Este jueves 9 de julio, nuevamente bajo las condiciones de aislamiento que impone la emergencia sanitaria en nuestro país, se desarrolló la Marcha Nº 2204 de las Madres de Plaza de Mayo a través de las redes sociales. Las palabras de la presidenta de la organización, Hebe de Bonafini, contaron en esta oportunidad con la introducción de Demetrio Iramain, y del periodista Néstor Busso.

Demetrio Iramain recordó que “hoy se cumplen 204 años de la declaración formal de la Independencia nacional, y se cumplen 2.204 Marchas ininterrumpidas de las Madres en busca de la independencia real, concreta, efectiva de nuestro pueblo respecto de los poderes económicos locales y foráneos, que todavía hoy atan nuestro destino colectivo al interés de sus posesiones económicas”.

Señaló también que “hoy las Madres nos convocaron a apagar la televisión hasta las 8 de la noche para defender a nuestro gobierno, preservarlo de las mentiras sistemáticas de los medios masivos y encender la libertad”.

Néstor Busso, desde Viedma, afirmó que “las Madres son la expresión del amor, convertido en movimiento social y político. En estos días de pandemia, en los que salió a flote lo mejor y lo peor de este mundo, es bueno recordar y fortalecer ese mensaje de las Madres, el mensaje del amor. En estos días tenemos que cuidarnos y cuidar a los más débiles, superar las desigualdades, que se hacen muy evidentes y son intolerables”.

“Pero en estos días también salió a flote lo peor de nuestra sociedad: el odio. El poder económico, la oligarquía, los sectores de privilegio muestran todo su odio, junto con la voracidad por acumular riqueza. Y los llamados grandes medios de comunicación son la expresión de ese odio, fomentan y destilan odio. Seguramente muchos de ellos están nerviosos porque se están destapando operaciones de espionaje ilegal, de aprietes y chantajes, de las que participaron periodistas junto a los servicios de inteligencia, el Poder Judicial y el gobierno de Macri”.

“Frente a tanto odio, para fortalecer la democracia es indispensable asegurar pluralidad y diversidad de medios, que no haya sectores silenciados o invisibilizados. Todos y todas tenemos que poder expresarnos y manifestar nuestras necesidades y proyectos”.

Néstor Busso pidió “fomentar y fortalecer los medios populares y comunitarios, aquellos que son expresión de la diversidad y la pluralidad de nuestro pueblo”.

Hebe de Bonafini recordó cómo cada 9 de julio las Madres trataron de hacerse ver: “la primera vez que salimos en la tapa de Clarín fue cuando el Ejército nos sacó de la Catedral arrastrándonos. Es la única vez que salimos en la tapa de Clarín”.

“Y este 9 de julio que estamos todos guardaditos en casa, que no podemos ir a la Plaza, se nos ocurrió esto de apagar la televisión durante 8 horas en apoyo al gobierno nacional, a lo que está haciendo Alberto Fernández y en apoyo a Cristina, por todo lo que le están diciendo, que le siguen pegando, y duro”, explicó.

“Y también para que Fernández pueda hacer lo que él tiene ganas de hacer. Para que tenga fuerza para expropiar la empresa famosa esa. Que parece que se tuvo volver atrás, porque hay mucha presión, y los otros salen a la calle con banderas, con bombos, con todo, y nosotros no queremos romper la cuarentena”.

Hebe detalló el propósito de la propuesta: “Nosotros necesitamos juntar fuerzas para que el gobierno pueda hacer lo que quiere. Mientras está apagada la televisión pensemos qué podemos hacer, cómo nos podemos juntar, para poder festejar en algún otro momento la independencia económica. Porque esa dependencia es la que nos tiene asfixiados y comprometidos”.

“A las Madres nos llaman cantidad de pibes jóvenes, de grupos nuevos, de las universidades, de la secundaria, porque no hay nadie que hable, que les hable”, sostuvo. “Cuánto necesitan escuchar los discursos de Cristina, de Néstor, de Perón, de Evita, de Moreno, de Belgrano. Es impresionante lo que tenemos para que esos pibes estudien, para que no se dejen amasijar por las redes, que también son perversas”.

