HEBE: “A MACRI LO QUIEREN LOS RICOS; EL PUEBLO LE TIENE BRONCA”

La Plaza de Mayo volvió a vestirse de pañuelo blanco cuando, esta tarde, las Madres marcharon alrededor de la Pirámide, en el ámbito que las vio nacer 40 años atrás. Lo hicieron acompañadas por cientos de personas y ante un mar de aplausos de los miles de trabajadores que a las 15:30 ya estaban en la Plaza para participar del acto convocado por las centrales obreras de la CTA. Luego, en el espacio de La Hormiguita colorada, hicieron uso de la palabra el periodista Demetrio Iramain, director de la revista ¡Ni un paso atrás!, la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y                      Lennia Khanna, inmigrante del Estado Plurinacional de Bolivia y participante activa del Paro Migrante.

El primero en hacer uso de la palabra fue Iramain, quien comenzó su discurso celebrando la cercanía del 40º aniversario de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, a cumplirse el próximo 30 de abril. Además, hizo mención a la gran presencia de trabajadores que se encontraban en la histórica Plaza mientras esperaban el inicio del acto central, luego de una jornada de lucha en la que, entre otras cosas, reclamaron por más trabajo, mejor educación y apertura de paritarias. “Vinieron a señalar bien claro quién es el enemigo: el Gobierno nacional, que es Macri”, sostuvo el periodista. El director de la revista de las Madres remarcó la importancia de la fecha, a 35 años de la histórica movilización organizada el 30 de marzo de 1982 por la C.G.T. de ese entonces, bajo la consigna “Paz, Pan y Trabajo”. Recordó que para ese entonces “las Madres ya tenían cinco años de lucha en la calle” y que en sus espaldas ya cargaban la primera Marcha de la Resistencia en la que completaron 24 horas ininterrumpidas en Plaza de Mayo, tomaron la Catedral Metropolitana, realizaron en Quilmes el primero de sus ayunos, entre otros tantos hitos de lucha que poseen las Madres en estos 40 años. Estas acciones y la resistencia a un Gobierno de facto les había costado la desaparición de tres Madres.

Antes de finalizar, condenó el asesinato de Jonathan Gordini, ocurrido esta madrugada en la ciudad de San Lorenzo, provincia de Santa Fe. Allí, el chofer de un camión se abrió paso entre los manifestantes para romper el piquete que cortaba la ruta y le quitó la vida a este trabajador que, junto a sus compañeros, reclamaba por sus derechos.

Al cierre, pidió por la unidad de los trabajadores y envió un mensaje a la dirigencia sindical, a la que requirió “que pongan las herramientas de lucha, que son los sindicatos, al servicio de los que menos tienen, los que menos ganan y los que están perdiendo todo”.

En tanto, Hebe de Bonafini, comenzó su discurso refiriéndose a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal: Es un ser maléfico, con cara de princesita, de buena persona y es una miserable que da seis pesos por niño para comprarles la comida cuando el litro de leche vale 35 pesos. ¿Qué le da de comer ella a sus hijos? ¿Cuánto gasta para darles de comer? Tiene coraje de negarles el sueldo que les corresponde a los maestros, de decir que va a resistir. ¿Qué va a resistir? ¿A quién va a resistir?”, se preguntó.

Luego, hizo referencia al presidente Mauricio Macri: “Lo quieren los ricos, los que tienen campos y empresas; el pueblo lo odia, le tiene bronca, por eso llenamos las plazas todos los días si es necesario, por eso está la marcha de hoy y el 6 de abril hay paro general, hicimos la marcha del 24 y vamos a seguir rompiendo las bolas con las marchas. No van a poder con nosotros”.

“Está contento porque los recibió la reina. ‘Dormimos en la pieza de la reina’, dice. Me cago en la reina, por favor, no me hagan reír. ¿Qué nos importa lo que comieron y la ropa que usan? Todo es a costilla del pueblo que sufre, de los compañeros muertos, de los niños pobres, de los que no tienen comida, de los jubilados que no tenemos medicación, de los maestros que no cobran, de las radios que se cierran. Con eso se hacen ellos”, expresó en referencia al viaje presidencial a Holanda.

Por último, afirmó: Esta Plaza cada jueves es nuestra. Y siendo nuestra, es de nuestros hijos y siendo de ellos, es de ustedes”.

Finalmente, tomó el micrófono Lennia Khanna, inmigrante del Estado Plurinacional de Bolivia y participante activa del Paro Migrante. Comenzó agradeciendo y la invitación y luego sostuvo: “Estamos haciendo un paro de migrantes debido al decreto de necesidad y urgencia de Macri, que es xenófobo y criminalizante para todos los migrantes. Los migrantes venimos a buscar un trabajo y una condición de vida mejor. Queremos demostrarlo hoy en el paro. Queremos demostrar cuánto aportamos a la economía del país, vengamos de donde vengamos, venimos a hacer un aporte desde que tomamos una gaseosa, compramos una verdura, desde que pagamos la luz, o los impuestos”.

“Hay una lucha sola, es la del pueblo, los migrantes también tenemos derecho, como cualquier ciudadano, a acceder a la salud pública, a una escuela pública, a la universidad pública, a cualquier servicio público: todo lo que aportamos nos da ese derecho”, concluyó.