CRÓNICA DE LOS FESTEJOS POR LOS 42 AÑOS DE LUCHA DE LAS MADRES DE PLAZA DE MAYO

Hace 42 años, en Plaza de Mayo, comenzaba a escribirse una historia de lucha, resistencia y perseverancia que aún hoy permanece vigente. Son la historia viva, las Madres del pueblo, esas mujeres que no importa qué sea lo que ocurra; allí estarán para tender la mano, ponerse a disposición pero sobre todo para ir hacia delante con la frente en alto. En constante movimiento, sin dar –nunca- un paso atrás; así nació su lucha hace más de cuatro décadas y así continúa hoy, en las piernas de cientos de miles de hombres y mujeres que levantan las banderas de las Madres eternas, las Madres del pueblo, las Madres de Plaza de Mayo.

Fue una jornada especial en Argentina: la fecha del 42º aniversario de las Madres coincidió con un nuevo Paro General contra el gobierno de cipayos que, momentáneamente, ocupa la Casa de Gobierno. Por eso, desde temprano en la mañana, la histórica plaza y las zonas aledañas se encontraban desbordadas.

Pasadas las 13.30hs, la combi de la Asociación que trasladaba a las Madres ingresó a la Plaza y fue recibida por un mar de aplausos, cánticos y expresiones de cariño. El denominador común era el respeto a esas mujeres que, en su mayoría, superan los 90 años y sin embargo todos los días continúan dando el ejemplo de entrega a la lucha por una patria más libre, justa y soberana.

A las 15.25hs la conductora del evento, Victoria Nardone, dio aviso de que lo que vendría minutos después alrededor de la Pirámide de Mayo. Cinco minutos después, a las 15.30hs, las Madres desplegaron su cartel con la consigna “La falta de trabajo es un crimen” para marchar alrededor de la Pirámide, al igual que lo hacen cada jueves y escribieron un nuevo capítulo memorable en la historia argentina.  

Durante media hora marcharon acompañadas por miles de personas que se acercaron a ser parte de la historia y a abrazar la lucha interminable de ellas, las Madres del Pueblo. Los cantos y los aplausos fueron una constante de la marcha, que se realizó a ritmo lento –al que las Madres pueden dar con sus largos años– pero efervescente.

Una vez finalizada la marcha fue momento de dar inicio a los espectáculos artísticos y los discursos políticos, una constante en cada actividad de las Madres que, por supuesto, no conciben la vida sin hacer política. “Todo es política”, repite Hebe de Bonafini cada vez que puede. Y vaya que es cierto.

El primer show estuvo a cargo de la Murga Herederos de la Locura, quienes desde Flores y Bajo Flores trajeron su ritmo y alegría para abrir la celebración de las Madres. Esta murga autogestiva, integrante del Movimiento de Murgas Independientes, realizó un espectáculo único en el que mezclaron música, danza, teatro y, por supuesto, los infaltables pasos de murga al son del repique del bombo y el redoblante. En primera fila, las Madres disfrutaron de su entrega y una vez finalizada la presentación, los integrantes se acercaron para entregarles como presente algunos típicos parches murgueros que ellxs mismxs habían confeccionado para la ocasión.

A su término, Victoria Nardone anunció el primero de los discursos de la tarde que estuvo a cargo de Felipe “Chino“ Rinesi, en representación del Frente de Secundarios de La Cámpora. Rinesi agradeció a las Madres por la posibilidad de estar en la histórica plaza y dirigió sus palabras al presidente Mauricio Macri a quien le exigió que “pare la mano, como dicen las Madres” además de criticar la estrategia oficialista de “curar la miseria con videos, zócalos en los canales de televisión o tapas de diario”. El referente de los secundarios lamentó que el Gobierno persista en la idea de culpar “al otro” y ponderó las palabras de la ex presidenta de los argentinxs, Cristina Fernández de Kirchner: “Macri tiene que saber que hay una generación que piensa que `La Patria es el otro´ y que lleva la solidaridad como bandera”

En ese sentido, Rinesi recordó una “enseñanza” de Hebe de Bonafini cuando en una reunión en la Casa de las Madres les explicó que “solidaridad no es dar lo que a uno le sobra sino lo mejor que uno tiene”. “Tenemos que seguir construyendo con esos valores y principios. La política es la mejor herramienta de transformación y es por eso que hay que trabajar colectivamente”, aseveró.

Luego agradeció a Néstor y Cristina “por haber metido a una generación entera nuevamente en la política para transformar la Patria”. Para finalizar pidió “seguir el ejemplo de las Madres de Plaza de Mayo que desde hace 42 años están en esta plaza” y, emocionado, culminó: “Cuando nuestras Madres no puedan caminar más van a seguir estando las piernas de una generación que asume el compromiso histórico de venir todos los jueves y seguir persiguiendo los sueños de lxs 30.000 compañerxs”.

