En noviembre de 2005 se realiza en la ciudad de Mar del Plata un definitorio hecho político para el futuro inmediato de la región: la V Cumbre de las Américas, que reúne a los presidentes del continente, incluido el de Estados Unidos.

George Bush, Néstor Kirchner y Hugo Chávez, entre otros, se encuentran en la ciudad costera y, por presión norteamericana y canadiense, tratan la agenda impuesta por ambos países: el plan de dominación imperial denominado ALCA, que prevé la conversión de todo el continente americano en una zona de libre comercio, sin regulaciones estatales.

En simultáneo a la cumbre oficial, se desarrolla otra, de los Pueblos, donde se debaten los mismos temas del encuentro de presidentes, pero desde la perspectiva popular. Las Madres acompañan las marchas de protesta contra Bush, y asisten al evento final de ese encuentro de grandes luchadores, que se realiza en el estado mundialista de Mar del Plata. Es allí cuando Diego Maradona y Hebe se encuentran por primera vez, y se funden en un fuerte y emotivo abrazo bajo la lluvia que cae torrencialmente sobre el estadio.

Al acto en el estadio José María Minella, asisten el venezolano Hugo Chávez, Diego, Evo Morales, y las Madres, por supuesto. Es el día que el bolivariano inmortaliza la frase “Alca, al carajo”, tras la decisión de los presidentes latinoamericanos de enterrar el tratado de libre comercio y darle la espalda a las pretensiones yanquis.


#45Años45Hechos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.