Marcha N°2197 21/5/2020

Este jueves 21 de mayo, la Marcha Nº 2197 de las Madres de Plaza de Mayo, una vez más se dio a través de las redes, debido al aislamiento obligatorio por la pandemia de coronavirus. En esta oportunidad, las palabras de la presidenta de la organización, Hebe de Bonafini, tuvieron la introducción de Demetrio Iramain y Sandra Figueroa.

Demetrio Iramain se refirió a la problemática de la población trans y travesti que está en las cárceles argentinas. Detalló que el 60 por ciento de las personas trans y travestis que están en prisión no tiene condena y el 70 por ciento de esa proporción está allí por infracción a la ley de drogas. Contó el pedido de libertad que Hebe hizo para esta población. “Las Madres decidieron nuevamente dar su apoyo a esas compañeras que merecen toda nuestra solidaridad y nuestro respeto por la forma tan cruda en la que viven y tan digna en la que luchan”.

Sandra Figueroa, integrante del colectivo trans y de la organización política La Puiggrós, que milita en los barrios más humildes del partido de La Matanza, se refirió a la problemática trans a partir del confinamiento por la pandemia de coronavirus. “Sabemos que muchas de nosotras no accedemos a tener trabajo y hoy hay muchas chicas que están en situación de calle o ejerciendo la prostitución para poder paliar esto que estamos viviendo”, explicó. Y advirtió también sobre el riesgo que corren aquellas que están detenidas y no pueden acceder al sistema de salud. Por otra parte, sostuvo que “si bien el Estado está presente en muchas cosas como viandas y mercadería, hay muchas cosas que están faltando y las compañeras que viven en situación de calle no la están pasando bien”. “Si bien hay que agradecer un montón de cosas, hay que mirar un poquito más”, concluyó.

Hebe de Bonafini, otra vez desde su casa: “Otra vez mi cocina convertida en Plaza. Cada vez tiene más olor a Plaza la cocina”.

Comenzó leyendo la carta que le escribió a Axel Kicillof, luego de los embates de los diarios Clarín y La Nación: “Todo lo que hacía Larreta le echaban la culpa a Axel. Y me pareció que alguien tenía que aclarar esa parte, por lo menos entre nosotros. Ellos siempre van a ser la misma basura. No soportan que Axel sea tan inteligente, tan humilde y tan del pueblo”.

En algún pasaje de la carta, Hebe le expresó a Axel: “Te veo trabajar tan intensamente como siempre. Nadie te puede contar dónde están los más necesitados, en qué municipio o pequeño pueblo, porque mientras muchos políticos recorrían canales de tv y radios, vos recorrías kilómetros y kilómetros de la Provincia de Buenos Aires, que hoy gobernás con tanta sabiduría”.

“Quiero decirte que las Madres te queremos mucho porque estás siempre al lado de los que menos tienen, sobre todo los niños y los ancianos, que son los que más sufren”. “Es necesario, cuando hay un muy buen gobernante como él, que se lo digamos”.

Luego se refirió al gobierno nacional y a la presencia del Estado en este contexto de emergencia sanitaria: “El gobierno de Fernández está remando en dulce de leche, porque la verdad es que hay muchos problemas. El tema de la deuda no se termina de arreglar y los que más plata tienen, no quieren poner nada. Pero lo que sí supimos, es que de cada diez casas, nueve familias están ayudadas por el gobierno de alguna manera. Nunca pasó. Es muy importante que también se le den aportes a los que menos tienen”.

Hebe consideró que “habría que aumentarles el sueldo a los médicos, a los enfermeros, a las médicas, a los infectólogos, a los investigadores, a los que lavan los pisos y los baños de los hospitales. Los médicos y los infectólogos, por hacer todo el trabajo que están haciendo, tendrían que ganar como mínimo lo que ganan los diputados. Si el presidente me escucha, sería una muy buena idea. Porque si no, nos conformamos con aplaudirlos. Aplaudirlos un poquito cada noche no alcanza. Eso los pueblos lo hacemos de agradecidos que somos. Pero ya que el gobierno está poniendo dinero en las empresas como Techint, que ponga dinero no sólo en los hospitales para aprovisionarlos de camas y de todo lo que necesitamos, sino para reconocerles a los médicos y científicos que están haciendo tanto por nosotros. Y a las mujeres que limpian los baños y el piso, que también se pueden contagiar. Pongamos la atención en ellos. Ellos no arman paritarias. Hagamos que nuestra voz se convierta en una paritaria. Que se alce nuestra voz para ellos. Empecemos a implementar que el otro soy yo. No sólo para quedarnos adentro de la casa, como nos pide Fernández. Quedémonos, no salgamos, cuidémonos. Pero alcemos nuestra voz para que todo el pueblo sea una sola paritaria”.

“A mi me gusta soñar. Siempre sueño. Porque el sueño hace que después uno trate de convertir esa esperanza en realidad. Hay que soñar para después tener un proyecto y una esperanza. Soñemos juntos y hagamos una sola paritaria para estos hombres y mujeres que nos están dando todo”.

Para finalizar, le dedicó unas palabras al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que sigue sin atender las necesidades de los barrios: “Las Madres nos cuidamos. Tenemos la suerte de tener agua para lavarnos, cosa que todavía no hay en los barrios. Todavía estamos esperando que pongan una canilla en cada barrio ¿Cuándo van a llegar, cuando termine todo? La precisan ahora. Se la pasan diciendo y ofreciendo ¿Cómo es esta historia? Mi abuela decía ‘más vale un ‘toma’ que dos ‘te daré’. Hasta ahora: ‘te daré, te daré, te daré’, pero no les han dado nada. No hay agua en los barrios. Y es indispensable para evitar tanta contaminación. Si no, ¿cómo se van a lavar las manos? Lo que pasa es que el que se lava las manos todo el tiempo es Larreta. Y debe tener un jabón bastante especial, porque las manos las tiene muy sucias. No parecen tan sucias cuando uno lo ve. Pero las tiene tan sucias como el alma, como su cabeza y su cuerpo. No va a poder dormir tranquilo, porque son muchos lo crímenes de los cuales es culpable. Esos crímenes, alguna vez en su vida los va a pagar. No te hagas el estúpido, Larreta. Sos un gran chorro, un gran ladrón, que no solamente robás plata. Robás vidas, esperanzas y sueños para la gente de los barrios”.

Hasta el jueves que viene.