HEBE: “MACRI, NO QUEDA MÁS NADA PARA QUE TE BAJES. TE BAJASTE LOS PANTALONES, EL CALZONCILLO Y YA NO TE QUEDA NI EL CULO”

Las Madres realizaron, esta tarde, su marcha 2105 en Plaza de Mayo, acompañadas por decenas de personas que reivindican la lucha que estas mujeres iniciaron hace más de 41 años. A las 15.30hs iniciaron la marcha alrededor de la histórica Pirámide de Mayo para luego dar paso a los discursos que, en esta ocasión, tuvieron como protagonistas al diputado nacional, Rodolfo Tailhade; el periodista, Demetrio Iramain; y la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

La apertura de las alocuciones en el espacio de La Hormiguita Colorada estuvo a cargo del periodista, poeta y amigo de las Madres, Demetrio Iramain, quien aseveró que “la Justicia en Argentina está en el peor momento de la historia democrática”.

“No nos sorprende, sabemos de sus flaquezas democráticas, sus limitaciones de clase, el  compromiso histórico con el poder económico, represores, banqueros, grupos de poder extranjeros y la embajada norteamericana”, enumeró Iramain y señaló que “nunca llegaron tan lejos”, en relación a la operación mediática judicial contra la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

Demetrio Iramain consideró que los ataques continuados a la oposición se enmarcan dentro del “estado terminal de este Gobierno, inmerso en una crisis fenomenal”. Con ese contexto, reveló Iramain, “no alcanza con reprimir y firmar el decreto que habilita el regreso de las FF.AA.” y enfatizó: “Es un pedido desesperado de auxilio, antes de tiempo, al Poder Judicial y a jueces operadores, miserables y berretas”, en relación al juez federal famoso por la servilleta de Carlos Corach, el pistolero de la Glock; Claudio Bonadío.

En contrapartida a las miserias del Poder Judicial, Iramain ponderó la figura del juez platense, Luis Arias, destituido el día miércoles en un jury dudoso, orquestado por los operadores judiciales de la coalición gobernante. Para finalizar su intervención, Demetrio Iramain pidió un fuerte aplauso para el juez Luis Arias y criticó duramente la destitución del mismo.

El diputado nacional Rodolfo Tailhade comenzó expresando que la invitación a hablar en la Plaza era “el honor más grande” de su vida. Luego, se refirió a las actuaciones en el Consejo de la Magistratura, del cual es parte. “Es el origen de todas las operaciones que luego se instrumentan en Comodoro Py”, afirmó inicialmente. En ese sentido, expresó que ese órgano tiene “miembros fraudulentos” en referencia al diputado Pablo Tonelli, al que definió como un “conspicuo integrante del Colegio de Abogados de la calle Montevideo que defiende genocidas”. “Es un consejero trucho porque ocupa una banca que le corresponde al Frente para la Victoria”, agregó. “A través de ese mecanismo coparon el Consejo y diseñaron una política judicial inconstitucional y en contra de los sectores populares”, completó luego.

El diputado sostuvo, además que “están trasladando jueces de un tribunal a otro porque le están garantizando al gobierno que van a fallar como ellos quieren. Están copando la Cámara Federal de Comodoro Py y la Cámara de Casación con jueces ideológicamente afines al gobierno”.

En otro tramo se refirió a las operaciones para detener a Cristina Fernández de Kirchner: “El Consejo de la Magistratura está constituyendo tribunales federales para juzgar a Cristina sin el procedimiento constitucional establecido”. “Van a buscar encarcelar a Cristina, pero el objetivo central es el modelo económico. Cristina representa la resistencia política del pueblo argentino ante este vendaval de miserables”, añadió.

En ese sentido, sostuvo: “La Justicia se está cobrando los 12 años de Néstor y Cristina y está poniendo al país en la senda en el que lo puso la dictadura, que no solamente se llevó a los 30.000 sino que dejó en las ruinas a la sociedad. El Poder Judicial argentino es el garante del neoliberalismo, junto con los medios de comunicación”.

Además, afirmó: “Claudio Bonadío tiene una terminal directa en la Embajada de Estados Unidos. Está metiendo presa a la gente sin pruebas, torturándolos para que delaten a otros. Cada arrepentido se contradice con el otro. En el caso del arrepentido Uberti, que fue funcionario de nuestro gobierno, semejante miserable, declaró un día, lo dejaron preso, y al otro día ‘recordó’, fue declarar y casualmente dijo que Cristina sabía, cosa que no había dicho el día anterior”.

“Nadie dice que no investiguen, pero no podemos admitir que se violen las garantías constitucionales y el debido proceso y que se torture como lo hacían en los 70, ahora de otra manera, para obtener delaciones ilegítimas”, agregó.

Tailhade se refirió, además, a la escandalosa detención de Amado Boudou: “El presidente del Tribunal, Pablo Bertuzzi, pocos días antes había solicitado su traslado a la Cámara Federal, la de Irurzun, en donde se empiezan a confirmar las prisiones preventivas, en donde nadie dice que es ilegal detener compañeros a las 4 de la mañana y sacarlos descalzos. Pablo Bertussi seguramente integre esa Cámara Federal, cuya ofrenda fue la condena a Amado y la detención inmediata”.

Por último, alertó: “El poder es efímero, sobre todo cuando vemos que el país va hacia el abismo. La crisis va a dejar a los jueces en un lugar muy incómodo”.

El cierre estuvo a cargo de la presidenta de la Asociación, Hebe De Bonafini, quien pidió que no se hable más de “Justicia, sino de Poder Judicial” y amplió: “La Justicia no está contra nosotros, es el Poder Judicial. La Justicia y la libertad están de nuestro lado”. “Hay que pelear por aquello que dieron la vida nuestros hijos: la justicia y la libertad”.

A continuación, Bonafini consideró que el Gobierno “quiere meter miedo al pueblo” y denunció el asesinato de Cristofer Rego, un joven de 26 años que recibió dos disparos por la espalda, tras evitar un retén de la Prefectura Naval Argentina, en el barrio de Parque Patricios.

“Quieren que respetemos a cualquiera que tenga un uniforme pero a esos hay que escupirlos. Esos son los uniformes que matan pibes por la espalda”, sostuvo Hebe y condenó la actitud de los funcionarios de la coalición gobernante que visitan, felicitan y condecoran a miembros de las fuerzas de seguridad involucrados en casos de gatillo fácil.

 Luego hizo mención a la situación de la presa política, Milagro Sala, y denunció las vejaciones y maltratos sufridos por la líder de la Tupac durante los traslados a los que es sometida, incluso en horas de madrugada. “No ha hecho caso ni la Suprema Corte, ni los organismos internacionales”, señaló Bonafini y recordó la carta que envió al máximo tribunal nacional, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, donde definió a los magistrados como “señores de saco y corbata, sentados en un buen sillón, con un buen sueldo pero que no tienen dignidad”.

En otro tramo se refirió a la decisión oficial de inundar las calles del país con efectivos de las fuerzas de seguridad: “Hoy a Radio Mitre se le caía la baba porque anunciaron que va a haber más policía en la calle; más policía para pegarnos”.

El cierre de su discurso estuvo dirigido al, todavía, presidente Mauricio Macri y su decisión de permitir el regreso del FMI al que se le agregó la “visita” del jefe del Pentágono, James Mattis, quien arribó al país para reunirse con el ministro de Defensa, Oscar Aguad, además de recorrer “lugares clave” para los intereses yanquis. “FMI y el Pentágono, imagínense… Macri, no queda más nada para que te bajes. Te bajaste los pantalones, el calzoncillo y ya no te queda ni el culo”.