LAS MADRES, EN LA UNIVERSIDAD DE AVELLANEDA

20160908_192236

Las Madres de Plaza de Mayo participaron, este jueves 9 de septiembre, del descubrimiento de la obra “Pañuelo de las Madres” a cargo del grupo “Nacional Mosaico Veneciano, que tuvo lugar en la sede Piñeiro de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV).

Se trata de un mural realizado en venecitas con la figura del pañuelo, emblema de lucha de la Asociación, ubicado en el patio de esa casa de estudios. El acto contó con la presencia de un nutrido grupo de Madres, el rector de la Universidad, Jorge Calzoni, el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi y el diputado nacional Andrés Larroque, entre otros. El padre Francisco “Paco” Olivera bendijo la obra y dedicó unas sentidas palabras referidas a las Madres: “Tenemos que seguir su lucha”, expresó.

Luego de la inauguración de la obra, se llevó a cabo, en un auditorio repleto, el encuentro de la militancia “Resistir es combatir”, que tuvo como oradores a la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini, a Calzoni, Ferraresi, Larrroque y al referente de la agrupación Peronismo Militante, Héctor “Gallego” Fernández.

Inicialmente el rector de la Universidad, Jorge Calzoni, sostuvo que era un “orgullo” recibirlos en la institución. “El pañuelo es un emblema de lucha”, agregó. Calzoni expresó: “Las universidad vivimos tiempos difíciles en Latinoamérica, pero tenemos la responsabilidad de que nuestro pueblo pueda tener educación, que es la única manera para que no nos pase lo que nos pasó muchas veces: retroceder”-

Por su parte, el intendente de la ciudad, Jorge Ferraresi, afirmó: “En estos días nos trataron de golpistas y yo revisaba mi historia y siempre estuvimos del lado de los golpeados: mi viejo estuvo preso, recibió torturas, yo me llamo Jorge por Jorge Di Pascuale, que está desaparecido. Pero cuando uno analiza la familia Pinedo muchas veces estuvieron del lado de los golpistas”. “Tenemos fuerza militante heredada de las Madres, que recuperaron el valor de la lucha de sus hijos. Ellas lucharon en la peor época. Nuestra fecha es el 10 de diciembre, cuando vamos a volver a poner a un compañero del movimiento nacional en la casa de gobierno para volver a una Argentina para todos”.

Por su parte, Héctor “Gallego” Fernández comenzó haciendo referencia a la memoria del campo popular hasta llegar a nuestra época. Allí sostuvo que la “autocrítica hay que hacerla en el psicólogo”. “Algunos pícaros creen que la autocrítica es criticar a Cristina, yo creo en otra autocrítica: no milité lo que tuve que militar, no convencí compañeros, fui cobarde frente a los gorilas, no me fui del bar donde estaba, no peleé en mi barrio. A la conducción estratégica no se la critica, y menos cuando el enemigo la quiere meter presa”, afirmó con vehemencia. “El pueblo tiene una conducción clara, porque es la que llevó adelante la liberación nacional”, completó.

En tanto, el diputado nacional y secretario general de la agrupación La Cámpora, Andrés “Cuervo” Larroque centró sus palabras en valorar la militancia del proyecto nacional y popular: “Nos tiene que dar cada vez más fuerza cuando nos atacan”, afirmó. Luego, agregó: “No perdonan que hoy siga habiendo acá compañeras y compañeros que defiendan todo lo conquistado”. Antes de terminar, aseguró que “no pudieron hacer desaparecer al Frente para la Victoria, ni a la memoria de Néstor, ni a la figura de Cristina”.

La presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini, fue la encargada del cierre. Comenzó contando el origen del pañuelo, en octubre de 1977 en una marcha a Luján y el profundo significado que le asignan las Madres. Hebe narró, además, cómo distintas organizaciones y colectivos del mundo comenzaron a utilizar pañuelos como distinción de su lucha.

Luego, se dirigió a la juventud que colmaba el auditorio, para entusiasmarlos a continuar la lucha. “Cuando los pibes hacen y aman la política son mejores personas”, expresó. Cuando el público entonaba el ya clásico “Vamos a volver”, la presidenta de la Asociación afirmó: “Yo no voy a volver, porque no me fui de ningún lado”, arrancando un coro de aplausos.

En otro tramo, aseguró: “Néstor y Cristina nos hicieron tomar conciencia de nuestros derechos. Tal vez no tomamos conciencia de nuestros deberes… ahí erramos”.

Hebe también se refirió a la violencia institucional que emana el gobierno con el ajuste y los despidos. “Macri necesita un muerto”, expresó. “Ahora se están preparando para diciembre, para cagarnos la vida, van a echar no sé cuántos trabajadores estatales. Están preparando el ambiente. Nos están preparando porque Macri necesita un muerto. Ellos necesitan mucha violencia para hacer todo lo que les prometieron a los reverendísimos hijos de remil puta de los yanquis”, dijo.

“Desde ahora, tenemos que hacer que les cueste cada despido. Macri quiere que esperemos a diciembre para que seamos violentos. Para que en diciembre la gente vaya a los supermercados, a buscar pan dulce, porque no va a haber para comprar”, afirmó. “Para evitar esa violencia tenemos que empezar a hacer cosas desde ahora, porque si no ellos nos llevan a esa violencia. Nosotros no podemos impedirla a veces. Porque el que va a un súpermercado y le dan vuelve a pedir. Y si no le dan se calienta y quiere entrar de prepo y ahí puede pasar cualquier cosa”, completó.

Para cerrar, redobló la convocatoria para luchar en las calles y las plazas defendiendo los derechos del pueblo. Por último, dedicó el encuentro y todas las acciones a la “queridísima” Cristina. “Para mí, sigue siendo la Presidenta”, concluyó.