La Marcha Nº 2198 de las Madres de Plaza de Mayo se dio este jueves, una vez más, a través de las redes, en el marco del aislamiento obligatorio por la pandemia de coronavirus.  Este 28 de mayo de 2020 Hebe volvió a hablar desde su cocina, con la introducción de Demetrio Iramain y del periodista Ari Lijalad.

Demetrio Iramain se refirió a la denuncia realizada por la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia, Cristina Caamaño, de espionaje político sobre un listado de 80 personas, en su gran mayoría dirigentes opositores al expresidente Mauricio Macri. Recordó que Hebe de Bonafini también había denunciado la situación de espionaje  a 131 personas en 2017. Esa causa le tocó al mismo juez que ahora, a Martínez de Giorgi, que archivó la causa en una semana, sin siquiera citar a Hebe. Contó además cómo las Madres fueron víctimas de lawfare y lo enfrentaron. “Esperemos que ahora sí prospere la denuncia. Estamos convencidos de que la Justicia depende de lo que podamos hacer los pueblos, de los contextos políticos que son producto de nuestras luchas, y nuestra lucha llevó a lograr un gobierno nacional y popular en la Argentina, que dirige Alberto Fernández. Y ansiamos que con esas condiciones políticas nuevas, ahora sí podamos hacer justicia”. “No confiamos en estos jueces, pero sí en nuestra fuerza y en lo que pueda hacer Alberto para modificar drásticamente esto”.

El periodista Ari Lijalad planteó la idea del Poder Judicial como “parte de una tríada que funcionó de manera perversa durante años”, entre “sectores del Poder Judicial, servicios de inteligencia y medios de comunicación”, y sobre la cual se construyó la “persecución judicial y mediática a opositores y sobre todo a dirigentes populares, imponiendo gobiernos que recortaron derechos, nos endeudaron y que llevaron adelante esa persecución para ocultar su plan económico”. Sostuvo que hoy “dos de las tres patas siguen en el mismo estado en el que estaban: el Poder Judicial y el sistema de medios de comunicación. La buena noticia es que en los servicios de inteligencia el presidente convocó a Cristina Caamaño, que hoy es la interventora de la AFI, y que lo primero que hizo fue cortar la relación promiscua que había entre Comodoro Py y los servicios de inteligencia”.

Hebe de Bonafini, como todos estos últimos jueves, compartió sus palabras desde la cocina de su casa, y si bien lamentó no poder estar yendo a la Plaza, celebró la capacidad de reinventarse para poder seguir transmitiendo su mensaje: “Tuvimos que dejar de ir a la Plaza por primera vez y dejar la Casa de las Madres cerrada. Fue como una gran conmoción. Pero inmediatamente las Madres nos recompusimos y tuvimos el coraje de reinventarnos, de que la cocina sea una Plaza, de que un programa que hago los miércoles en Radio Caput sea un Jueves, que el miércoles pueda ser Jueves. Y así tener muchos programas de radio, con diferentes temas, para no dejar morir a nuestros hijos y nuestras hijas. Todo lo que hacemos es por ellos y para ellos, para merecerlos, para merecer los hijos que tuvimos. No queremos abandonarlos un solo minuto. Nuestras hijas y nuestros hijos eran felices con lo que hacían, y tenían clarísimo lo que pasaba. Así que este reinvertarnos de las Madres es para continuar haciendo por ellos y para ellos y ellas, que es como decir ‘hacer para el otro’”.

“La vida, compañeros, vale sólo vida. Y nuestros hijos viven, y viven con mucha fuerza, en cada uno de ustedes que no salen a la calle, que se cuidan, que gritan lo que tienen que gritar y no se callan, y en cada uno que siente que hay que acompañar a este gobierno con lo mejor que tengamos”.

Hebe criticó duramente al jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, a quien responsabilizó por la situación de los barrios populares porteños en el contexto de la pandemia. “No hay agua en las villas”, señaló  y remarcó varias veces. “Es mentira lo que dicen Larreta y su gente. En las villas de la Capital no hay agua. Larreta es el responsable. Tanto pandemia, tanto hacer análisis y lo tiramos todo por la borda. No esperemos de Larreta, porque Larreta miente. Santilli miente. No hay agua. Podemos hisopar a toda la villa, pero no hay agua. Y la poca que tienen está contaminada”.

Afirmó que “a Larreta le importan nada más que los ricos, que son los que lo votan. Él está haciendo campaña. Por eso él y sus ministros dicen que está todo bien.

