LAS MADRES REALIZARON SU MARCHA Nº 2186 EN PLAZA DE MAYO

LAS MADRES REALIZARON SU MARCHA Nº 2186 EN PLAZA DE MAYO

La Marcha N° 2186 de las Madres se efectuó en la tarde soleada de la Plaza de Mayo, con el acompañamiento acostumbrado de los militantes y con la visita del periodista Daniel Tognetti y de los trabajadores de la cooperativaLa Comunitaria de América, Rivadavia, provincia de Buenos Aires. Como desde hace casi 43 años, las vueltas alrededor de la Pirámide de Mayo culminaron con las palabras de la Presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

Daniel Tognetti comenzó agradeciendo la invitación, expresando su admiración por Hebe y reconociendo el  «honor» de estar en la Plaza: «Siento que estoy frente a un pedazo de la historia contemporánea argentina, como son las Madres. Un símbolo de nuestro país, de la resistencia, de la lucha, de la persistencia, de no bajar los brazos. Veo acá a muchos que son turistas, que tienen como referencia de la lucha en la Argentina, en América Latina, en el mundo, el símbolo de los pañuelos blancos y el símbolo en particular de nuestra querida Hebe».

A continuación, el periodista abordó dos cuestiones que consideró «esenciales»: en primer término, el tema de los medios de comunicación, de los que consideró que constituyen «el dispositivo que permitió la persecución a los funcionarios, durante el gobierno de Néstor y especialmente en el de Cristina, en el segundo mandato». Sostuvo que «el dispositivo mediático y judicial está intacto. No se le sacó ni siquiera un tornillo a ese engranaje. No solo eso: si sacamos una foto del nivel de concentración mediática en el último día del mandato de Cristina y comparamos esa foto con el nivel de concentración mediática actual, inclusive es mucho más poderoso en términos económicos de lo que era antes». Tognetti se explayó sobre el tema: «En el año 2018 la empresa que más facturó en la Argentina, con facturación local, no empresa argentina con facturación en el exterior como puede ser Techint o Arcor, fue la empresa del Grupo Clarín, con la fusión entre otras cosas de Telecom. No debe haber antecedentes en el mundo. Es muy difícil encontrar en las democracias occidentales un antecedente del nivel de concentración que hay en la Argentina, como la que tiene el Grupo Clarín. Ese es un problema que por más que no se lo quiera mencionar, por más que se lo quiera esconder debajo de la alfombra, persiste. Y en algún momento, más temprano que tarde -según mi percepción-, va a ser un problema para la democracia argentina. Porque tiene que ver con el acceso a la palabra, con la pluralidad, y tiene que ver también con la libertad».

El segundo tema que abordó el periodista fue el de la «discusión semántica» de «presos políticos» y «detenciones arbitrarias». Afirmó que «detenciones arbitarias hubo siempre. Detenciones arbitrarias puede ser un inmigrante senegalés, que es detenido arbitrariamente, e injustamente -agregaría yo-. Acá hubo persecuciones políticas. Y hay que llamar las cosas por su nombre, con claridad. Y son presos políticos. No hubo período en la democracia contemporánea argentina donde haya habido encarcelamiento masivo de opositores como durante el macrismo. Y eso es absolutamente intolerable, porque tiene que ver con la calidad de la democracia».

Tognetti remarcó que «lo que se persigue no son personas. No es Milagro Sala. Sí es Milagro Sala, pero no sólo es Milagro Sala. No es Cristina, no se la persigue a Cristina. Se persigue el proceso político que encabezó Cristina. Donde están Amado Boudou, Julio De vido, Luis D’Elía. Y a los presos políticos llamémoslos como se los debe llamar: presos políticos perseguidos. Y reclamamos por su inmediata libertad. Nadie pide impunidad. No piden indulto. Solamente piden juicios justos y tener las garantías constitucionales para poder defenderse».

Al concluir Daniel Tognetti, repitiendo su agradecimiento, tomó la palabra Hebe, que recogió el hilo temático:

«Esto que hablaba Daniel es la gran preocupación de las Madres, es algo de lo que hablé con el señor presidente cuando estuve con él. Y lo hablé muy crudamente. De lo que en realidad a veces los que están en el poder no se enteran o les pasa muy por al lado, pero que sí sufrimos los pueblos. Si no hubiera habido una prensa que de la mañana a la noche dijera que había que matar a los terroristas, que el terrorismo estaba haciendo estragos en el país – y el silencio de esta población – no hubiera habido 30.000 desaparecidos. 30.000 desaparecidos son una ciudad, compañeros. Jóvenes, lúcidos, increíbles, que luchaban y peleaban por un país mejor. Y en eso tuvo mucho que ver (los medios), para meterle mierda en la cabeza a la población  -«que eran todos terroristas, y nosotras, las madres de los terroristas y las familias de los terroristas», y nos siguen diciendo terroristas. Y los únicos terroristas son ellos-«.

