Hebe: “Duran Barba, estoy enojada con lo que ustedes hacen con los hijos que tengo ahora”

En un nuevo encuentro con sus hijxs, las Madres realizaron, esta tarde, su marcha 2065 en Plaza de Mayo, como lo hacen cada jueves desde hace 40 años. Lo hicieron acompañadas por cientos de personas, entre ellos varios integrantes de sindicatos tales como Atilra, ATE, SUCMRA (motoqueros), Curtidores, entre otros, y trabajadores y estudiantes de universidades públicas.

Luego de las dos vueltas alrededor de la Pirámide de Mayo hicieron uso de la palabra el periodista Luis Zarranz, del área de Prensa de la Asociación; Pablo Dacovich, referente de la Juventud de Atilra y de la Corriente Federal de Trabajadores; y Hebe de Bonafini, presidenta de las Madres.

Zarranz valoró la presencia de gremios y sindicatos en el contexto de ajuste que lleva adelante el gobierno y ponderó el tejido social construido por el pañuelo blanco a lo largo de cuatro décadas de lucha.

Luego, Dacovich agradeció la posibilidad de hacer uso de la palabra en la junto a las Madres y se refirió al “avance de la derecha en Latinoamérica que, en diciembre de 2015, desembarcó en Argentina”. También explicó que el modelo macrista se sostiene con “ajuste, flexibilización laboral y quita de conquistas históricas del movimiento obrero”.

“Desde la Corriente Federal de los Trabajadores damos la pelea en las calles, en las fábricas junto a los trabajadores, con los docentes, los estudiantes y junto a las Madres”, indicó el referente de ATILRA y citó a Walter Correa, Secretario General del Sindicato de Obreros Curtidores (SOC), quien afirma que los trabajadores son “la última línea para frenar el ajuste neoliberal”.

Dacovich es trabajador de la industria lechera, una de las primeras ramas en recibir los “vientos de cambio” en legislación laboral. “Cuando hablamos de reforma nos referimos a la polifuncionalidad de los trabajadores, a la tercerización de lxs compañerxs, a la precarización y los despidos. Por eso tenemos que continuar la lucha y dar batalla contra las medidas que este Gobierno quiere imponer a la fuerza”.

Ante la posición oscilante de la Confederación General del Trabajo (CGT) frente al proyecto de reforma laboral, Pablo Dacovich manifestó que “la CGT no es una empresa, es el movimiento obrero  organizado y su función es sostener la conducción de ese movimiento. Por eso, la batalla también hay que darla ahí dentro. No pueden seguir negociando con los derechos de los trabajadores” y criticó a “algunos dirigentes que todavía insisten en acompañar a este Gobierno con la excusa de mantener la gobernabilidad”.

Por último, Dacovich agradeció a las Madres “por su lucha incansable que lleva más de 40 años” y pidió “continuar la lucha por los 30.000 compañeros detenidos desaparecidos”. Además  exigió  la liberación definitiva de Milagro Sala y justicia por el compañero Santiago Maldonado.

Por último, Hebe de Bonafini comenzó haciendo referencia al encuentro entre la gobernadora de la provincia de Buenos Aires y el presidente de la Corte Suprema de Justicia: “Salió una foto entre Vidal y Lorenzetti. ¿Cuánto hace que vengo diciendo que Lorenzetti se cuelga el traje de Presidente? ¿Vieron la foto? Presidente y vicepresidente, más claro que el agua. Apoyados por Magnetto. Igual, no van a llegar, el No Pasarán también es para ellos.

En otro tramo, la Presidenta de la Asociación aludió a la suspensión del juez Luis Arias y al nombramiento de Francisco José Terrier, como juez subrogante del juzgado N°2. “Es un juez que acompañaba a Ramón Camps. Las Madres estuvimos dos veces con este asesino y este tipo estaba al lado con la misma cara feroz de Camps, con la misma sangre de nuestros hijos en sus manos”, expresó.

Efectivamente, Terrier fue parte de la Policía Bonaerense de Camps, como Comisario Inspector retirado con un cargo jerárquico en la División de Asuntos Jurídicos de la fuerza (legajo N° 19.999). “Quiere reemplazar a un juez probo, a un hombre que hace lo que corresponde. Eso es lo que está pasando. Parece imposible que sean tan cínicos, que te hablen de bondad, de que estamos bien, con esa cara de idiota que pone el Presidente. No sé si la pone o la tiene”, criticó duramente.  

Para terminar, se refirió a las declaraciones periodísticas Jaime Durán Barba, quien había afirmado que “Hebe de Bonafini está enojada con lo que pasó con sus hijos. Si Macri quiere mandarle saludos, ella no los quiere recibir”. “Durán Barba dice que estoy enojada por lo que me pasó con mis hijos. Duran Barba, yo estoy enojada con lo que ustedes hacen con los hijos que tengo ahora. Estoy enojada porque los hijos de ahora no tienen trabajo, estoy enojada porque pisoteas a los trabajadores, estoy enojada porque cerrás las universidades, estoy enojada porque recortás los presupuestos de los hospitales, estoy enojada porque me tienen podrida hablando de que son buenos, que estamos bien y nos están cagando la vida desde que nos despertamos. Por eso, estoy enojada, Durán Barba. No seas pelotudo”.

“Las Madres transformamos el dolor en lucha y a nuestros hijos en ustedes. No los dimos por muertos, no agarramos plata por sus vidas y sentimos que ustedes son nuestros hijos para asumir la responsabilidad de quererlos, de amarlos y de defenderlos con nuestra propia vida si fuese necesario”, finalizó.