Este jueves 4 de junio de 2020, la Marcha Nº 2199 de las Madres de Plaza de Mayo se dio una vez más a través de las redes, a raíz de la situación sanitaria por la pandemia de coronavirus. El tradicional discurso de la presidenta de la organización, Hebe de Bonafini, contó con las palabras introductorias de Demetrio Iramain y del exvicepresidente Amado Boudou.

Demetrio Iramain resaltó la inminencia del cumplimiento de 2.200 jueves de marchas de las Madres y recordó tres momentos especiales en ese “cuentajueves”. “El primero, el de junio del año 1996, cuando las Madres de Plaza de Mayo cumplieron 1.000 jueves e hicieron un gran acto para celebrar. Ese día, por primera vez emplearon la consigna “Ni un Paso Atrás” y su bandera azul con el Pañuelo blanco. Armaron un mástil en la Plaza, que luego el intendente Domínguez, de Menem, sacó junto con una plazoleta que las Madres habían inaugurado política y simbólicamente. Fue un acto fortísimo”.

“Años después, en el 2006, las Madres cumplieron los 1.500 jueves, y tanta importancia le dieron que decidieron correr la Marcha de la Resistencia, que se hacía todos los diciembres, a enero, para que coincidiera con los 1.500 jueves. Y fue la última Marcha de la Resistencia de la primera etapa. Después la retomaron cuando llegó Macri en el 2015, y la sostuvieron hasta diciembre pasado, cuando Macri se fue y vino Alberto”.

“Y la última vez que los contaron muy fuerte fue cuando estaba Macri ya en el gobierno, en agosto del 2016, cuando las Madres cumplieron los 2.000 jueves”.

“Y ahora estamos próximos a los 2.200 jueves, con esa persistencia y esa constancia de las Madres”.

Amado Boudou también se refirió a la proximidad de la Marcha Nº 2.200: “Cuánta historia que se ha convertido en un faro para todos nosotros y nosotras, para ver y poder pensar cada una de las situaciones, como esto que está sucediendo ahora”, sostuvo.

Amado consideró que “nuestro gobierno está haciendo un gran trabajo, cuidando mucho a la población. Hoy está sometido a una gran tensión para poder terminar con los cuidados, que han sido muy importantes y que han demostrado que han tenido resultados muy positivos en algo que es muy difícil. Hay que tratar de cuidarnos entre todas y todos, y no caer en esos discursos, que por los intereses de cada uno, dicen ‘hay que tener libertad de contagiar a todos los demás’. Lo importante es, como ustedes nos marcan siempre, entender que las cuestiones son colectivas y que entre todos nos va a ir mejor, y si cada uno hace la suya, va a ser muy malo para todos. Nadie se realiza en una patria que no se realiza.

Amado también hizo “un fuerte pedido por las presas y presos políticos de Argentina, que por supuesto no son presos de Alberto Fernández, pero si son presos del lawfare, este mecanismo brutal, que no solamente opera en la Argentina, sino también en Brasil, en Ecuador y en Bolivia. Que se termine esta situación”.

Hebe de Bonafini, una vez más desde su casa, comenzó refiriéndose a los recientes casos de violencia policial contra una familia Qom en Chaco y contra Luis Espinoza, un peón rural de Tucumán, al que asesinaron:

“Primero quiero hablar de la paliza que le dieron a los Qom, que es vergonzoso. Unos días después de que mataron a Espinoza”.

“Espinoza, un trabajador rural, pensaban que lo mataron porque escucharon un tiro, la familia lo empieza a buscar, los amigos también y lo encuentran en un barranco. La policía, después de que lo mató, lo tiró ahí. No podemos tomar como natural que esto pase. Que pase en el macrismo es una cosa, pero que pase ahora es otra. Hay que tener otras normas mucho más duras. No podemos permitir que les peguen a los Qom o a los mapuches. Al compañero rural lo mataron y ahora están buscando excusas. Hay que tomar medidas antes”, marcó Hebe.

Luego se refirió a los casos de violencia de género y a los femicidios, que no se terminan: “Ayer fue el día del Ni Una Menos, y siguen matando mujeres, siguen asesinando y son perdonados, les dan poco tiempo de pena. Cuando las mujeres denuncian, no los van a buscar, ponen excusas. Si vas a la policía a denunciar que tu marido te pega, te dicen ‘¿cómo habrá pasado, no tendrá usted la culpa?’. Hay que terminar con eso”.

