HEBE: “EL COMPROMISO DE LAS MADRES ES CON LOS HIJOS QUE DIERON LA VIDA POR LA PATRIA, CON AQUELLOS QUE DIERON LO MEJOR QUE TENÍAN: SU JUVENTUD Y SU ESPERANZA”

Esta tarde las Madres realizaron su Marcha Nº 2131 en la plaza neurálgica de la Patria, la misma que fue testigo del nacimiento de las Madres de Plaza de Mayo hace casi 42 años. Tras dar dos vueltas a la Pirámide de Mayo fue momento de los discursos de cierre, en esta ocasión a cargo del periodista y poeta, Demetrio Iramain; el economista, director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (C.E.S.O.), Andrés Asiain; y la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

En primer lugar hizo uso de la palabra Demetrio Iramain, quien se refirió “al escándalo de la última semana”, en relación a las escuchas e imágenes que involucran al Fiscal Federal, Carlos Stornelli, en una oscura trama de coimas y aprietes en la denominada causa de las fotocopias de los cuadernos. El periodista lamentó que “los medios hegemónicos ninguneen la denuncia” que involucra a Stornelli. Además, mencionó al otro implicado, Marcelo D´alessio, a quien se refirió como un “personaje siniestro, que no se sabe si es servicio nacional, internacional, un operador judicial inorgánico de Stornelli, del Gobierno… o todo eso junto”.

Iramain manifestó que, a través de estas operaciones judiciales, el Gobierno nacional “persigue compañeros y compañeras del campo popular con el objetivo de perseguir a Cristina Fernández de Kirchner” y pidió “estar atentos” ante los intentos del Partido Judicial de remover al Juez que atiende en la causa, el Dr. Alejo Ramos Padilla.

Iramain reveló que las últimas novedades de la causa colocan al fiscal Stornelli en una situación incómoda: “está metido hasta la manija”, indicó y aseguró que “las pruebas y documentos son contundentes”. Para finalizar recordó que a fines de diciembre de 2018, las Madres de Plaza de Mayo juzgaron y condenaron a Stornelli, en el marco del “Juicio Ético y Político” realizado en el Auditorio Juana Azurduy de la sede de la Asociación Madres de Plaza de Mayo.

Luego fue el turno de Andrés Asiain, economista y  director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (C.E.S.O.), quien destinó su discurso a explicar el funcionamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI) y sus políticas. “Nos vendieron al FMI como un organismo internacional que ayuda a los países a que salgan adelante. Así es como lo presentan los medios oficialistas y los espacios de poder locales y extranjeros”, lamentó y pasó a describir lo que denominó “la historia triste de nuestro país de los últimos tres años”.

“Nos vendieron que faltaban dólares en la época de Cristina y que iban a venir los genios de las finanzas, los que saben de economía,  a solucionar todo `en dos patadas´. Solo había que sentarse a hablar y respetar las instituciones. Por eso asume Macri y nombra a Alfonso Prat Gay, cuyo currículum es haber estado en la JP Morgan”, señaló Asiain quien agregó que mientras Prat Gay duró en el cargo se dedicó a “dar lo que pidió cada uno de los banqueros y financistas con los que se sentó”

Asiain explicó que “la falta de dólares la solucionaron con bonos: cada día lanzaron una letra de bono distinta, un campeonato de siglas- También abrieron las importaciones y llegaron los `genios´ de las finanzas que nos enredaron en un `cuento del tío´ hasta que chistaron y dijeron: `No, no hay más plata, se acabó´”. La solución, reveló el economista, fue acudir a los créditos y préstamos del FMI que “representan a los Estados de los países poderosos, donde la plata no llega al pueblo argentino sino que se destina a pagarle a los bancos que antes le habían prestado al Estado”.

