Les mando un gran abrazo a los compañeros que están defendiendo en el sur nuestra soberanía, un abrazo enrome, porque no es la soberanía de unos pocos, es la soberanía de todos, y están poniendo el cuerpo. Gracias compañeros los amamos. Pero también le digo al señor Lewis que no se olvide que los argentinos tenemos sangre caliente y que somos duros para defender la soberanía. Alguna vez, hace muchos años, sacamos a los ingleses de Buenos Aires tirandoles aceite hirviendo. Hoy, lo podemos volver a repetir.

Hebe de Bonafini
Presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.