A continuación subió al escenario Daniel Devita – Doble D, un artista y militante comprometido “con la emancipación de la Patria Grande”. Devita, conocido como “el rapero del Pueblo”, ya es un compañero de Hebe y las Madres. En 2017 presentó su tema, “Mamá”, en la sede de la Asociación Madres de Plaza de Mayo como parte de los festejos del 40º aniversario. Ese tema fue el elegido para abrir su presentación con las Madres, quienes no pudieron contener su emoción al escucharlo, como espectadoras de lujo.

Posteriormente, fue momento del discurso de un compañero de antaño de las Madres, el Intendente de Ensenada, Mario Secco. “Pasan las décadas y las Madres nos siguen mostrando un camino ideológico, partidario y político. Mantienen su línea y su conducta pero sobre todo nos enseñan a mantenernos más vivos que nunca. Son el emblema de nuestro país”.

Secco aseguró ser “un agradecido de las Madres” y recordó que en la década del noventa, cuando lideraba el movimiento obrero y permaneció 140 días acampando en una plaza, “ellas siempre estuvieron”. “El movimiento obrero siempre va a estar agradecido con las Madres por el lugar que ocupan en nuestro corazón”, completó.

Luego se refirió a la jornada de lucha de los trabajadores: “Tenemos que animarnos a más. En esta plaza, Cristina se despidió diciéndonos que cuando un dirigente deje de representarnos, tomemos las banderas. Y eso es lo que está haciendo el pueblo argentino” También criticó a los “gordos” de la CGT: “Siempre prefirieron estar del lado de los liberales y no al lado el pueblo argentino. Tal vez es porque se sienten más empresarios que dirigentes”.

Secco también se refirió a la “unidad” de cara a las elecciones de octubre: “No tengo problemas de unirme con los que luchan pero llamemos las cosas por su nombre. Hay muchos que votaron las leyes de Macri y Vidal, muchos votaron recortar a los jubilados y muchos votaron el endeudamiento escandaloso. Con esos no hay nada que hacer, con lo que fueron parte del ajuste no queremos ninguna unidad”, dejó en claro el dirigente quien agregó: “No nos juntamos con Massa ni con ninguno de los que le hizo la segunda a este gobierno”.

En el mismo sentido sostuvo que “el pueblo se prepara para un octubre calentito cuando el pueblo argentino le dé un cachetazo a los liberales en las urnas”. “Algunos me pedían que no sea tan duro… ¿había que esperar tres años y medio para ver la cagada que eran estos gobernando? Han saqueado al pueblo”, manifestó Mario Secco y agregó: “Tienen los medios y tienen a la justicia que persigue compañeros. Pero nunca van a tener el amor del pueblo argentino como lo tiene Cristina Fernández de Kirchner. Podrán tener todo pero eso nunca lo van a alcanzar”.

“La dictadura secuestró y torturó para llevar adelante un plan económico. ¿Saben por qué se llevaron a los 30.000 compañeros? Porque hacían política, no porque estaban jugando un partido de fútbol o comiendo un asado. Se los llevaron por luchadores, se los llevaron porque iban a cambiar la historia de nuestro país. Por eso hay que organizarse para la contienda electoral, para reivindicar a esos compañeros que si hoy estuviesen acá hubieran marchado con el pueblo trabajador”, señaló el dirigente ensenadense.

En su discurso exigió “libertad a todos los presos políticos” y denunció la persecución que lleva adelante el gobierno en tándem con la corporación judicial. También aseguró que “el pueblo está preparado para reaccionar, está preparado para gobernar si mañana se van a la mierda. Somos capaces de asumir esa responsabilidad, no tengan dudas”.

Secco agradeció la posibilidad de estar presente en el acto por los 42 años de las Madres de Plaza de Mayo y, para cerrar su discurso, concluyó: “Las Madres son un motor de vida, son el orgullo de la militancia y esta plaza es el reconocimiento a ese grupo de mujeres que se paró delante de Videla, Massera y cualquier genocida para decirles las cosas que había que decirles con el coraje que muchos no tuvieron. Si no pudieron con ellas, no van a poder con el pueblo argentino. ¡Hasta la victoria, compañeros, siempre!

Antes del último discurso subieron al escenario dos de los integrantes del conjunto de rock, “La bella época”, para interpretar su nuevo tema, “Pañuelos blancos”. Fue un momento especial: interpretaron una versión acústica del tema que la banda compuso luego de marchar junto a las Madres pocas semanas atrás. La versión emocionó a varias de las Madres que, a pesar del frío, continuaban estoicas disfrutando de una jornada histórica de lucha.

