HEBE: “LA TORTURA A LA MAESTRA ES PARA PROVOCARLES MIEDO A LOS DOCENTES PORQUE ESTÁN EN LA CALLE”

Las Madres realizaron, esta tarde, su marcha 2109 en Plaza de Mayo, como todos los jueves desde hace 41 años. Un sol primaveral acompañó al pañuelo blanco en sus dos vueltas alrededor de la Pirámide. Lo hicieron cantando diversas consignas, como es habitual, y repudiando al gobierno enemigo del pueblo de Mauricio Macri. Aunque las Madres sostienen que “cada jueves es distinto”, éste lo era particularmente porque todas y todos los presentes recordaron especialmente a Celia de Prósperi, Chela, quien falleció el domingo pasado a los 93 años, luego de una vida de lucha.

En el espacio de los discursos, hicieron uso de la palabra el periodista Demetrio Iramain, en representación de las áreas de Comunicación de las Madres; el abogado Luis Alen, ex subsecretario de Derechos Humanos de los gobiernos de Néstor y Cristina; y la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini.

El primero de ellos, Demetrio Iramain, pidió un fuerte aplauso para recordar a “Chela”. La Plaza, entonces, resonó con el sonido de las palmas haciéndose oír. Iramain destacó la presencia de los diputados provinciales por Unidad Ciudadana, Lauro Grande y Miguel Funes; y del Secretario General de ATE Capital, Daniel “Tano” Catalano”. Además aprovechó para mencionar que los legisladores bonaerenses presentaron un proyecto en la Legislatura Bonaerense para declarar “el pesar por la partida física de Chela”. El periodista remarcó la palabra “física” y aseguró que “Chela sigue presente en la lucha”.

A continuación hizo mención al secuestro y tortura de Corina de Bonis en la localidad de Moreno, a quien subieron a un auto, le colocaron una bolsa en la cabeza, la golpearon y con un punzón le escribieron “ollas no” en su vientre. Luego también recordó el caso de Andrés Viera, militante de MTE, quien fue asesinado de cinco balazos. Días antes, Viera había realizado una denuncia contra miembros de la Policía de la Ciudad que lo habían detenido y golpeado sin motivo. Iramain recordó las palabras de Hebe y se preguntó: “¿Esto es o no es una dictadura?”. “Sí, lo es”, se respondió.

Como es usual, Iramain realizó un recorrido por el paño judicial, convertido en fuerza de choque y en uno de los pilares para mantener la impunidad del gobierno de Cambiemos. “Es un cambio muy sensible el que sucedió en la Corte Suprema con la salida de Lorenzetti”, manifestó y recordó cómo fue que llegó a su cargo el nuevo presidente del máximo tribunal, Carlos Rosenkrantz: “Este cambio institucional es muy significativo. No solo es el abogado de las corporaciones, es de ellos y ellos lo han puesto en la Corte Suprema. La realidad es que no tendría que estar ahí porque su propuesta estuvo viciada de origen”. -en alusión al intento de Mauricio Macri nombrarlo por decreto-. “Entró por la ventana y tres años después es el presidente de la Corte Suprema”, completó.

Iramain consideró que este cambio configura “el copamiento del Poder Judicial por parte del macrismo” y recordó que ahora el abogado de las corporaciones queda “en línea de sucesión presidencial”. Para que esto suceda, reveló, “contó con la complicidad de Elena Highton de Nolasco quien convalidó al nuevo presidente con su voto a pesar de tener más de 75 años y estar invalidada por la Constitución Nacional de ser parte de la Corte Suprema de Justicia”. De esta manera se conforma “una Corte totalmente adicta al Gobierno” para “hacer lo que ellos ordenan y convalidar el ajuste”, aseguró.

Para finalizar tomó la palabra de las Madres que separan entre Justicia y Poder Judicial: “La Justicia es la que hacemos nosotros acá en la Plaza, la que hacen los trabajadores en la calle y ese es el camino que tenemos que seguir, esté quien esté”.

