HEBE: “EL GOLPE ARRASÓ LAS ESPERANZAS E ILUSIONES DE MILES DE JÓVENES”

Un nuevo jueves en la Plaza con las Madres, aunque no fue uno cualquiera, ya que hubo muchos condimentos que lo hicieron especial: fue una semana después de la provocación del gobierno macrista que colocó ocho bloques de cemento con infografías que intentaron impedir la marcha de las Madres; se trataba de la víspera del 41º aniversario del Golpe cívico militar; y era el día después de la multitudinaria Marcha Federal de los docentes que congregó más de 400.000 personas a la histórica Plaza de Mayo, la plaza de las Madres.

Mañana, 24 de marzo, las Madres marcharán en un camión, acompañadas por distintos gremios y sindicatos activos, aquellos que no se callan y alzan la voz para poner freno al atropello al que recurre una y otra vez el gobierno de Mauricio Macri, gestión a la que no le preocupan los trabajadores.

Luego de marchar alrededor de la Pirámide, en el espacio de La Hormiguita Colorada, hicieron uso de la palabra el periodista y responsable de Prensa Madres, Luis Zarranz, el diputado provincial Lauro Grande, y la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini.

A la hora del cierre, hizo uso de la palabra la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien anunció que mañana a las 14.30 partirán a bordo de un camión, acompañadas de varios de los sindicatos más activos que hacen frente a las políticas del macrismo y que, al igual que Hebe, dicen: “Pará la mano, Macri”.

Hebe agradeció la respuesta de la gente que aún hoy se acerca a la Casa de las Madres para traer cientos de siluetas que confeccionaron a lo largo y a lo ancho del país y que vestirán la Plaza y la Avenida de Mayo con una consigna que día a día toma más valor: “Nuestros hijos son ustedes”.

Luego, recordó lo sucedido hace ya 41 años cuando la ferocidad del Golpe cívico militar más sangriento de la historia argentina “arrasó las casas, esperanzas e ilusiones de miles y miles de jóvenes”, pero que a su vez permitió el nacimiento de estas Madres, que no se paralizaron y decidieron venir a esta histórica Plaza para hacerse visibles y encontrar respuestas.

También recordó las plazas llenas de Perón y Evita que “sirvieron para que el pueblo aprenda que las conquistas se consiguen en las calles y movilizados”, por eso felicitó a los docentes por la enorme convocatoria de la Marcha Federal que culminó en donde debe juntarse el pueblo, la Plaza de Mayo.

A continuación lamentó el acuerdo entre la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal a quien acusó de “entregar comida podrida a los comedores y así matar a los pibes”. “Quiero hablar un poco de traiciones y entregas. Estela de Carlotto firmó un convenio con Vidal, una asesina, una mujer que está matando de hambre a un montón de gente, que lleva comida podrida a los chicos a los comedores, no sé qué cabeza tienen para negociar con ella”.

Hebe recordó que el gobierno en pleno es enemigo del pueblo, “no hay ninguno que se salve, no sé qué cabeza tienen para negociar con ellos”. Aquí, ante el aplauso de todos los presentes recalcó que las Madres de Plaza de Mayo socializaron la maternidad: “Somos Madres de todos ustedes”, manifestó Bonafini.

“No nos parecemos, no queremos que nos digan ‘abuelas’, somos Madres, Madres de todos, de ustedes también”. Antes del cierre subrayó que las diferencias que existen son políticas y “no por quien es más buena o más mala” y agregó que hace tiempo que las Madres no son un organismo de derechos humanos: “Somos una organización política y nuestro partido es el kirchnerismo”.