Hebe aludió al caso de una chica de 16 años que fue víctima de una violación grupal en el 2012 en Chubut, y en el que el fiscal ya absolvió a varios de los responsables: “Y terminamos el día con un fiscal, Fernando Rivarola, en Chubut. Hace unos años torturaron a una piba de 16 años violándola. La violaron seis tipos. Nunca se animó a hablar. Ella lo denunció hace poco. Y empezó el juicio. ¿Qué dice el fiscal? Que es un ‘desahogo sexual’. Fíjense el disparate. ¿Qué va a hacer ahora el juez? El fiscal tiene que ir preso”.

En otro orden Hebe advirtió que “estamos rodeados todavía por la banda macrista. Cuando nosotros ganamos las elecciones, yo decía ‘no se pongan tan contentos, que los tenemos acá nomás, no cantemos tanta victoria’. Cuando hablé con el señor presidente, le pregunté ‘qué va a hacer con los jueces y con los medios’, que son dos poderes fabulosos, impresionantes, que los tenemos ahora encima nuestro queriendo limarle los pies al presidente, y a Axel, y a todos los que hacen algo para cuidar nuestras vidas. Y están haciendo cosas muy infames. Había que haber tomado las medidas ni bien entraron. Esto de que no había grieta, que se había terminado, es mentira: hay un zanjón. Ellos no nos quieren, y el presidente nos quiere. Ellos nos quieren ver a todos los pobres y negros muertos y el presidente quiere que tengamos una buena vida, todo lo que nos corresponde”, remarcó.

“Cómo puede ser que tengamos medios que le hacen la propaganda a los peores, que no quiero ni nombrar. Ellos son los responsables de que haya tanta muerte en los barrios marginales, porque Larreta fue el encargado de no poner un mango en esos barrios, y ahora la gente se muere porque él no puso lo que había que poner. Y Larreta es macrista. A ellos mucho no les importa Larreta porque ahí la quieren poner a la Bullrich. Dios nos libre y nos guarde”.

En relación a las investigaciones recientes por denuncias de espionaje y persecución, Hebe recordó lo sufrido por las Madres durante la gestión macrista: “¿Saben la persecución que sufrimos las Madres? Lo primero que nos hizo Larreta fue inundarnos la casa, el sótano. Mentira que se rompió un caño. Se derrumbó media casa. Nos costó meses y meses recuperarnos. Nos sacaron la Universidad, nos quisieron quitar la Biblioteca, nos afanaron los archivos, nos robaron los autos, nos hicieron multas hasta que se cansaron. Tuvimos que poner compañeros que cuidaran la casa. Ningún medio habla de eso. Ni siquiera los periodistas que se dicen amigos de las Madres. El ‘Pará la mano Macri’ nos costó una persecución de cuatro años. Embargadas hasta lo que pidan. ¿Por qué nadie quiere hablar de cómo persiguieron a las Madres? Porque si no tienen que decir que fuimos las únicas que nos pusimos de punta y le dijimos lo que era Macri desde el mismo día que nació”, señaló.

“Ahora que estamos con un gobierno nuevo, necesitamos que el gobierno sea un poco más duro”, reclamó. “Ellos están haciendo campaña política. Dicen y hacen cosas contra el presidente, contra Axel y contra los ministros que son buenos. Los atacan, les pegan, todos los días dicen mentiras. No nos dejemos hacer lo que nos están haciendo. A estos tipos no les dejemos el camino libre porque si no, no va a haber elecciones. Van a poner miles de excusas, van a parar el Congreso, van a hacer cualquier cosa. Son siniestros. Y cuando hablan parecen Santa Teresita. Y la gente está creyendo. ‘No se puede trabajar, la culpa es de Fernández’. Escucho cada cosas, que no se puede creer”, alertó.

“Señor presidente, le quieren serruchar el piso. Por favor, haga algo con los medios y con los jueces”, insistió. “Tenemos jueces que son basura, son nefastos, que siempre aplicaron injusticia para los pueblos. Hay que cambiar de raíz, porque si no, no vamos a poder tener otras elecciones como estas. Le van a tirar tanta basura, que a gente la va a creer. Como creyeron de Cristina”.

“No esperemos llegar a eso. El virus nos está matando mucha gente, pero lo macristas mataron más gente que el virus. Algunos son muertos que caminan, y otros son muertos de verdad. Los miles de niños que murieron de hambre, los cientos que mató la policía, los que sabemos y los que no sabemos, son deudas del macrismo, además de la Deuda, además de la plata que se robaron, de la que sacaron del país. ¿Por qué no se avanza en que los ricos pongan para los pobres? ¿Por qué no se avanza en que traigan la plata los que la tienen afuera? ¿Por qué no se avanza en cobrarle a Macri lo del Correo? ¿Qué nos pasa? Si hay ministros débiles, cambiémoslos. Pongamos ministros más duros. Si no somos duros, ellos nos van a ganar”.

Hasta el jueves que viene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido