HEBE: “HACE MUCHO CALOR, PERO MÁS CALOR VA A TENER MACRI CUANDO VUELVA Y SE LE VENGA EL PAÍS ENCIMA. ÉL YA ESTÁ EN LA LONA, FALTA QUE TIREMOS LA CADENA Y SE VA POR LA CLOACA”


La semana comenzó con un nuevo paso en la persecución política judicial a las Madres de Plaza de Mayo. El juez Javier Perillo secuestró, de manera ilegítima, parte del archivo histórico de la Asociación, motivo que generó una convocatoria popular en el depósito policial –ocupado ilegalmente por el Ministerio de Seguridad de CABA- para cuidar la documentación que incluía un intercambio epistolar con el Papa Francisco; convenios con la fundación del artista ecuatoriano, Oswaldo Guayasamin; fotografías; y actas de asambleas de las Madres, entre otras cosas. Tras más de 48 horas, y numerosas idas y vueltas en los pasillos del Juzgado Comercial Nro. 13, el juez autorizó la devolución de todo el material. Una vez más las Madres confirmaron que para enfrentar los avances del gobierno macrista, el pueblo debe resistir en las calles. Durante la tarde del miércoles 20, Hebe de Bonafini grabó un video agradeciendo el apoyo de los vecinos, agrupaciones políticas, sindicales y culturales que se acercaron al barrio de Villa Pueyrredón.

Pero hoy, jueves, las Madres tenían una cita con sus hijos e hijas, como todos los jueves desde hace casi 42 años. A las 15.30hs iniciaron su Marcha Nº 2132 alrededor de la Pirámide de Mayo, acompañadas de cientos de personas que se acercaron a abrazar su lucha. Al término de las dos vueltas, tuvieron lugar los discursos de cierre, a cargo del periodista, Demetrio Iramain; el politólogo y periodista, Edgardo Mocca; el miembro del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres, Francisco “Paco” Olveira; y la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini.

El primero en hacer uso de la palabra fue Iramain, quien primero se refirió al previamente mencionado “hostigamiento del Partido Judicial” al que, aseguró, “las Madres le dieron su merecido porque se han movilizado y demostrado la entereza que no tiene ninguno de sus enemigos”. “Este Gobierno se quiere quedar con el archivo histórico de las Madres de Plaza de Mayo para negárselo a las nuevas generaciones. El archivo es el aporte que las Madres dejan, la sabiduría, el ejemplo. Por eso avanzan… y porque les molesta que las Madres nunca han sido quebradas”, argumentó el periodista.

Iramain mencionó a Fernando Javier Perillo, titular del Juzgado Comercial Nº 13 de CABA y responsable del secuestro ilegitimo del archivo, y pidió “no olvidar su nombre y apellido”. En el mismo sentido hizo mención al interventor de lo que supo ser la Universidad Popular de las Madres de Plaza de Mayo, Javier Buján, a quien acusó de ser el autor intelectual de los ataques del juez Perillo.

“El archivo es de las Madres y se sigue escribiendo, todos los jueves hay un nuevo hecho que incorporan a ese archivo que crece y que sigue molestando porque tiene la memoria de lo que fue el genocidio y la memoria de quienes fueron los cómplices, instigadores y beneficiarios. Pero además, ese archivo también contiene la respuesta que las Madres de Plaza de Mayo le han dado a esos genocidas y los cómplices. Eso es lo que les molesta”, indicó.

Luego fue el turno de Edgardo Mocca, quien primero agradeció la posibilidad de estar junto a las Madres para luego llamar a “cerrar filas en torno al gobierno legítimo y popular de Nicolás Maduro para impedir una nueva aventura del imperio norteamericano contra la soberanía de los pueblos de América Latina”. “Es un buen momento para estar con las Madres pues es un momento de parto en el país. No tenemos más remedio que abrir paso a una profunda transformación respecto a esta catástrofe que el FMI y el gobierno de los Estados Unidos ha perpetrado contra la Patria”, consideró aunque aseguró que “dentro de poco, Mauricio Macri va a ser solo una anécdota”.

También se refirió al escándalo que involucra al fiscal, Carlos Stornelli, y aseguró que lo ocurrido “da muestra de la descomposición del régimen”. “El síntoma de que un barco se hunde es ver que como las ratas huyen, es ver como un sector del radicalismo trata de conseguir una interna que le permita defender algunos cargos de diputados y senadores. Huyen del barco, Macri está en un lodazal político y los síntomas los comenzamos a ver hace rato con la pérdida de derechos para el pueblo”,  advirtió.

“Si hay una foto que empobrece, que avergüenza, que lastima la moral y la autoestima de los argentinos es aquella en la que la Policía de la Ciudad le roba la verdura a la gente”, manifestó el politólogo en relación a la fotografía que dio vuelta el mundo en donde una señora recogía berenjenas del suelo ante la mirada gélida de los efectivos policiales que minutos antes habían reprimido el “verdurazo” de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT).

“Por eso digo que es momento de estar con las Madres. Estar a su lado es beber la savia de la historia argentina; es saber que el camino no es la venganza individual, que tampoco es arrodillarse ante los poderes de turno”, señaló Mocca y agregó: “Nosotros creemos en la verdadera institucionalidad, que es la voluntad popular; y las Madres son el ejemplo de los que no se doblan; el ejemplo de los que luchan”.

Para finalizar, aseguró que “el pueblo sigue resistiendo y ya está cerca de recuperar la ruta que nunca debió abandonar, aquella que nos une a lo mejor de nuestra historia; la ruta que lava la mugre de este régimen corrupto; la ruta de los que nunca se doblegan, esa es la ruta de las Madres de Plaza de Mayo”.

A su turno, el Padre “Paco”, ex párroco de la Isla Maciel que fue removido por el obispo de la Diócesis de Avellaneda –Lanús, Rubén Frassia, recordó que “existe una parte de la Iglesia que quiere mantener la memoria de un Jesús subversivo porque quiso subvertir este `orden´ y por eso lo clavaron en una cruz”. “Nosotros queremos seguir haciendo lo que él hacía, seguir `bajando´ a los pobres de la cruz para decir que la muerte no tiene la última palabra”, manifestó Olveira.

“Todos saben lo que pasó en la Isla Maciel, el obispo me dijo que me vaya y estoy desterrado en libertad. Pero hay cosas que no vamos a permitir… no vamos a permitir que tapen el mural de las Madres de Plaza de Mayo. Por eso, y porque bajaron los cuadros de Enrique Angelelli, Oscar Romero y Carlos Mujica; por todo esto nosotros estamos en pie de guerra. No vamos a permitir que la memoria de los 30.000 sea pisoteada”, finalizó Francisco “Paco” Olveira.

El cierre, como de costumbre, estuvo a cargo de Hebe de Bonafini quien se refirió a lo ocurrido con el archivo histórico de las Madres de Plaza de Mayo. “El operativo que hicieron fue desagradable: persiguieron al chofer con motos, como si fuera un delincuente. Secuestraron la camioneta y la documentación pensando que las Madres no la íbamos a defender”, comenzó y, en el mismo sentido, continuó: “Lo que es nuestro lo vamos a defender siempre. No nos imaginamos que hubiese un vecindario con esa calidad humana. Los vecinos organizados nos acercaron de todo para que estuviéramos cómodas; no falto nada. También los compañeros de la plaza que se acercaron a cuidar el archivo con un amor”, agradeció.

“Estamos orgullosas porque hemos recuperado, intacto, el archivo. Por eso hicimos un video para agradecer, sé que no alcanza, pero bueno. ¿Saben lo qué pasa? Ellos no entienden, no entienden que vamos a venir igual. No entienden que somos empecinadas; si no venimos en auto vamos a venir en carro, en sulky o le vamos a pedir a los cartoneros que nos traigan en sus carros. Pero a Plaza de Mayo vamos a venir igual, siempre”, recalcó y agregó: “Seremos mujeres ignorantes pero tenemos mucha inteligencia; no como Macri que en la India dijo que `hacer política es como jugar al ajedrez pero sin dados´”.

“Mañana el FMI se junta con la CGT, ¿quiénes van a ir? Los que luchan seguro que no. La CGT, que no hace Paro General, se va a juntar con el Fondo Monetario. Y Macri está contento porque es el Fondo Monetario el que gobierna”, sostuvo en relación al encuentro que mantendrán mañana los enviados del organismo internacional con la cúpula de la central obrera.

“La policía roba comida porque también ganan poco. Bullrich les entrega armas para que maten pero son unos pobres desgraciados, por eso se llevan una berenjenita para la casa. Habría que ponerle veneno, aunque sea para que les agarre colitis”, chicaneó la presidenta de la organización y completó: “Todo esto da mucha vergüenza, lo sé, pero hay que ponerle humor. Yo me quiero reír de algo porque es lo que no tenemos que perder: la alegría de vivir, la alegría de poder reírnos a pesar de todo lo que nos pasa. Por todo esto, compañeros y compañeras, somos un pueblo que resiste”.

Luego, Hebe de Bonafini pidió “un fuerte aplauso para el compañero Amado Boudou” a quien le envió un mensaje: “Los muros no encierran las ideas, no hay muro que encierre la libertad”, indicó. También aprovechó para pedir “un aplauso enorme para el juez, Alejo Ramos Padilla, que demuestra que todavía se puede seguir confiando en parte del Poder Judicial… hay algunos que todavía cumplen con su deber. Él está dando el ejemplo de hacer lo que tiene que hacer con la Justicia. Esta plaza sirve para eso”, insistió.

Para finalizar, la presidenta de la organización fue clara: “Hace mucho calor pero más calor va a tener Macri cuando vuelva y se le venga el país encima. Ya está en la lona, falta que tiremos la cadena y se va por la cloaca”.