Las Madres de Plaza de Mayo marcharon junto a Demetrio Iramain,  secretario adjunto  del SITRAJU (Sindicato de Trabajadores Judiciales).

La presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo comenzó su intervención recordando a “Juanito Laguna”, figura creada por el artista plástico Antonio Berni. Juanito está inspirado en los niños que el artista encontró en las villas miseria o barrios periféricos que ya en 1930 existían en la ciudad de Buenos Aires.  Para Hebe de Bonafini los cuadros con esa representación deberían estar exhibidos en todos lados. “La creación de Antonio Berni es tan maravillosa, quizás no lo entendimos cuando él pintó esas obras porque no sabíamos de arte, no nos dábamos cuenta de lo genio que era el tipo.  Sigue habiendo muchísimos “Juanito Laguna”, chicos que arrastran una bolsa de comida, que se alimentan de nuestras sobras. ¿Cómo se puede hacer un discurso sin siquiera nombrar a los “Juanito Laguna” de nuestro país, Sr. Presidente?” –Preguntó la dirigente social, en referencia al discurso de Alberto Fernández en el ‘Día de la Militancia’ celebrado el miércoles 17 de noviembre-. Insistió en que la gente no tiene qué comer, y que es imposible comprar carne por su alto precio.

Las Madres de Plaza de Mayo esta tarde portaban unos chalecos con la consigna “no al pago de la deuda externa”, postura que sostienen oficialmente desde el multitudinario acto del 17 de octubre. En este sentido, Hebe de Bonafini  leyó una carta que Juan Domingo Perón le envió a Carlos Waisman en 1971. El ex presidente escribió ese texto dirigido a su amigo desde el exilio: “Comparto sus juicios, sus consideraciones referidas al estado económico actual, a la crisis monetaria de occidente. Está demostrado que los acuerdos de Bretton Woods fueron verdaderas trampas colocadas para atraparnos a todos.  Yo repito que para que pueda existir una trampa no es suficiente con que exista un tramposo, sino que es indispensable que haya un tonto que se deje engañar o un desesperado que no tenga otro remedio como les pasó a los vencidos del 45’. Con criterio objetivo en Argentina no hay mucho que indagar. ¿Cómo era la cosa antes del 55’? ¿Cómo fue después? Ya lo dice un viejo refrán español: ‘Detrás de mí vendrán los que grande me harán’. Lástima que sea a costa del sacrificio del pueblo y la ruina de la Nación. Los militares, únicos culpables de todo, no sé qué dirán, ni sé si se pegarán el tiro que deberían. Firma: Juan Domingo Perón”.  Cabe recordar que el presidente de facto Pedro Eugenio Aramburu es quien firma los acuerdos de Bretton Woods a los que hace referencia Perón en su carta, ello implicó que la Argentina se incorporase al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial.

Al concluir la lectura Hebe aclaró que “ya que se habla tanto de peronismo, lo que leí no lo decimos los kirchneristas, ni nosotras; las madres”. Reiteró que “no tenemos que pagar la deuda,  nosotros no debemos nada, ellos nos deben a nosotros y nos deben vidas”. 

También advirtió que “en estos días me están pegando muy duro, las cosas que me ponen en el teléfono, mandan a gente a molestar a la Plaza, no saben qué hacer con nosotras, pero sepan que si los milicos no pudieron con nostras, ellos tampoco podrán”.

Demetrio Iramain: “Tenemos que lograr condiciones para modificar de manera profunda el poder judicial, y seguir reclamando que se cumpla la agenda prometida en 2019”

El secretario adjunto del SITRAJU (Sindicato de Trabajadores Judiciales)  reflexionó sobre los recientes resultados de las elecciones legislativas. “Hace una semana la derecha, enemiga del pueblo, anunciaba: ‘Asamblea Legislativa para reemplazar al presidente, caída del gobierno, corrida bancaria. Nada de eso ha ocurrido, el pueblo ha demostrado estar firme y no comer vidrio, pero también demostró estar muy firme para la pelea, para lo que viene, para llevar adelante la agenda del 2019, la agenda con la que sacamos a Macri del gobierno. Eso está pendiente y es la tarea que nos queda por delante”.  Uno de los puntos relevantes de esa agenda es la democratización y reforma del Poder Judicial.  Iramain ejemplificó con la actuación de la Corte Suprema de Justicia ante la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (DAJuDeCO).  “En estos días tenemos al Supremo Tribunal ocupando la tapa de los diarios porque se quiere meter por la ventana en una causa judicial que está avanzando por el impulso del fiscal Franco Picardi. Es la investigación sobre  la mesa judicial del macrismo, esto es; la intervención del poder político en el poder judicial para llevar adelante el proceso de persecución que signó a la Argentina en los últimos años”. Explicó que  “Picardi pidió un informe a la DAJuDeCO, oficina que depende del máximo tribunal desde que Macri dispuso su traslado, antes era un área que estaba en manos del Ministerio Público Fiscal y dependía de la procuradora Gils Carbó. Con la salida de la funcionaria, y el cambio de órbita vimos un festival de filtraciones, y de escuchas en los medios de comunicación. El espionaje se convirtió en un arma de gobierno para el macrismo y la Corte no dijo nada sobre el funcionamiento de esa oficina. Ahora que el fiscal obtuvo un informe contundente para continuar investigando la mesa judicial, la Corte Suprema alega que la DAJuDeCO no tiene competencia para producir esa prueba. ¿En qué consiste esa pesquisa? Es un seguimiento de las publicaciones en redes sociales de los funcionarios del gobierno anterior, y medios de comunicación que orquestaban y anticipaban medidas judiciales para perseguir a nuestros compañeros y compañeras”.

El trabajador dijo que el informe demostró que estos agentes actuaban de manera sincronizada. Y afirmó que “como el resultado de la pericia no le gustó al Supremo Tribunal quiere sumariar a quienes están al frente y busca anular la prueba para que la causa no pueda avanzar.  Entonces, las actuaciones apegadas a derecho no dependen solo de la voluntad del fiscal y del juez, sino que deben acompañarse de la movilización popular. Nosotros tenemos que lograr condiciones para modificar de manera profunda el poder judicial, y seguir reclamando que se cumpla la agenda prometida en 2019”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.