HEBE: “LAS MADRES TAMPOCO NOS ARREPENTIMOS DE NADA”

Las Madres realizaron, esta tarde, la marcha 2106 en Plaza de Mayo, acompañadas por decenas de personas que, junto a ellas, dieron dos vueltas alrededor de la Pirámide. Luego, el epicentro se mudó al ámbito de las palabras, ya que en el habitual espacio de La Hormiguita Colorada brindaron sus discursos el juez destituido Luis Arias y la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini. Previamente, el periodista de Prensa Madres Martín Smoje presentó a su compañero Luis Zarranz y al resto de los oradores.

Smoje agradeció la posibilidad de hacer uso de la palabra y remarcó que “más de 41 años después, las Madres siguen marcando el camino y la importancia de luchar todos los días”. Luego de una breve introducción convocó a su compañero, Luis Zarranz.

Zarranz centró sus palabras en la lucha de los trabajadores de Astilleros Río Santiago, que vienen denunciando y luchando contra el vaciamiento de la planta naval y que esta semana fueron brutalmente reprimidos por orden de la gobernadora María Eugenia Vidal.

“Astilleros es un emblema de soberanía. Los trabajadores no sólo están defendiendo 3.300 puestos de trabajo. Están defendiendo la patria, la soberanía nacional. La respuesta del gobierno del cual dependen fue una brutal represión que incluyó atropellados por un patrullero policial”.

“Los trabajadores sienten orgullo de ser parte del Astillero y con ese orgullo lo defienden. Están denunciando el vaciamiento, el retraso de sueldos y el desmantelamiento. Y en esa defensa del Astillero están dándole una lección al gobierno nacional y provincial sobre la dignidad”, comentó el periodista.

Lo están defendiendo en las calles, como debe, como lo hacen los miles de compañeros que tienen necesidades básicas insatisfechas y, hoy y mañana, están realizando 50 cortes de ruta y movilizaciones para exigir que se abra la Paritaria Social.

Luego, Martín Smoje realizó un breve preámbulo de la situación que le tocó afrontar a Luis Arias, ex titular del juzgado Contencioso Administrativo N 1 de La Plata, quien fuera destituido la semana pasada tras más de un año de persecución política, mediática y judicial. Hasta la decisión final del jury de enjuiciamiento Arias fue responsable, entre otras medidas, de garantizar el derecho a huelga de los trabajadores e impedir que les descuenten los días de paro. Luis Arias también impidió que se haga efectivo, de manera automática, el tarifazo brutal en los servicios. Por estas y otras razones Arias se convirtió en juez molesto e incómodo para el poder. La solución que encontraron desde el poder político es harto conocida y repetida: escarnio público, desgaste y persecución hasta lograr el objetivo final; su destitución.

“Estoy en un templo de lucha y perseverancia. Son la luz que nos ilumina y nos guía”, inició su discurso Arias e inmediatamente calificó el momento actual como “el más difícil desde el regreso de la democracia”. Al hacer referencia a su situación indicó que en esta ocasión el perjudicado fue él pero que “le toca a los trabajadores, a los periodistas, gremialistas, dirigentes sociales como Milagro Sala, a cualquiera que signifique un escollo frente a decisiones que ya están tomadas, por eso las llevan adelante sea como sea”.

En otro tramo calificó de “autoritario” al gobierno de la coalición Cambiemos, encabezado por el, todavía, presidente Mauricio Macri. Arias sostuvo que el país “está en peligro” y que la forma de enfrentar las políticas destructivas del oficialismo es “con unidad, afecto; hay que abrazarse más que nunca, eso es alentador”. “El afecto nos hace seguir luchando, nunca vamos a claudicar cualquiera sea el lugar de lucha en el que estemos”, sostuvo y completó: “No nos van a quebrar ni ver deprimidos, podemos tener altibajos pero vamos a luchar por lo que creemos sin importar quien está enfrente”, indicó ante los aplausos de las cientos de personas que hoy marcharon junto a las Madres.