No hay agua. ¿Cuánto tenemos que gritar? ¿Cuánto tenemos que pedir? El Estado nacional ya no puede hacer más nada. Ya no da más de extender sus brazos para todo. Al presidente más de lo que hace no se le puede pedir. Es Larreta el que no quiere poner un peso para los pobres, que hace campaña porque quiere ser presidente”.

Hebe se refirió también a la represión a los mapuches, y a los olvidados, aquellos ‘nadie’ que sólo subsisten: “A los mapuches les están pegando otra vez fortísimo, y casi no podemos hablar de eso, porque hay tantas cosas que nos pasan en el medio. ¿Cuántos niños indígenas hay totalmente desamparados? Son nuestros compañeros, son parte del país, son los ‘nadie’. Por eso me pareció muy bien lo que dijo el presidente: que llegamos ahora a ver a esos ‘nadie’, que hace mucho que las Madres hablamos de ellos, porque los conocemos, y bien. Son los que no tienen documentos, los que nunca fueron inscriptos en ningún lado. Viven, pero no son ‘nadie’. Sólo subsisten. Pero por suerte el presidente ya los vio, ya sabe que los ‘nadie’ existen. Que hay que darles documentos para que tengan la tarjeta, para que existan”.

Respecto a la situación de los barrios populares de la Ciudad de Buenos Aires, volvió a insistir con las omisiones intencionales del jefe de gobierno: “Larreta no lleva bolsas de comida a los barrios que le coorresponde. Es mentira que lleva comida. Toda la prensa que él paga, porque pone mucha plata en todos los canales para que le hagan propaganda, está en los barrios de Axel –Villa Azul y Villa Itatí-, no va a los barrios de Larreta. Porque tienen que decir que no hay agua, que no hay luz, que no hay comida. De eso los medios no hablan. Los medios mienten, difaman, porque Larreta les paga”, aseguró.

Por otra parte, Hebe se preguntó: “¿Para que guardan tanta plata los ricos, para qué se llevan la plata afuera?” Y se mostró de acuerdo con investigar la fuga de capitales consumada durante la gestión de Mauricio Macri: “Hay que traer esa plata. Está muy bien lo que están haciendo ahora, averiguar dónde está y traerla para acá, que es lo que nos chorearon. Cuánto nos robaron, y cuánto nos empeñaron. Y no solo nos empeñaron con plata, nos empeñaron con vidas, que no tienen precio, porque esas vidas no se pagan con nada. Los pobres no importamos, si no estudian, mejor. Y si se mueren rápido, mejor, no ocupan lugar. Eso es lo que piensa Larreta, aunque ponga cara de estúpido cuando se sienta al lado de Fernández. Pobre presidente, todo lo que tiene que vivir, aguantarse a ese tipo ¿qué pensará el presidente de Larreta? No lo puede decir, no es como yo, que puedo decir lo que pienso. Porque él es el presidente. Tiene que tratar de sostenerlo, porque si no hubiera estado Fernández al lado de él, estaríamos mucho peor».

“Nuestra responsabilidad es con nuestros hijos, ellos tenían clarísimo quiénes eran estos tipos, quiénes eran la derecha, cuánto poder que siempre tuvieron. Y nos fueron enseñando. Y nosotros tenemos ese compromiso: hacer lo que nuestros hijos nos dejaron, que los pobres tengan vida digna. No alcanza con vivir, hay que vivir con dignidad”, remarcó Hebe.

Para finalizar, sostuvo: “Las Madres no nos vamos a callar. Esta ha sido siempre nuestra forma de vivir, de pensar y de luchar. Mucha palabra y mucha lucha. Las Madres estamos haciendo todos los días algo, para no dejar que nuestra voz se apague. Porque nuestra voz es la voz de los 30 mil desaparecidos. Nuestros hijos y nuestras hijas estaban en la calle para que no hubiera barrios pobres, para que no hubiera esta pobreza indigna. Lo tenían clarísimo. Los desaparecidos no desaparecieron porque sí. Esta derecha infame, que tiene que ver con los Larreta, los hizo desaparecer, los torturó, los violó y los asesinó. Más de 30 mil pibes y pibas que querían una patria mejor. Y querían una patria mejor para los otros. Y dieron su vida por eso. Así que las Madres tenemos una gran responsabilidad. No nos vamos a callar. El silencio no es salud. El silencio es complicidad”.

error: Contenido protegido