«Así que de eso hablé con el señor presidente»- dijo Hebe, que continuó con su análisis:

«Estados Unidos nunca paga por lo que hace. Habla del terrorismo en todos lados. Todos son terroristas: los turcos, los kurdos, todos son terroristas. Y ellos son los únicos que tiraron la bomba atómica. ¿Y quién les reclama nada a los yanquis? ¿Quién les reclama los miles y miles de invasiones, de bombas, de misiles, de barcos hundidos, de aviones? Nadie. Supuestamente es el país de la democracia. El país que caga al mundo desde arriba todo el día y toda la noche. Y si Clarín hace lo que hace es porque está apoyado por los yanquis. Solo no lo hace Clarín. Al dueño de Clarín no le da tanto la cabeza. Es un tipo que cuenta muchos billetes, pero tiene mucho apoyo de otro lado. No lo hace solo. Y es cierto que alguna vez hay que cortar por lo sano. Es como cuando uno se hace una operación: si hay un cáncer, hay que sacarlo. Porque si no el cáncer pudre todo el cuerpo. Y Clarín ha podrido todo, porque lo que no hace Clarín, lo hacen los otros, los de más abajo, los más basura, pero lo siguen haciendo».

«Así que me parece clarísimo lo que dijo Daniel – prosiguió Hebe – «y hace rato que las Madres peleamos por eso, porque en realidad hemos sido ofendidas todo el tiempo: en nuestro hijos, en nuestras familias, en nosotras mismas, que nunca nos dejaron ni poner una raya en los diarios. Acá había un diario que se llamaba La Prensa – algunos se acordarán -. Y en ese diario estaba Manfred Schönfeld, que era un hombre que escribía bastante de las Madres – después de mucho tiempo, pero lo escribía -. ¿Y qué pasaba? Confundía. Porque decía: «¿viste qué bien?» Pero adentro de La Prensa hablaba de los enfrentamientos, de «qué bien que habían emboscado a no sé cuántos terroristas y los habían matado». Y a veces, la gente que lee, no se da cuenta cuál es la dualidad del tipo que escribe. Y lo mismo hacía el Herald. Ese que le dan el premio, y que hablan tanto de él y qué sé yo, el señor del Herald hacía muy buenos editoriales sobre las Madres – lo que hacíamos, «qué valientes» -, y adentro estaba recontento de la masacres a nuestras familias, a nuestros hijos, a nuestras hijas, a los movimientos».

Alertó también sobre la realidad mediática actual: «Hay que tener mucho cuidado. Hay muchos canales ahora que han empezado un poco a darse vuelta, pero cuando sacan la chicha dicen todo lo que piensan. Que no haya ningún pobre, ningún niño pobre, porque quieren que desaparezcamos. Y tienen el odio de clase que han tenido siempre. Así que me parece que vamos a tener que seguir pidiéndole al señor presidente que de una buena vez se dé cuenta que no es que nos va a pasar sólo a nosotros: hoy vienen por mí y mañana por tí».

A continuación, Hebe le dedicó un segmento de la tarde a una carta de los trabajadores de la cooperativa La Comunitaria, de América, Rivadavia, provincia de Buenos Aires, que leyó completa. Se trata del desalojo de ese espacio cultural y social. El intendente Javier Reynoso, de Cambiemos decidió desalojar por la fuerza pública. Entre muchas acciones comunitarias, la cooperativa brinda viandas gratuitas a 300 personas tres veces por semana, en una de las ciudades de mayores rindes sojeros del país. ¿Qué quieren cerrar con el desalojo? Talleres culturales gratuitos. Para niños, jóvenes y adultos.  La Comunitaria pidió una medida cautelar y el juez la rechazó.

Hebe expresó: «Yo prometí que lo iba a leer acá. Me parece de terror. Tenemos que trabajar todos, empezar a mandale cartas, mail, lo que sea al intendente Reynoso, para que se dé cuenta que la gente de ese lugar no está sola. Hoy los compañeros están acá».

Para concluir, se refirió a la muerte de Ernesto Cardenal:

«Y quería hablar un poco de la muerte de un amigo, de un amigo muy entrañable de las madres: la muerte de Ernesto Cardenal. Era un gran poeta, un gran cura. Tenía todas las cualidades. Lo mandaron a silencio porque apoyó la revolución nicaragüense. Nos vimos varias veces. Siempre que estaba en algún lugar, él hablaba de las Madres. Escribió las mejores poesías. Y el otro día me enteré algo que no sabía: que cuando apareció muerta Marilyn Monroe, él le hizo una poesía que escuché y es maravillosa. Si la consigo, algún día se las voy a leer en la plaza. Le escribió a la niña que fue violada a los 5 años, y que siguió siendo violada por el sistema capitalista. Desde aquí, a dónde estés, Ernesto, te aplaudimos y te seguiremos aplaudiendo, porque vivirás con nosotros en esta plaza, cada jueves y cada marcha».

Hebe cerró la tarde con una reflexión: «La preocupación de algunas cosas que pasan: estamos deseando la libertad de Amado Boudou. La tenemos que pelear entre todos. Y sé que el señor presidente escuchó nuestros pedidos y esperamos que lo antes posible le den la libertad a un hombre que hizo tanto por nosotros, y que está totalmente y vergonzosamente abandonado en un penal. Así que, compañeros, tenemos mucho para hacer y para trabajar. Y también quiero pedir un aplauso incesante, enorme, para Axel Kicillof, que está haciendo un esfuerzo sobrehumano para sacar a la provincia de Buenos Aires. Muchas gracias, hasta el jueves que viene».