LAS MADRES FUERON AL JUZGADO DE ERCOLINI PARA PREGUNTARLE POR LA LENTITUD EN LA CAUSA PAPEL PRENSA

ercolini

Las Madres de Plaza de Mayo fueron, esta mañana, al Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional Nº 10, a cargo de Julián Ercolini, para expresarle su preocupación por la lentitud en el avance de la causa que investiga la apropiación de Papel Prensa.

Siete integrantes de la Asociación –Hebe de Bonafini, Evel de Petrini, Mercedes de Meroño, Visitación de Loyola, Celia de Prósperi, Elsa de Manzotti y Josefa de Fiore– se reunieron con el Juez para preguntarle por qué rechazó citar a declarar a los directivos de Clarín Héctor Magnetto y Ernestina Herrera de Noble y al propietario de La Nación, Bartolomé Mitre, y, en contraposición, sí decidió avanzar aceleradamente citando a declarar a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la causa que investiga supuestos desvíos en la adjudicación de obra pública.

Las Madres le remarcaron la notoria diferencia en el avance de ambas causas y le preguntaron a qué se debía tal situación. Ercolini sostuvo que no había “ninguna animosidad contra la familia Kirchner” y, además, sostuvo que en la causa de Papel Prensa aún debía tomar “muchas indagatorias”.

Extrañamente, el magistrado hizo una valoración personal de la declaración de Lidia Papaleo en el expediente, al sostener que “la testigo principal no contó lo mismo que cuenta en los medios”. Luego, dio confusas explicaciones respecto a por qué se negó a aceptar el pedido del fiscal respecto a la citación de Héctor Magnetto, Ernestina Herrera de Noble y Bartolomé Mire.

Antes de retirarse, la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini, le dijo: “Le pido que todos los días cuando sale de acá y llegue a su casa, se mire en el espejo así no tiene que bajar la vista”. Ercolini sostuvo que “iba a tomar en cuenta el consejo” para no equivocarse.

Las Madres decidieron presentarse en el juzgado luego de leer un elogioso perfil sobre el juez publicado por el diario La Nación, en el que se afirma que era una persona “escuchadora”.

Tras el encuentro, Hebe de Bonafini realizó declaraciones periodísticas valorando la sorpresiva reunión. “Me hizo pasar a mí sola y yo le dije que había venido con más Madres, luego hizo pasar a tres más y yo le dije que había más Madres, que habíamos venido todas juntas y las hizo entrar. Nos atendió muy bien, nos dejó pasar, fue muy astuto: no dejó pasar a nadie más, para eso es juez”.

“Nos dio diversas explicaciones. Dijo que en el juicio de Papel Prensa tiene que tomar más indagatorias. Le preguntamos por qué se negó a tomarle declaración indagatoria a Magnetto, dio algunas vueltas y no fue muy claro, pero dijo que no está de ni de un lado ni del otro”, sostuvo la Presidenta de la Asociación.

Posteriormente, Hebe afirmó: “Le dijimos que la Justicia no existe, que los jueces están muy condicionados, nos dijo que él, no; yo le dije que se veía a las claras que había mucho apuro por condenar a Cristina y ninguno por condenar a los demás”. “Yo le preguntaba era la diferencia. No me supo contestar por qué no lo indagó a Magnetto”, completó.

En otro tramo de sus declaraciones, Hebe aclaró: “No lo fuimos a increpar, fuimos a ejercer nuestro derecho como ciudadanas de saber qué pasa, me dijo que fuera todas las veces que quisiera y le dijimos que ojalá no tengamos que ir más”. “Es bueno que los pueblos asumamos los derechos que tenemos, de venir a preguntarle al juez por qué una causa está muerta y otra se acelera: eso es lo que vinimos a hacer”, concluyó.