En lo que fue una clase didáctica y frugal de economía política y financiera, Asiain subrayó que “aquellos préstamos que al principio venían fácil ahora estaban condicionados. ¿Condicionados a qué? A los intereses extranjeros, porque esa es la letra no escrita del FMI: que la política económica ya no se decide en el país”. Y continuó: “Vimos cómo se convirtió en una herramienta de dominación, donde aparecen bases militares extranjeras y donde la política económica se decide en la Embajada de Estados Unidos y sus países satélites”.

El director del C.E.S.O. reveló que esto se traducirá en una “pesada herencia para el próximo gobierno sea quien sea”: “Una situación inmanejable, con una nación tan endeudada que gane quien gane deberá sentarse a obedecer los mandatos del FMI”. Y para finalizar, Asiain recordó que “sin independencia económica no hay soberanía política y mucho menos habrá Justicia Social” además de exigir “a los responsables” que sean ellos los que “se hagan cargo de esta deuda” ya que “el país está en condiciones de salir adelante con sus propios recursos”.

El cierre estuvo a cargo de la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien el martes 12 de febrero le envió una carta al FMI donde exige que “quiten las manos ensangrentadas” de encima del país. Hebe lamentó que “nadie diga nada” y aseguró que, mientras tanto, el Gobierno nacional continúa “regalando el país”.

Ante “el silencio de muchos”, criticó que “en vez de enseñar a pedir trabajo, se enseñe a pedir comida” y volvió, una vez más, sobre lo que son las Madres y lo que significa su lucha: “Nosotras no estamos acá porque `un día salimos a la calle´. Nosotras salimos sin saber, salimos porque se llevaron a nuestros hijos e hijas. Salimos desesperadas, con la esperanza de recuperarlos. Nuestras familias quedaron destrozadas y los hijos no aparecieron… por eso me da miedo tanto silencio y oscuridad, pero este pueblo siempre pudo salir adelante”.

Luego, en relación a la presencia del Fondo Monetario Internacional en el país lamentó que “haya tan pocos políticos de los nuestros que hablen del tema”. “Quisiera sentir más voces, saber qué les parece que el FMI esté otra vez acá. ¿Qué vamos a hacer con esta deuda? ¿A quién se la vamos a tirar? ¿La vamos a pagar?, se preguntó la presidenta de la organización.

Luego se refirió a la importancia de “estar” en la Plaza de Mayo, a esta altura de la historia, la Plaza de las Madres: “Siempre me emociono cuando entro a la plaza. No es fácil venir 42 años seguidos, a la misma hora, y saber que siempre va a haber un tema `caliente´ sobre el que hablar”, manifestó y, retomando lo dicho por Demetrio Iramain, recordó el “Juicio Ético y Político” donde se juzgó y condenó al manchado Fiscal Federal, Carlos Stornelli: “A Stornelli ya lo juzgamos pero no tenemos el horóscopo, ni somos Ludovica Squirru. Pero no vendemos mentiras, vendemos 42 años de lucha; 42 años de estar en los peores momentos y lugares; con presos, desaparecidos, asesinados y fábricas cerradas; ahí siempre estuvimos las Madres”, sostuvo Hebe y agregó: “Ese es el compromiso de las Madres, el compromiso con los hijos que dieron la vida por la patria. Dieron lo mejor que tenían: su juventud, su esperanza y sus expectativas. Ellos tenían mucha claridad, a los 15 años ya sabían lo que querían. Todo lo que hacían tenía que ver con la entrega, la política y la revolución”.

 “Todo lo que sabemos nos lo enseñaron ellos… los terroristas están en la Casa Rosada, terrorismo es el F.M.I., terrorismo es la bandera que colgaron ahí (en referencia al cartel con la imagen de Romeo y Julieta que el Gobierno montó para `sumarse´ a la celebración de San Valentín)… esas son las taradeces del presidente. El amor y la pasión son otra cosa. A ellos no los quiere nadie, no se quieren ni a ellos mismos porque están cagados de miedo”, indicó. Para finalizar, fiel a su estilo, remató: “Julieta y su amante tuvieron un mal final… no sé si eso es lo que está anunciando Macri… deseos hay, ¿vio? Yo rezo para que reviente pronto”.