EVEL DE PETRINI: “NO HAY QUE VOTAR A ESTE GOBIERNO EN LAS PRÓXIMAS ELECCIONES”

En una tarde calurosa, con la presencia de algunas nubes que apaciguaban los rayos del sol, las Madres realizaron la marcha número 2025 en Plaza de Mayo. 2025 jueves en la Plaza sin dejarse amedrentar por nada ni nadie.

En esta ocasión hicieron uso de la palabra, Luis Zarranz, del área Prensa Madres; Demetrio Iramain, periodista y director de la revista ¡Ni un paso atrás!; y Evel “Beba” de Petrini, secretaria de la Asociación Madres de Plaza de Mayo.

Zarranz agradeció los aportes que comenzaron a llegar a la sede de la Asociación (H. Yrigoyen 1584) en relación a la Campaña “Aunque falten bancos, queremos que todos tengan útiles para ir a la escuela” lanzada por las Madres. La iniciativa apunta a recolectar útiles para el inicio del próximo ciclo lectivo. Las Madres sugieren colaborar con cuadernos oficio con espiral, hojas Rayadas Nº3, correctores, lápices negros y biromes de colores (azul, negro, rojo, verde). “Durante todo el mes de febrero se van a estar recibiendo los aportes”, afirmó.

Luego, leyó un texto de Fabián Restivo publicado en La Razón de Bolivia en torno al Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) firmado por Mauricio Macri para endurecer la política migratoria. “‘Una de las cosas que generó admiración y un cierto tipo de ternura, fueron los ‘extranjeros’ que se enlistaron para marchar a defender esa causa nacional. Las cifras hablan de aproximadamente 20.000 peruanos, 12.000 bolivianos y 9.000 paraguayos. Las cifras varían un poco, dependiendo de la fuente, lo que resulta realmente irrelevante. Ellos estaban ahí’”, leyó. “‘En el caso de Bolivia, la historia se remonta a mucho antes: la primera invasión inglesa a las Islas Malvinas, fue en el año 1833. En ese entonces, el Mariscal Santa Cruz era presidente de Bolivia y, enterado del caso, mandó una carta protestando la invasión y dejando en claro que Bolivia solo reconocía a la República Argentina como unidad territorial sobre las Malvinas. Bolivia fue el primer país en protestar la invasión’”, compartió, luego

Continuando con el texto, se refirió a la cantidad de migrantes suramericanos en Argentina: “Se calculan en 4,5 millones de personas”, leyó. “‘Ahora bien, el gobierno del presidente Macri, junto con su ministra Bullrich, ante la imposibilidad de negarlos, optó por “delincuenciarlos”. Dicho en argentino: se cagaron en todo. Dejó de importar, no solo la historia, sino la capacidad intelectual y de trabajo actual que estos inmigrantes le aportan desde siempre al país’”.

Por último, leyó: “‘¿Qué pasaría si los inmigrantes hicieran una huelga general de, por ejemplo, 72 horas? ¿Qué comerían los argentinos? ¿A dónde irían a hacer las compras cotidianas? ¿Qué sucedería con la construcción?’”.

En tanto, Demetrio Iramain comenzó expresando: “Mientras la familia de Macri hacía negocios con la dictadura y se enriquecía, los bolivianos, los peruanos, los paraguayos estaban luchando por las Malvinas. Y él ahora expulsa a los hijos de esos valientes compañeros latinoamericanos. Qué vergüenza que el gobierno haya propuesto la creación de tribunales especiales para tratar velozmente todos los casos de migrantes judicializados”.

En otro tramo, se refirió al proyecto del gobierno de desmembrar la justicia nacional con asiento en la capital federal y traspasarla a la justicia porteña: “Tiene una hegemonía política consolidada en la Ciudad y por eso lo que quiere hacer muy rápido son cambios institucionales muy profundos. El gran objetivo es traspasar la Justicia Nacional del Trabajo, que tendería a desaparecer”, reflexionó.

Por último, hizo mención al DNU que modificó la Ley de Riesgos de Trabajo: “Crearon una instancia nueva y obligatoria para que eltrabajador acredite el daño generado. El objetivo es dilatar el proceso para poder darle más poder al empleador. Tenemos que estar muy atentos”, cerró.

El cierre estuvo a cargo de Evel de Petrini quién saludó y envió deseos de pronta recuperación a Celia “Chela” de Prósperi, Madre que atraviesa complicaciones de salud. También explicó que por el intenso trajín de las últimas semanas, la presidenta Hebe de Bonafini no pudo estar presente esta tarde.

También se refirió a las últimas medidas tomadas por el presidente Mauricio Macri, a las que calificó de “espantosas”  y remarcó: “No es nuestro gobierno. No lo votamos ni le vamos a llevar el apunte en nada de lo que diga”, expresó y suscitó el aplauso de los presentes al recurrir a la expresión que utiliza Hebe de Bonafini para evidenciar el rechazo al Gobierno represivo y negacionista de Macri.

Al hacer referencia a las próximas elecciones legislativas, que se llevarán a cabo en el mes de octubre, pidió redoblar esfuerzos para “hacer entender a quienes lo votaron con conciencia, a los que se equivocaron y a los que no quieren que esto continúe así” que si el macrismo gana las elecciones de medio término y obtiene mayoría en las cámaras, el futuro será “espantoso”.