“Con esta fuerza que tenemos las Madres y que siempre le hemos puesto al 9 de julio, tenemos que gritar con mucha fuerza, aunque sea dentro de nuestras casas, las estrofas del himno nacional: ‘Oíd mortales el grito sagrado: Libertad, libertad, libertad’. Y aquello de ‘Oíd el ruido de rotas cadenas’: Romper con el Fondo, romper con los ingleses, romper con los españoles, y ahora con cuántos tendríamos que romper. Con Macri habría que romper. Es mentira que tenemos que trabajar en conjunto. Yo no creo en eso. No creo que se pueda trabajar con el enemigo. En ninguna parte del mundo se trabaja con el enemigo. No necesitamos la fuerza de ellos, necesitamos la fuerza nuestra. Que llame al pueblo, que nos llame a nosotros, que llame a los sindicatos, pero no al enemigo”, remarcó.

Hebe insistió en que “ellos trabajan como enemigo, funcionan como enemigo, nos ensucian, nos matan como enemigo. Nos robaron el país como enemigos. Se lo robaron para ellos. ¿Cómo podemos trabajar en conjunto? Esa parte, Fernández, no la entiendo. Y eso sí que no lo vamos a apoyar”, cuestionó.

“Hay que poner las cosas más en claro. Ojalá que el 9 de julio sirva para eso, para que todos apoyemos al gobierno para que pueda hacer lo que quiere, pero no uniéndose con el enemigo, sino con el pueblo que lo votó”.

A su vez, señaló que “tenemos espías por todos lados. En muchos lugares todavía hay gente de ellos, en los ministerios, que no se quieren ir, y siguen cobrando y no vienen. Solos no se van a ir, porque cobran un montón de plata y no van a trabajar. Y la gente que quiere trabajar, no puede salir porque está respetando la cuarentena. Pongamos más el oído en el pueblo. Hay que escuchar más abajo”, apuntó.

“Ojalá que este apagón sirva para que se prendan las luces de algunas cabezas que no entienden que el enemigo es siempre el enemigo, y que nunca va a hacer nada para nuestro pueblo, le va a seguir sacando el agua, la electricidad, las vacunas. Acuérdese, señor presidente: cerraron los hospitales, echaron a la gente, echaron a los científicos. ¿No se acuerda, señor presidente, qué hicieron en cuatro años?”

“Tenemos muchas cosas para arreglar, pero las tenemos que arreglar nosotros, con nuestra gente, con los que ponen la cabeza y el cuero todos los días, para subsistir con 10 mil pesos, o con 5 mil, o con las ollas populares que hoy están en todos lados”.

“Yo creo que las Madres no estamos confundidas, me parece que el que está confundido es usted, señor presidente, en este último tiempo. Yo quiero que Vicentin se expropie, por eso la idea de hoy, para que usted tenga fuerza para expropiar Vicentin. Pero si usted se junta con el enemigo, claro que no lo va a expropiar. Porque el enemigo es Vicentin”, afirmó.

“La prensa es de ellos, los jueces son de ellos. ¿Y queremos trabajar con ellos? La reforma judicial entonces está lejos, la reforma de la ley de medios está lejos. Si usted va a trabajar con ellos eso no va a salir. Y vamos a seguir dependiendo del mismo enemigo”.

Para concluir, Hebe dejó en claro: “Mi cocina va a seguir siendo la Plaza. Vamos a seguir luchando, a seguir hablando. Ya le dijimos al señor presidente que obsecuentes no vamos a ser. Este apagón de hoy es para que se expropie Vicentin, para que tenga fuerza para hacerlo. Y si no pasa por ahí, señor presidente, nos va a tener que explicar muchas cosas”.

“Hasta el jueves que viene”.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido