Hebe: “El gobierno quiere un pueblo sometido y doblegado”

Juan Monasterio Fotografía

Las Madres de Plaza de Mayo realizaron, esta tarde, su marcha número 2080 en la Plaza que les dio el nombre, acompañadas por cientos de personas que colocaron miles de pañuelos alrededor de la Pirámide.

El reloj marcaba las 15:30 cuando las Madres desplegaron el cartel con la consigna “No pasarán” y comenzaron a marcha como lo hacen desde hace casi 41 años. Luego, en el espacio de los discursos hicieron uso de la palabra el periodista Demetrio Iramain y la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini.

El primero en hacer uso de la palabra fue el director de la revista ¡Ni un paso atrás!, Demetrio Iramain, quien celebró “un nuevo encuentro en la Plaza revolucionaria de todos los jueves”. Iramain afirmó sentirse “exultante” tras la multitudinaria movilización del pueblo trabajador que desbordó la Av. 9 de Julio durante la tarde del miércoles. “Fue una marcha maltratada por los enemigos del pueblo, por el gobierno y por los medios hegemónicos que durante semanas trataron de tergiversar la movilización”, señaló el periodista. Denunció, además, “una campaña sistemática para hacer fracasar la convocatoria. Insinuaron que habría incidentes para desalentar la participación popular masiva”. Ante esto, Iramain fue contundente: “No hay amenaza represiva que haga retroceder al pueblo”, y, completó: “Y saldrá a las calles todas las veces que sea necesario”.

En otro tramo, destacó “a los nuevos actores que se suman al camino de la unidad para luchar, a la unidad para ponerla al servicio del pueblo que sufre el plan económico”. “Hay que profundizar la unidad y madurar las condiciones para un paro general”, consideró, y vaticinó que “el día que el paro llegue será un paso más de un camino más grande y abarcativo que tiene como objetivo construir otro gobierno popular como el que tuvimos hasta el 10 de diciembre del 2015”.

En referencia al posible armado de un gran frente opositor que ponga un freno al avasallamiento que lleva adelante la coalición Cambiemos, Iramain señaló que “no debe quedar para la foto” y planteó que lxs trabajadorxs “deben estar unidos y defender la lucha de todxs”.

“Hay que remarcar que hubo dirigentes que no estuvieron aunque sí lo hicieron sus trabajadorxs, que desoyeron a su conducción y que, de a poquito, van a lograr las condiciones para que esos dirigentes hagan lo que necesitan sus trabajadorxs”, subrayó y concluyó: “Si no lo hacen, que se vayan a sus casas”.

Por su parte, Hebe de Bonafini comenzó refiriéndose al manual de ciencias sociales para alumnos de sexto grado de Buenos Aires que presenta la historia reciente del país con una mirada sesgada a favor del gobierno de Mauricio Macri. La Presidenta de la Asociación lo calificó como “una vergüenza”.

El libro, distribuido por la editorial Aique, incluye referencias al “caso Nisman”, y pondera algunas de las cuestionadas políticas de la gestión PRO. Hebe leyó un fragmento de una nota del diario Página/12 en la que el ex subsecretario de Calidad Educativa Gabriel Bener llamó la atención sobre algunos puntos del texto al señalar “la falsa neutralidad que a veces pretenden los gobernantes o quienes desarrollan políticas educativas”. “Mencionan el caso Nisman como si hubiese habido un asesinato echándole la culpa al gobierno anterior y dando por ciertas todas las mentiras de Macri”, afirmó Hebe. “Le quieren pudrir la cabeza a nuestros niños. Es muy peligroso”, agregó.

Luego, sostuvo: “A nosotros también nos enseñaron una historia falsa. Nos hicieron festejar, cientos de años, la masacre de los conquistadores, aplaudiendo a Colón y a los reyes de España. Había que festejar el 12 de octubre. Ahora no hay más festejos. A Los educadores, los profesores, los maestros, los padres: no compren este libro. Es una verdadera vergüenza”.

Continuando con cuestiones de política educativa, se refirió al cierre de escuelas en el Delta del Tigre: “Es terrible. Hay escuelas que daban las clases en las barcazas porque no tenían edificio. El esfuerzo de los alumnos, de los padres, de los maestros… quieren un pueblo sometido y doblegado para dárselo a los yanquis. Ése es el proyecto de Macri”, apuntó.

En otro tramo, se refirió a los “retiros espirituales” que realiza el Presidente junto a su Gabinete: “Vayan a saber lo que hacen. Aclararon que no hubo sexo, ¡qué pelotudos! Ni siquiera saben divertirse”, comentó entre risas suyas y del público presente.

Por último, brindó detalles de la Cátedra Libre de “Criminología de la Liberación” que, a partir del próximo martes 27 a las 18 horas, comenzará a dictarse en Madres (H. Yrigoyen 1584) con la dirección de Eugenio Raúl Zaffaroni. “La verdad nos sobrepasó. Se inscribieron tantas personas que no caben en un aula. Entonces, como hacemos la Madres, vamos a inaugurar el seminario en la calle, frente a la Casa de las Madres. Como no hay sillas para todos, tráiganse banquitos, mantitas para poner en el suelo, mate. Los invitamos a juntarnos todos para decirle que lo queremos, lo que lo respetamos y cuánto lo necesitamos. Lo necesitamos mucho para que nos explique lo que nos sabe explicar tan bien”, sostuvo. Además, agregó: “Mañana empieza un pre-curso de Educación Popular, porque luego se van a dictar talleres durante todo el año, así que también los esperamos a todos”, finalizó.