MARCHA DE LA RESISTENCIA: PRIMERAS HORAS Y DISCURSO DE HEBE

La Plaza de Mayo volvió a ser testigo de una jornada histórica, esta tarde, cuando, a las 15:30 en punto, como es habitual cada jueves, las Madres y, en esta oportunidad, un conjunto de organizaciones sindicales, políticas y sociales comenzaron una nueva Marcha de la Resistencia bajo la consigna “La falta de trabajo es un crimen que alguien debe pagar”.

Unos minutos antes, las Madres habían arribado a la Plaza en la combi de la Asociación y fueron recibidas con aplausos por las miles de personas que ya estaban allí. A las 15:30, el cartel con la consigna se desplegó sobre Rivadavia y comenzó la marcha que culminará, mañana, viernes, a las 17 horas, con los discursos de cierre a cargo de representantes gremiales.

Al inicio, las Madres incentivaron a la multitud a acompañar cada paso con diversos cantos. Desde el escenario, el locutor anunció el comienzo de la actividad y recibió como respuesta un emotivo aplauso.

Dirigentes sindicales y representantes de los trabajadores encabezaron, junto a las Madres, la columna durante las primeras horas, a raíz del eje de la convocatoria. La Asociación decidió, esta vez, dedicar su contenido y sentido a lxs trabajadores.

Con el transcurso de las primeras horas, la Plaza fue ganando color, a la vez que cientos de personas que salían de sus trabajos comenzaron a sumarse a la columna que, por la cantidad de gente que participa, circunda la Plaza.

Minutos después de las 20, cuando ya se cumplían cinco horas de movilización, tuvo lugar uno de los momentos más trascendentes de la jornada, cuando las Madres decidieron realizar dos reconocimientos: el primero a Ana María Sabio y su compañero Omar Diessler, por sus años de militancia junto a las Madres. Expresos políticos, fueron expulsados del país durante la dictadura y debieron exiliarse en Suecia, en donde forjaron un grupo de apoyo a las Madres. Emocionada y conmovida, Ana María agradeció a las Madres el reconocimiento, simbolizado en un pañuelo de venecitas.

Luego, Hebe le entregó el pañuelo blanco, símbolo mundial de lucha y máxima distinción de la organización, a Antonio Rojas Salinas, su histórico abogado y el que se atrevió a defenderlas y presentar los primeros habeas corpus en tiempos de la dictadura. El abogado agradeció la distinción y expresó su gratitud.

Luego, tomó la palabra la Presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini, quien comenzó expresando que eran “días muy tristes, muy amargos”. Sin embargo, postuló: “Tenemos que estar felices porque somos capaces todos los días de llenar una plaza”. La multitud que colmó la Plaza celebró sus palabras.

En otro tramo, se refirió a la persecución judicial a ex funcionarios y a la ex Presidenta: “Si la tocan a Cristina va a haber diez plazas como ésta”. Luego, focalizó sus palabras en la crisis laboral: “Es lo más grave que está pasando”, aseguró y advirtió al Congreso que si avanza con la reforma laboral y previsional “no los va a juzgar la historia sino el pueblo en esta plaza”. “Va a ser una tormenta sobre el país, ¿y quién la va a hacer la tormenta? El pueblo con sus banderas”, agregó.

“Ellos jamás lo van a poder hacer, ellos no pueden disfrutar de nada, porque cuando se tiene tanto odio de clase, no se puede disfrutar”, afirmó en otro pasaje de su discurso, sentada en una silla sobre el escenario.

“Desde la fuerza que me da ver esta plaza les digo: ¡Viva la vida! Ellos son la muerte”, sostuvo emocionada. Además, les pidió a los jóvenes que sean sus piernas y recordó los años que las Madres llevan marchando en torno a la Pirámide de Mayo.

En ese sentido, comparó la estrategia del gobierno en torno a la RAM con lo que hacía la dictadura con sus hijos: “De la misma manera que en los 70 lo hicieron con los organizaciones políticas, pero nunca un terrorista da la vida por otro y nuestros hijos lo hicieron por nosotros”, afirmó,

Sobre el cierre, postuló: “No tengamos miedo, pónganle el cuerpo a la política. Sí, nos pueden golpear, nos pueden tirar gas en un Gobierno fascista como éste, pero qué honor que los jodamos tanto, que nos pueden ver en la calle”, gritó.  

“Los protagonistas de esta marcha son los trabajadores y esta noche hay que marchar sin parar para que no haya más despidos, para que haya trabajo para todos”, alentó. “Que no sea tarde para todos ustedes si dejan de acompañar a los que se quedan sin trabajo”, advirtió Hebe al exigir que nadie se quede en su casa cuando un grupo de trabajadores es despedido o desalojado de una fábrica e interpeló a los diputados y senadores, que deberán tratar en extraordinarias o a partir de marzo las reformas previsional y laboral impulsadas por el gobierno de Mauricio Macri: “Tenemos que decirle a ese Congreso que se fijen lo que van a votar, porque no es que los va a juzgar la historia. A los que voten esas leyes de mierda, los va a juzgar el pueblo en esta Plaza”.

La Marcha continuará durante toda la noche y el día de mañana. El cierre está previsto a las 17 horas del viernes cuando se realizarán los discursos de cierre a cargo de Daniel “Tano” Catalano (Secretario General de ATE Capital – Central de Trabajadores de la Argentina) y Walter Correa (Secretario General del Sindicato de Obreros Curtidores de la República Argentina, referente de la Corriente Federal de Trabajadores y diputado nacional electo por Unidad Ciudadana).

Además, de las Madres están participando de la convocatoria, entre otras, las siguientes organizaciones: ATE Capital, Sindicato de Obreros Curtidores de la República Argentina; CTA de los Trabajadores; Sindicato Unido de Conductores de Motos de la República Argentina; ATILRA (Asociación Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina); SATSAID (Sindicato Argentino de Televisión), Unión Gráfica Bonaerense; Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro; Juventud de la Corriente Federal de los Trabajadores; Sindicato Argentino de Docentes Privados; Unión del Personal Jerárquico de Comercio; Asociación Empleados de Farmacias; La Cámpora; Sitraju; La Puiggrós; el Frente Transversal; y muchas más. 

La Marcha de la Resistencia es una herramienta de lucha creada por las Madres en 1981, en plena dictadura militar. Consiste en marchar 24 horas seguidas en Plaza de Mayo. La Asociación realizó 25 Marchas de la Resistencia (desde 1981 hasta 2006), cuando la suspendieron al considerar que “el enemigo no estaba más en la Casa Rosada”, en reconocimiento al gobierno de Néstor Kirchner. Fue reeditada el 10 de diciembre de 2015, durante el primer día de gobierno de Mauricio Macri, y durante 2016 tuvo, inéditamente, dos ediciones, en virtud de las medidas antipopulares del gobierno.