despidió personal de salud porque las autoridades comunales pensaron que la pandemia ya estaba resuelta “y ahora que las papas queman y que el covid no da tregua no se puede satisfacer el derecho a la salud”. “Por eso, desde esta plaza –señaló el dirigente sindical- le reclamamos a Horacio Rodríguez Larreta que genere las situaciones de contención para la comunidad pero también que genere las condiciones para que los trabajares de la salud puedan cumplir con su tarea de la mejor manera”.  

Para finalizar, llamó a la comunidad a que “tengamos paciencia y nos sigamos cuidando porque los trabajadores de la salud hace dos años que no descansan, y se dificulta salir de trabajar con el peligro de ser portador del virus, y poder enfermar a la familia. Tenemos una vida hermosa por delante y  un proyecto político para defender.”

Demetrio Iramain, secretario adjunto  del SITRAJU “Tenemos que comprometernos en meter en caja al Poder Judicial, incluirlo en el sistema democrático”.

En la última convocatoria de las Madres de Plaza de Mayo de este año Demetrio Iramain señaló que “si tendríamos que señalar donde está el mal, sin dudas diríamos que el mal está en Comodoro Py 2002, ahí en Retiro. Ya las Madres había dicho que había que clausurar ese lugar, y sí, hay que terminar de una vez con el poder corporativo que se manifiesta sin tapujos en Comodoro Py, y que es respaldado por la Corte Suprema de Justicia”. En relación con lo expresado, recordó que en 2017 las Madres presentaron una denuncia formal contra “la banda criminal que había montado Macri junto con su servicio de inteligencia para perseguir, hostigar a los luchadores populares y a los dirigentes kirchneristas”. “Esa denuncia” –contó Iramain- “fue archivada sin más trámite pero pasaron los años y vemos que todo eso era cierto. Es un buen

momento para proyectar lo que viene, tenemos que comprometernos en poner en caja al poder judicial, ponerlo dentro del sistema democrático porque será muy difícil llevar a buen puerto el resultado de las elecciones del 2023”. Para concluir, expresó que “tenemos que terminar con la impunidad para toda esta banda criminal del macrismo que se valió de todas estas prótesis políticas para gobernar, para criminalizar y poder meter el ajuste y el endeudamiento porque ese era el gran proyecto”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.