La Marcha Nº 2203 de las Madres de Plaza de Mayo se dió, una vez más, a través de las redes, en el marco del aislamiento obligatorio por la pandemia de coronavirus.  Este jueves 2 de julio de 2020 Hebe volvió a hablar desde su casa, con la introducción de Demetrio Iramain y Verónica Parodi.

Demetrio Iramain contó la propuesta de Hebe: que el próximo jueves 9 de julio, entre las 12 del mediodía y las 8 de la noche “apaguemos la televisión”, que “nos desconectemos de los medios hegemónicos, para defender de esa manera las medidas más progresivas que se propone tomar el gobierno de Alberto Fernández, por ejemplo la expropiación de Vicentin”.

“En Argentina hoy los medios de comunicación no solamente están frenando y complicando la marcha de un gobierno, están instando a desconocer las medidas sanitarias para llevarnos a un fracaso colectivo, al desastre social”, sostuvo. “Necesitamos sí o sí ponerle un límite a las mentiras de esos medios de comunicación”.

Verónica Parodi, la responsable del Espacio Cultural Nuestros Hijos, compartió las actividades que se siguen llevando adelante en el ECUNHI desde las redes: “Música, literatura, peñas, ciclos que acompañan estos días de la vida, para que sean una excusa para encontrarnos, para abrazarnos virtualmente en este tiempo. Como las Madres nos enseñaron. La belleza y el amor transforman, y nos ayudan a vivir la vida. El ECUNHI sigue marchando sin cesar desde las redes. Muchas propuestas artísticas y pedagógicas, resistiendo con los compañeros este tiempo difícil, en el que es necesario quedarnos en casa para cuidarnos y cuidar a los demás. Esta es una manera de estar cerca”.

Hebe de Bonafini, una vez más desde su casa, se refirió en primer término a la investigación sobre el espionaje ilegal durante la gestión de Mauricio Macri, y a las detenciones que se llevan los primeros planos mediáticos. Advirtió que nos distraen de otros temas importantes.

Estoy escuchando todo este tema de los espías, y los que ponen presos. Me parece que es importante, pero eso tapó Vicentin. No se habla más. Vicentin no existe más”, señaló.

A su vez, remarcó que “No es lo mismo la justicia, por la que luchamos todos, que el Poder Judicial, que está tan comprometido como Macri con esto de los espías. No digo todos, hay honrosas excepciones, pero el 80 por ciento del Poder Judicial está comprometido con el tema de los espías”.

“Van a hacer cualquier cosa, pero la justicia, esa por la que luchamos nosotros, no va a llegar. A la entrada de tribunales hay una señora, como decía María Elena Walsh, con los ojos vendados, que representa a la Justicia, con una balancita en la mano para demostrar que hay igualdad. Va a haber que ponerle dos tapones en las orejas para mostrar que no ve ni oye la Justicia. Este Poder Judicial de ahora no ve ni oye”.

Hebe insistió en que “no tenemos que confiar ni estar creídos que Macri va a ir preso. Macri sigue trabajando para volver a ser presidente. Toda su gente está haciendo campaña, porque lo que hacen es querer destrozar a Cristina, porque ya no saben más qué decirle. Todos los medios están de su lado, y están haciendo destrozos”.

“Nosotros tenemos que seguir trabajando, y mucho, para apoyar al gobierno, para apoyar a Cristina, no gastar tiempo en mirar a quién agarraron, a quién van a condenar, viendo por televisión a quién se llevan. Escuchen radio, que hay más amigas nuestras, hay muchas y buenas, que nos educan, que nos muestran que estos jueces no son para administrar justicia”. “Estos jueces están al lado de los poderosos. Por eso tienen esos nombres: ‘la Suprema Corte’, ‘el Palacio de Tribunales’. Todos parecen reinados. Nosotros tenemos que tener claro que con estos jueces, si la Justicia no se reforma, no van a condenar a nadie. Los únicos condenados vamos a ser siempre nosotros. Porque es el plan de Macri”, advirtió.

A su vez, volvió a vincular el rol de los medios en el andamiaje de la impunidad: “Ellos se rodean de grandes organizaciones que dicen que defienden la libertad de expresión, como ADEPA, y lo único que defienden son intereses económicos de los grandes medios, y de los periodistas que les sirven para después sostener un sistema como el de Macri, que no sé qué nombre ponerle: de chorros, de ladrones. Estos jueces y estos medios están comprometidos con eso”.

“Estos jueces no están para hacer justicia para el pueblo. Siempre han actuado a favor de los poderosos, a favor de los militares, que mataban a nuestros hijos e hijas, los torturaban, los violaban, los tiraban vivos al río. Y los jueces decían de dónde habíamos sacado esos disparates, cuando las Madres íbamos a denunciar. Apoyados por la Iglesia y por los medios”.

Para finalizar, instó a seguir trabajando y a apoyar las medidas del gobierno: “Tenemos que laburar mucho nosotros, para que la gente siga creyendo en Alberto Fernández, en Cristina, en Axel, que están trabajando muchísimo”.

“Los resultados se dan si uno todos los días y todas las horas levanta, lo más alto que se pueda, las ideas, la ideología, la forma de lucha, la entrega, como la de nuestros hijos y nuestras hijas, que se hicieron revolucionarios desde muy chiquitos. Y se hicieron revolucionarios porque vieron la injusticia, y –como decía el Che- les dolió tanto, hasta sangrar”.

“Y nosotros tomamos su posta. Y nos sigue doliendo, hasta llorar, cuando los niños no comen, cuando las mujeres tienen que cocinar sin tener con qué. Pero sabemos que seguimos apoyando a este gobierno, a Cristina, y vamos a salir de este pozo en el que estamos ahora. No nos quedemos discutiendo lo que no vamos a poder solucionar. Avancemos y hagamos que el futuro sea nuestro. Porque si no parece que Macri consigue que nos quedemos hablando de lo que él quiere que hablemos”.

“Hablemos de nosotros, de qué queremos, cómo lo vamos a hacer, a quién vamos a apoyar y a quién tenemos que abrazar. Abracemos a los que menos tienen, con mucha fuerza, porque ellos también son la patria”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido