HEBE A LOS DIRIGENTES: “EN VEZ DE PELEARSE POR UN CARGO VAYAN A EMBARRARSE A LOS BARRIOS”

Esta tarde las Madres cumplieron un nuevo jueves de ocupación política en la plaza que las vio nacer hace más de 42 años. El feriado nacional no impidió que cientos de personas acompañen una nueva cita de las Madres con sus hijxs. A las 15.30hs, la hora señalada, las Madres dieron inicio a una nueva marcha y tras completar dos vueltas a la Pirámide de Mayo completaron 2149 jueves en Plaza de Mayo. Luego fue momento de los discursos habituales en el espacio de La Hormiguita Colorada, en esta ocasión a cargo del representante de Prensa Madres, Martín Smoje; el abogado previsionalista, Christian D´Alessandro; y la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

El primero en hacer uso de la palabra fue Smoje quien celebró “un nuevo jueves de ocupación política en Plaza de Mayo” y agregó que “desde aquel 30 de abril de 1977, y para siempre, esta plaza se ha convertido en la Plaza de las Madres”. “A esta altura es innegable que todo lo que rodea a las Madres tiene una carga mágica alrededor, una carga de amor incondicional por estas Madres del Pueblo”, consideró.

En ese sentido, el periodista valoró el descubrimiento realizado por un equipo de paleontólogos y biólogos de la Universidad Nacional de La Plata, quienes descubrieron una libélula damisela fósil de más de 47 millones de años en la provincia de Río Negro. El equipo liderado por Julián Petrulevičius bautizó el ejemplar como `Madres delpueblo´, “en homenaje a más de 42 años de lucha, la socialización de la maternidad y la resistencia incansable de las Madres”.

Para finalizar, Smoje criticó la concepción macrista de que “la ciencia es un gasto” y aseguró que “este hecho pone sobre la mesa la necesidad de contar con un Ministerio de Ciencia para lograr el desarrollo inclusivo de una Patria que incluya a todxs.

Luego fue el turno del invitado de la jornada, el abogado previsionalista Christian D`Alessandro quien expresó su orgullo y emoción por la posibilidad de hacer uso de la palabra en la Plaza de las Madres.

“Agradezco su lucha  y que día a día nos enseñan el valor de los derechos, y sobre todo de los derechos humanos que este gobierno se empecinó en aniquilar uno a uno para quitarle la comida y el pan de la boca a los chicos y a los adultos mayores que la están pasando realmente mal”, comenzó su alocución el periodista especializado en adultos mayores.

“La realidad nos invade a cada momento. Hebe y las Madres reflotan y arman un plan de lucha que todos debemos seguir para que no nos llevan puestos con las políticas neoliberales que tenemos que combatir”, manifestó D´Alessandoro que, a continuación, pidió “volver a un plan de recuperación nacional y popular; volver a las políticas de inclusión social donde chicxs y jubiladxs tengan sus derechos”. En relación a este tema, el letrado consideró que “va a costar mucho pero hay que hacerlo entre todxs”.

“No tenemos que dejar a los 30.000 en el olvido; tenemos que tomar las banderas y… cómo dice el tango (Convencernos – Eladia Blázquez)… `ser nosotros por siempre y fuera de ser; convencernos que podemos, que valemos; y ser al menos, una vez nosotros, sin ese tinte del color de otros que nos quieren imponer´”, sostuvo Christian D`Alessandro.

Para finalizar agradeció a las Madres y, emocionado, concluyó: “La lucha es de ustedes y de todos nosotros. Reivindicamos a cada uno de los 30.000, a cada uno del pueblo argentino que la está pasando mal y bregamos para que vuelvan las políticas de inclusión; con Néstor que nos mira desde arriba, con Cristina, Alberto y con la Patria Grande que necesitamos en Argentina y en América”.

El cierre estuvo a cargo de la presidenta de la asociación, Hebe de Bonafini, quien brindó un fuerte y sentido discurso que aquí transcribimos en su totalidad: “Estos días estuve bastante preocupada, más allá de los fogonazos de alegría que tuvimos cuando se anunció la fórmula y nos sentimos amparados, sentimos que había jóvenes con esperanza. Pero a medida que pasan los días y llueve y uno ve que todo se inunda, y que de los barrios no se puede entrar ni salir, y que cuando hacen el Metrobus lo hacen con los desagües apuntando a los barrios para que cuando se inunde la mierda vaya para la gente pobre… no les importa”.