Para finalizar aseguró que “podrán meter presos a dirigente injustamente, podrán echar jueces… pero no van a poder con el pueblo, no pueden encarcelar al pueblo, no van a poder encarcelar a todos los argentinos”. “Tengamos fe, que esto lo vamos a revertir entre todos”, se despidió.

El cierre, como es usual, estuvo a cargo de la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien confesó que durante tuvo que cambiar varias veces la temática de su discurso porque “en este país pasan muchas cosas y muy rápido”.

Bonafini destacó el discurso brindado por Cristina Fernández de Kirchner en en la Cámara Alta: “Fue un placer escucharla, un placer para los argentinos, un placer para los peronista, kirchneristas o como nos queramos llamar… placer de escuchar a una mujer que ha sido hostigada, perseguida, denigrada, maltratada… placer de escucharla hablar con una altura; la cara de orto de la presidenta del Senado…la verdad es era para hacer una figurita de esa con las que juegan los pibes en el suelo, era para una chapita”, expresó y completó: “No sabía qué disfrutar más; si el discurso de Cristina o la jeta de esa pelotuda”, en referencia a Gabriela Michetti, vicepresidenta de la Nación a quien le encontraron sumas altísimas de dinero en efectivo que no logró justificar a pesar del blindaje mediático. Curiosamente, el domicilio de la vicepresidenta no fue allanado y la causa fue cerrada por uno de los jueces favoritos de la coalición Cambiemos, Ariel Lijo.

“Las Madres tampoco nos arrepentimos de nada. No nos arrepentimos de haber sido las primeras en haber dicho que Macri era el enemigo, no nos arrepentimos de haber sido las primeras que dijimos: `Pará la mano, Macri´. Tampoco nos arrepentimos del cantito: `la puta que te parió´. No nos arrepentimos de nada porque es poco de todo lo que está pasando. Es una vergüenza”, manifestó Hebe.

También consideró que lo que hace el macrismo “es una venganza contra todo aquel que los enfrenta” y denunció que “le pegan a pibes y pibas de trece años”.

Hebe afirmó que ”la libertad y la justicia son del pueblo y ellos no pueden con eso”, citando un fragmento del discurso que brindó en Plaza de Mayo la semana pasada. Luego amplió: “Se creyeron que podían matando a 30.000 jóvenes pero no pudieron y ahora tampoco van a poder con nosotrxs” y lamentó el blindaje mediático: “Nos hacen hablar de lo que ellos quieren”.

“Nosotros tenemos la posibilidad de juntarnos para muchas cosas, de divertirnos, de disfrutar de los colores, de las flores, de la música, del canto. Tenemos que aprovechar eso para sostenernos, no solo con la política. Hay que ayudar al otro, preguntarle qué le pasa, qué necesita…”, analizó Hebe e insistió en que la clave está en “hacer”: “Hagamos para que cuando Cristina nos convoque tengamos columnas bien firmes y sólidas para defender a la Patria”, expresó ante los aplausos de todas y todos los presentes.

Para cerrar llamó “a defender todo lo conseguido durante doce años maravillosos, no puede ser que estos tipos se lleven todo. No podemos perder la ideología, la fuerza, el amor, el amor por la Patria; eso nunca lo podemos perder”, enumeró Hebe de Bonafini y enfatizó: “Eso lo conseguimos si somos capaces, no solo de pelear sino de hacer”. Ante esto y para finalizar recordó una vieja consigna de las Madres que al día de hoy mantiene su validez inalterable: “Protesta con propuesta”.

 

📢 Fragmento Marcha Nro 2106 23/08/18 – Hebe de Bonafini

#HebeDeBonafini: “Nosotras tampoco nos arrepentimos de nada”

Publicado por Audiovisual Madres en Jueves, 23 de agosto de 2018