Luego fue el turno de Luis Alen, director de la Licenciatura de Justicia y Derechos Humanos de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa) y ex Subsecretario de Derechos Humanos durante los doce años de gobiernos kirchneristas. Alen agradeció “a las Madres por estar siempre” y consideró que a la luz de los hechos “las Madres no se equivocan nunca”. “Desde el primer momento, desde aquel 10 de diciembre de 2015 dijeron lo que iba a pasar en este país y eso es lo que está pasando ahora”, señaló.

En otro tramo, cuestionó a aquellos que castigan a las Madres y las acusan de “”antidemocráticas”: “Esto no es una democracia. La democracia no se caracteriza por ganar una elección, se caracteriza por lo que hacen los gobiernos. ¿Y que hizo este gobierno? Expulsó de su trabajo a miles y miles de personas y se sometió por completo a los deseos del imperialismo como en la peor época”, denunció y explicó que “hay que hablar de imperialismo, porque acá no gobierna el presidente –a quien calificó de ‘mamarracho’-, gobierna el FMI y los intereses yanquis”.

Luego retomó parte de las palabras de Iramain y definió al Poder Judicial como “los herederos de la dictadura. Son los que tienen presa a Milagro Sala hace 1000 días”. Luego hizo mención a los cambios en la Corte Suprema y graficó: “El presidente de la Corte es el que maneja los fondos y decide qué causas se tratan. Además es el que desempata a la hora de votar”, en referencia a Carlos Rosenkrantz. “Es un poder concreto que ahora está en manos del Grupo Clarín y sus aliados”, lamentó.

En relación al lawfare, maniobra que utilizan los grupos de poder –en complicidad con algunos jueces– para perseguir y quitar del medio a aquellos que resultan incómodos a sus intereses, consideró que “el Plan Cóndor de las dictaduras militares es ahora el Plan Cóndor de las dictaduras judiciales” y mencionó los casos del ex mandatario ecuatoriano Rafael Correa a quien le prohíben regresar a su país; y a Lula da Silva “encarcelado e imposibilitado de ejercer su candidatura por la complicidad del Poder Judicial”.

Luego, en relación al dinero que Poder Judicial pretende encontrar, afirmó: “La plata está en las escuelas, en los hospitales, en los que hicimos. Ahí está la plata. La que falta se la llevaron ellos, la tienen en sus paraísos fiscales. Los Macri, los Quintana y todos ellos”.

Por último, sostuvo: “Creemos en los derechos humanos y los vamos a defender, mientras ellos desarman todo y están pensando en llevar adelante la destrucción total. Tenemos a las Madres como ejemplo. No decimos que ‘vamos a volver’ porque nunca fuimos, estamos acá. Se equivocan si piensan que nos pueden llevar por delante. Estamos acá con los 30.000, con Chela, con los que resisten, con los maestros que no se someten al ajuste; con los docentes y estudiantes universitarios que mantienen las tomas y reclaman el presupuesto; con los trabajadores de ATE-Capital que no se resignan a ser una moneda de cambio. Acá no sobran trabajadores, falta trabajo”. “Hace falta un gobierno nacional y popular y lo vamos a reconquistar con los que no nos traicionaron. Vamos a ir con las Madres y con su ejemplo”, culminó.

Finalmente, la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini, comenzó refiriéndose a “Chela”, una de sus compañeras: “Hoy no va a llamar como todos los jueves desde que estaba enferma, cuando llegábamos a la Casa de las Madres, además de verlo en vivo cuando tenía la posibilidad. Ella soñaba con volver a la Plaza, pero desde que se enfermó y desde que murió su hijo, hace un par de años, le costó. Desde hoy ocupará un lugar importante, como tantas compañeras que se han ido, en nuestra Casa, en nuestros corazones y en esta Plaza”.

