LAS MADRES REALIZARON SU MARCHA Nº 2177 EN PLAZA DE MAYO

En el primer jueves del año, las Madres realizaron su Marcha 2177 acompañadas por cientos de compañeros y compañeras que, aprovechando una mayor disponibilidad por las vacaciones, se acercaron a Plaza de Mayo para participar del ritual que realizan cada semana alrededor de la Pirámide desde hace casi 43 años. Tras realizar dos vueltas a la histórica Pirámide de Mayo, el epicentro se trasladó al ámbito de las palabras donde, en esta ocasión, brindaron sus discursos el periodista y poeta, Demetrio Iramain; el Concejal de San Martín, Lauro Grande; el Subsecretario de Obras Públicas de la Nación, Edgardo Depetri; y la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

El primero en hacer uso de la palabra fue Iramain quien celebró una nueva Marcha -la 2177- y ponderó la lucha inclaudicable de las Madres, que este año cumplirá 43 años de lucha ininterrumpida. Luego se refirió a las novedades en la causa Sueños Compartidos. Iramain recordó que la semana pasada el juez Marcelo Martínez de Giorgi “dictó el sobreseimiento de varios funcionarios, gobernadores, ex gobernadores, intendentes y de Alejandra Bonafini, la hija de Hebe” pero consideró “grave” que esa decisión haya llegado después del 10 de diciembre.

En ese sentido recordó que en el mes de mayo de 2019, cuando recién se iniciaba la campaña electoral, Martínez de Giorgi y Paloma Ochoa, la fiscal del caso, enviaron a juicio a Hebe de Bonafini. “Es injusto porque no existe una sola prueba para llevarla a juicio ni para que las Madres ocupen las paginas judiciales. Por más que dicten resoluciones cómo esta nunca podrán sacar a las Madres de las páginas más gloriosas de la política argentina”, manifestó.

Iramain consideró que “las únicas razones de esa elevación a juicio son políticas” y aseguró que el objetivo era “quebrar moralmente al pueblo” en un “intento de manchar el Pañuelo de las Madres”. Además, lamentó “la cobardía del juez y de la fiscal que dictaron el procesamiento cuando estaba Macri y que ahora no se animan a sostener la mentira”.

Para finalizar, advirtió: “Con toda nuestra fuerza decimos: si se va  a iniciar una Patria nueva, como todos soñamos, implica tener una nueva Justicia. Una Justicia en la que nunca jamás las Madres de Plaza de Mayo estén sentadas en el banquillo de los acusados”.

Luego fue el turno del Lauro Grande, quien agradeció la invitación de las Madres a la primera Marcha de 2020 y reivindicó su lucha “por la justicia y los que no tienen voz, esos que están abandonados al costado y que el gobierno de Macri profundizó”.

“Con Cristina y con Alberto tenemos que recuperar el trabajo para que todas y todos puedan vivir dignamente con trabajo, comida, con los pibes yendo a la escuela: que puedan vivir la vida con dignidad”, apuntó.

En otro tramo, el Concejal electo por el Municipio de San Martín pidió que “todas y todos estén a  disposición para recuperar la Patria y que pueblo sea feliz”. “El peronismo siempre necesitó de todos para que el pueblo sea feliz. Somos peronistas y esto se hace todos juntos, todos unidos, luchando y diciendo lo que hay que decir”, indicó. “Como dijo Cristina en esa plaza maravillosa del 10 de diciembre: tenemos que contar con el pueblo porque va a estar en la calle para defender las medidas populares del gobierno pero también va a estar para decir lo que hay que decir, en el momento que haya que decirlo”, recordó Lauro Grande las palabras de la vicepresidenta el día de la asunción.

Lauro Grande agradeció “la lucha y las enseñanzas de las Madres” y destacó su vigencia: “Hebe siempre me dice que es la lucha lo que las mantiene jóvenes”. “Por todo esto es que no debemos retroceder ni un paso atrás. Tenemos que estar todos juntos, unidos para seguir luchando hasta la victoria”, concluyó.

A continuación fue el turno del flamante Subsecretario de Obras Públicas de la Nación, Edgardo Depetri. “Compartir los jueves de las Madres nos da fuerza, vitalidad y esperanza pero también nos reafirma el compromiso de seguir militando, organizando y creando conciencia para esclarecer a nuestro pueblo”, inició su alocución.

“Sabemos que estar en el gobierno no es tener el poder. Sabemos que el poder también está en los grupos económicos que son dueños de la Argentina y que, en sociedad con los grandes grupos como Clarín, tratan de confundir al pueblo y debilitar al movimiento popular”, analizó.

Depetri consideró que la persecución a Hebe de Bonafini y las Madres de Plaza de Mayo “es también un ataque contra el pueblo, contra los militantes y contra nuestra memoria” y agregó: “Es el mismo ataque que llevan adelante contra Cristina y contra las compañeros y compañeros que todavía están presos”. En ese sentido, el funcionario exigió la libertad de las presas y presos políticos.

El ex diputado sostuvo que el Gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner “va a representar los intereses del pueblo argentino para poder volver a vivir con dignidad”. Y, para finalizar, resaltó: “Es muy importante que caminemos los barrios: el Estado y el Gobierno tiene que estar en los barrios. Tenemos que organizarnos y resolver las demandas de la gente. Tenemos que ser capaces de unirnos con todos los sectores populares para hacer realidad el mandato que nos dio el pueblo: refundar la Patria”.

El cierre, como es usual, estuvo en la voz de Hebe de Bonafini, presidenta de la organización, quien no pudo ocultar su “felicidad y emoción de escuchar a los compañeros –en referencia a Lauro Grande y Edgardo Depetri- porque evidencian las ganas que tienen de seguir luchando”. “Me emociona ver y escuchar a millones de pibes y pibas que levantan las banderas de nuestros hijos. Son sus voces, corazones y cabezas que están acá entre nosotros y que nos dicen que sigamos luchando. Porque esa sangre que derramaron con tanta generosidad no puede ser inútil”, completó.

Hebe insistió en “decir las cosas que no están bien” y pidió “no ser condescendientes”. “No nos creamos eso de que tenemos que querer a todos por igual porque no es así. Cuando hay cosas que no nos gustan tenemos que decirlas”, subrayó.

Bonafini también tuvo palabras para los grandes terratenientes que pusieron el grito en el cielo luego de la reforma impositiva anunciada tanto por el gobierno nacional como el de la provincia de Buenos Aires. “Cuando veo a esos terratenientes con la plata afuera del país que no quieren dar nada me da mucha bronca porque es una manera de matarnos: no les importa que mueran los niños y los jubilados”, acusó y, en el mismo sentido, agregó: “Los ricos son mis enemigos: son los que mataron de hambre a los pibes y los mismos que estuvieron de acuerdo con la dictadura militar”.

Luego, reiteró la idea de que “ganar una elección no es tener el poder” y completó: “El poder es del Pueblo; ellos solo son poderosos porque tienen a los jueces y a los medios de comunicación”.

En otro orden de cosas, Hebe reconoció que “hay mucho para arreglar pero no se puede hacer todo junto”. Y amplió: “No pidamos paritarias mientras haya gente que no come y no exijamos un bono si todavía hay gente sin trabajo”.

Para finalizar, la dirigente recalcó: “Tenemos que pensar con la cabeza y el estómago de los pobres”.