“Ahora les voy a pedir que solamente escuchen porque no les voy a hablar a ustedes; le hablo a los hombres y mujeres que apoyan a la fórmula Fernández – Fernández. No quiero más hombres y mujeres que se estén probando trajes, no quiero que sólo piensen en obtener un lugar en las listas, un carguito o lo que sea… quiero escuchar a hombres y mujeres que estén dispuestos a ir a las villas y a los barrios… pero no por un día nada más, que vayan y vean que los pibes no comen, que son ellos los únicos que están pagando la deuda externa, compañeros. No la pagamos nosotros que estamos abrigados, comemos y nos tapamos con una manta… la gente de los barrios nos llama desesperada porque no pueden salir de la casa porque no tienen botas, medias, zapatillas ni comida”.

“Por favor, a esos que se están probando los trajes… vayan a las villas… pero no a mirarlos como en un zoológico…vayan y sientan lo que les pasa, a ver como esos pibes están abandonados y nosotros decimos que `sí, claro, hay que sacar una ley de emergencia alimentaria´. Dejémonos de leyes porque estos gobiernos se pasan por el orto las leyes; dejémonos de presentar tantas leyes. Está bien que la democracia necesita de leyes pero son los pueblos los que deben forzarlas. Tenemos que decirles basta. A todos les digo, basta… basta de probarse el traje y pelearse por un cargo de mierda…vayan a los barrios que están inundados y llenos de mierda donde los pibes no comen, no tienen vacunas y donde las madres hacen milagros para darles de comer porque no hay comida… y nadie está enterado”.

“Quieren una ley, ¿qué hacemos con eso? ¿Va a votar el trigo, va a votar la carne, les van a dar un sándwich de milanesa con la ley?…  por favor. Estoy muy triste y desanimada… y eso que yo no me desanimo muy fácil. Esperaba otra cosa de los nuestros… esperaba patriotas… está bien que nuestros hijos fueron otra clase patriotas. No pretendo que den la vida, pretendo que den la mitad de la vida, que se pongan a trabajar, que se pongan al frente; pretendo que los sindicatos tampoco se peleen por los puestos… por favor. Nosotras rascamos la olla todos los días….ayer trabajamos todos el día con un montón de compañeras para cortar mantas de polar que llevamos a los barrios…”.

“Esta plaza tiene que servir para eso, de ahora en más preocúpense si tienen un referente y nunca lo vieron… entonces ese no es un referente… si los referentes no atienden el teléfono, no son referentes…..son estatuas que están esperando conseguir un cargo. El referente tiene que atender, escuchar, abarcar… si no es solamente un payaso”.

“Estoy muy mal y enojada, por  eso les hablo a ellos, a algunos que todavía siento como mis compañeros…. cuando les hablo y no atienden el teléfono me da mucha bronca porque solo están preocupados por si miden o no miden… ¿saben que miden? La indiferencia….  Cómo estos que ahora quieren que no sean más 30.000… claro que no van a querer… si hay más de 50.000…saben los que no están denunciados. Desde hoy son 50mil, los instalamos acá… Los que están en la Casa Rosada tienen el mismo lenguaje que Harguindeguy y Videla….el mismo plan de Martínez de Hoz…no es diferente, compañeros… vinieron para eso”.

“Gracias a todos los que creen y nos ayudan…no tenemos palabras para agradecer aunque sabemos que es una aguja en un pajar…es muy poquito, es nada. Uno junta cien kilos de arroz y eso alcanza para dos comidas en la villa. Es tremendo lo que pasa, no quiero hacer un drama, no me gusta descarnar la tragedia pero como sé que esto sale en la TV Pública… ojalá que los medios lo levanten. A mí me encanta que me critiquen porque si nos critica el enemigo significa que estamos haciendo las cosas bien. Si mañana no sale nada, ojo. Y si sale mucho en buena hora”.