Los aplausos se extendieron por toda la Plaza. Hebe contó, entonces, que el próximo jueves o el otro, esparcirán las cenizas de “Chela” por la Plaza, como era su voluntad: “Hacemos una ceremonia privada, discreta. Antes era en los pies de la Pirámide, pero ahora está enrejado y cerrado con llave. No importa. La Plaza es grande y toda la Plaza es nuestra. En cualquier lugar que pongamos va a ocupar el lugar que tiene que ocupar ‘Chela’”.

Seguidamente, Hebe se refirió al caso de la maestra torturada: “Es la cobardía que los caracteriza. Además de ser asesinos, de ser tan reverendamente hijos de mil puta, porque no se les puede decir otra cosa porque pagan para torturar a la gente, son cobardes”. “La torturaron entre dos hombres. La metieron adentro de un auto para clavarle en el vientre y hacerle un sufrimiento agregado a lo que estaba pasando para decirle que no a los comedores. Pero, ¡por favor! Imagínense la cabeza que tiene este gobierno que, en vez de felicitar a un maestro que se ocupa de darle de comer, además de enseñarle a los niños, los hace torturar, secuestrar, golpear”, añadió.

En ese sentido, consideró que “la tortura a la maestra es para provocarles miedo a los maestros porque están en la calle”. “No pudieron con Baradel y fueron con una compañera. Hay que apoyarla, como están haciendo. Yo quiero verla también, quiero estar con ella”, afirmó.

Tal oprobiosa situación hizo que Hebe vuelva a dirigir sus dardos contra la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal: “Es una descarada. Se quiere presentar de candidata. ¿A qué? A asesina, es una asesina, mata a los niños de hambre y se gasta el presupuesto en la campaña”, sostuvo entre aplausos.

La Presidenta de la Asociación postuló que el odio les impide conocer “el amor, la solidaridad, el compartir, al pueblo”, por lo que “nunca van a hacer felices”, según sostuvo. “Son soretes. Nadie los va a recordar. ¿Quién se acuerda de Rojas? Nadie”.

En otro tramo, Hebe señaló que el pueblo debe seguir luchando y resistiendo: “No tenemos que hacer lo posible. Lo posible lo hacen algunos políticos. Los pueblos tenemos que hacer lo imposible, lo que a veces parece imposible pero si nos ponemos todos juntos seguro lo vamos a hacer”.

Hebe también se hizo eco del asesinato Andrés Viera: “Le pegaron cinco balazos porque denunció que la Policía le pegó”. Y criticó a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich por sus políticas y sus disparates, en relación a la insólita excavación que promovió buscando supuestos bienes escondidos de la familia Kirchner. “Dice que va a averiguar bien porque le fracasó la excavación, esa cosa insólita, esa basura. La plata está, como decía Luis Alen, en los hospitales, en las viviendas”. En ese marco, criticó al juez federal Claudio Bonadio y, entre risas, sostuvo que si la quiere, la vaya a buscar: “Vamos a ver quién puede más”.

Hebe también se refirió a las movilizaciones de ayer y al hambre que crece en el pueblo: “No estoy contenta de llenar calles porque hay hambre. Lo que pasó ayer fue muy fuerte y muy triste” sostuvo en referencia a las madres que llevaron a sus hijos a pedir comida. “Miles y miles recorrieron las calles y se arrimaban a las ollas populares. Eso es triste. Es bueno porque la gente no se queda en sus casas, pero es triste porque era un país en el que podías trabajar”.

Para finalizar, expresó: “Todo lo que podamos hacer por los que nos necesitan, que son muchos, es importante. No digamos que no se puede. Además, de que sí se puede, hay mucha gente con ganas de colaborar y de hacer. La política no es sólo hacer una reunión hoy, mañana y pasado, pasado y pasado para ver qué vamos a hacer en 2019. La política es estar hoy al lado del otro, ver qué necesita”.

Concluyó lanzando una campaña para continuar el aporte en los comedores: “Un kilo de arroz, un kilo de fideos y un kilo de azúcar”. “No es tanto. Les pedimos ese aporte para los que menos tienen”, finalizó.

Publicado por Asociación Madres de Plaza de Mayo en Jueves, 13 de septiembre de 2018