LAS MADRES REALIZARON SU MARCHA Nº 2144 EN PLAZA DE MAYO

Desde hace más de 42 años que los jueves son un día distinto; y ninguno es igual al anterior. Desde temprano, la Plaza de Mayo fue vestida de pañuelo blanco para recibir a las incansables Madres de Plaza de Mayo. A las 15.30hs, encolumnadas detrás de una bandera con la inscripción “Los revolucionarios en el corazón del pueblo”, las Madres dieron inicio a su Marcha 2144 en la plaza que las vio nacer. Al término de las dos vueltas a la Pirámide de Mayo fue momento de los discursos habituales, en esta ocasión a cargo del periodista de Prensa Madres; Martín Smoje; la legisladora porteña, Paula Penacca; y la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

El primero en hacer uso de la palabra fue Smoje quien consideró que “tras 42 años de lucha incansable de las Madres, la Plaza de Mayo se ha convertido en un símbolo de la resistencia”. “Son ellas las que nos siguen marcando el camino; un camino donde las banderas están siempre en alto y las principales armas son las convicciones y los principios”, aseveró y, en el mismo sentido, completó: “Y es la convicción de que es acá, es con el pueblo, con las Madres y con Cristina la manera de terminar con este experimento fascista y que en octubre vuelva a haber un gobierno nacional y popular en la Casa Rosada”.

Luego fue el turno de Paula Penacca quien expresó “el honor que representa marchar con las Madres” además de señalar que “son un faro, un símbolo y un ejemplo que todos y todas deben seguir”.

En referencia a las elecciones de octubre, Penacca consideró que los meses venideros “son decisivos para construir la derrota definitiva del proyecto neoliberal que encarna Mauricio Macri”. “Llegamos a este momento con la posibilidad de anular la perspectiva de cuatro años más de neoliberalismo. Y mucho de eso tiene que ver con la palabra `resistencia´. Nuestro pueblo resistió y pudo hacerlo gracias al ejemplo de las Madres y de otrxs tantxs que a lo largo de la historia nos enseñaron que se debe resistir”, sostuvo la legisladora.

“Resistimos aunque a algunxs de nuestro propio espacio les dio alergia esa palabra y prefirieron hablar de gobernabilidad en vez de resistir”, indicó y agregó que “fue Cristina la que pudo conducir los destinos de nuestra fuerza política para mantener la coherencia, la firmeza y al dignidad”.

Penacca pidió “terminar con el triunfalismo”: “Tenemos que saber que todavía no ganamos. No seamos ni nos durmamos en los laureles porque las victorias se construyen. Si, en unidad, pero esa unidad tiene que cumplir algunos requisitos. No necesitamos un rejunte de dirigentes, necesitamos dirigentes que representen al pueblo y esos no son los que se hicieron los distraídos o acompañaron medidas en contra del pueblo”, señaló.

En el mismo sentido reveló que la tan mentada `unidad hasta que duela´ “no debe ser dolorosa para el pueblo, les tiene que doler a ellos” y explicó que “no tiene que ver con la venganza sino con la responsabilidad política”. “Es lo que nos dice Cristina: se viene algo muy difícil y para no frustrar al pueblo necesitamos dirigentes que asuman esa responsabilidad y estén a la altura de las circunstancias porque va a ser difícil salir del pozo en que nos deja este Gobierno”.

La actual legisladora llamó a “construir una gran victoria”, aseguró que “debe ser Cristina la que encabece el proyecto” y, además,  exigió “`eso´ que las Madres construyen todos los días: una gran conciencia, una gran organización y una gran movilización popular”.

“Cristina es la más grande que tenemos pero no puede sola. Por eso nos pide que seamos protagonistas de un nuevo contrato social, que no bajemos los brazos, que salgamos a convencer a cada unx… porque la victoria se construye militando, persuadiendo y marchando, compañeros”, manifestó Paula Penacca.

Para finalizar, agregó que “la Marcha de las Madres tiene que seguir siendo la bandera más alta que hay que tener para ganar en octubre, construir la victoria definitiva y sacar al neoliberalismo de la Casa Rosada”.

El cierre estuvo a cargo de la presidenta de la organización, Hebe de Bonafini, quien adhirió a las palabras de Paula Penacca en referencia a la `unidad´ de cara a octubre y agregó que “desde hace más de 42 años que las Madres tenemos claro eso de no querer venganza. No queremos venganza porque no queremos parecernos a ellos; no los queremos torturar ni los queremos matar”. “Cuando decían `paredón, paredón´ nosotras decíamos `¡No!´, `cien años de prisión´. Nosotras no queremos ver a Macri yéndose en helicóptero, que se la aguante y se vaya derrotado en las urnas”, completó.

En otro tramo aseguró que “da vergüenza ver con qué gente se reúne (Macri). Se nota el miedo de los yanquis de no poder quedarse con Latinoamérica. Lo que no saben los yanquis es que Latinoamérica tiene las pelotas para defenderse y sacarlos como sea. Vamos a echarlos como echamos a los ingleses porque se puede sin ellos y se puede contra ellos”.

Luego se refirió a Corte Suprema de ¿Justicia?: “Me da vergüenza la Corte, una bajeza… enseguida les tiraron de las pelotas y salieron corriendo a decir que el juicio se hace igual, parecen niños de jardín de infantes, semejante grandotes. ¿No les da vergüenza toda la plata que cobran? Es eso, compañeros, es la plata lo que los mueve y no la Justicia para el pueblo”. Bonafini recalcó que “son sirvientes de los yanquis y responden a ellos. Son repugnantes, da vergüenza que tengan tanto miedo y no sean capaces de fallar como corresponde”.

También tuvo palabras para `unidad´: “El otro día se juntó el PJ pero nadie habló nada, la foto no salió en ningún lado… tampoco es que esa unidad es lo que más me gusta”, señaló y opinó que “habría que pasar un colador bien finito”. “Los triunfos no se construyen con los traidores, el camino del infierno está lleno de traidores. Hay que tener cuidado con quién nos juntamos porque una cosa es ser amplios y otra cosa es ser boludo”. En referencia a los `nombres´, Hebe fue clara: “Necesitamos patriotas, políticos patriotas que vengan a salvar la patria y la vida de los demás”.

En ese sentido, continuó: “Necesitamos políticos patriotas, leales, solidarios y que sean capaces de poner lo mejor de cada uno. No necesitamos muchos mediocres, seamos menos si es necesario porque para juntar lo mejor de lo peor, no”.

Hebe de Bonafini denunció que “el Gobierno está vendiendo la Patria y no quieren ser juzgados. Por eso se alían a los yanquis… pero después los van agarrar del cogote y los va a dejar tirados al borde del camino”.  Y, para finalizar, argumentó: “Ya pasó otras veces acá…  ¿y quién se acuerda de ellos? ¿Quién se acuerda de Onganía, Massera y Videla? Fue Perón, fue Evita y fueron Néstor y Cristina lo que nos dieron lo mejor que tenemos en el país y nos mostraron que se puede”.