El discurso de cierre estuvo a cargo de la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien se dirigió al público desde los pies del escenario. “Tanta gente joven, cuando le dicen 42 años se asusta. Pero tengo que decirles que la vida siempre es lucha. He vivido 90 años y siempre ha habido años buenos y años malos”, comenzó Hebe.

“De entrada, Néstor nos mostró que tenía intenciones de darnos otro país. Y ese mismo día nos hizo el mejor regalo que nadie nos hizo: decir que nuestros hijos eran sus compañeros y que nosotras éramos sus madres. El mejor regalo es considerarse compañero de nuestros hijos. Néstor era distinto, era jugado, no renegaba de su pasado ni de haber sido revolucionario”, recordó Hebe al eterno Néstor Kirchner.

“Macri no tiene pueblo; tiene al F.M.I., a la pobre Antonia y quizás tenga un perrito, no sé. Son unos cínicos, mentirosos y ladrones. Son eso y estamos hartas de sus mentiras. Desde el primer día dijimos quién era, dijimos que era el enemigo y tomamos la plaza para que no pase ni de ida ni de vuelta. Muchos se enojaron aquel día y tuvieron que esperar tres años para darse cuenta quién era este tipo”, recordó Hebe sobre la jornada del 9 y 10 de diciembre de 2015.

“Los pueblos se recuperan, compañeros. Vamos a ganar en las urnas si todos trabajamos en lo que a cada uno le corresponde. No le pidamos tanto a Cristina y a los dirigentes. Son los pueblos los que se liberan. Nuestros hijos eran parte de este pueblo y lo querían liberar, por eso los mataron”, sostuvo la presidenta de la Asociación.

Hebe pidió “poner la cabeza donde hay que ponerla” y alentó a “nombrar, pedir y pedir por los presos políticos de este gobierno” y agregó: “Si no están haciendo nada después no se quejen. Si están nada mas protestando en su casa, en el café, con un amigo o en el trabajo… después no se quejen”.

Hebe alentó a “formar comunidades y grupos” y pidió a los jóvenes “leer los discursos de Eva, Néstor y Cristina” como forma de “empezar a pensar en la política”. “La política no es un cargo, es una forma de vivir y entregarse. Lo más hermoso que le pasa a un ser humano es hacer política y reconocerse en ella”, afirmó.

En el mismo sentido, continuó: “Hacer política significa querer hacer algo para los jóvenes, para los que vienen después. Lo último que queremos son jóvenes desesperanzados; la política es una manera de vivir”. Hebe pidió que “los padres dejen hacer política a sus hijos” y reveló: “Las Madres tuvimos la suerte de escuchar a nuestros hijos y aprender de ellos. Ellos son los que nos abrieron los ojos; escuchen a los jóvenes porque saben más que nosotros”.

Hebe pidió “amar al otro y sufrir cuando el otro sufre”. Y explicó: “No se acuesten a dormir cuando ven a tanta gente que la única casa que tiene es una vereda. No nos compremos cosas innecesarias, ayudemos al otro. Trabajemos donde hay que trabajar, bien abajo; para que los pibes coman y sean felices, para que vayan a la escuela y tengan zapatos”.

En referencia a las elecciones de octubre aseguró que “con los traidores no se puede ir a ningún lado, ni a la esquina”. Hebe también advirtió: “No quiero que caiga Macri ahora. No quiero más muertos… esta plaza ya tuvo muchos muertos cuando De la Rúa se fue como un cobarde en helicóptero”.

“No sirvió, los muertos los pusimos nosotros. Con nuestros hijos… vean los muertos que pusimos; 30.000 desaparecidos, 15.000 fusilados y 8.900 presos políticos. No pongamos más muertos; pongamos la cabeza, compañeros”, desarrolló la dirigente.

Hebe recordó que las Madres tenían un “cantito”: “Súmese, súmese; porque el próximo es usted”, y explicó: “Eso puede pasar, compañeros. No defiendan lo que no tienen, acompañen. Sean solidarios y honestos. No sean traidores; cuando uno traiciona se traiciona a uno mismo”.

Hebe se refirió a las más de cuatro décadas de presencia ininterrumpida en Plaza de Mayo: “Venimos hace 42 años todos los jueves, sin faltar uno solo. Ni con lluvia, ni con viento, ni con frío. Amamos profundamente a nuestros hijos y con ellos nos comprometimos. Les dijimos que no los íbamos a abandonar y no lo hicimos; aprendimos a ver  en ustedes a nuestros hijos”.

Para finalizar, visiblemente emocionada, agradeció a todxs lxs que estuvieron presentes celebrando un nuevo aniversario de lucha de las Madres de Plaza de Mayo y concluyó: “Aprendan a ser felices con lo poco que tienen. Eso también fue una enseñanza de nuestros hijos: compartir lo poco que uno tiene. No le pasemos por al lado a un pobre con indiferencia, hagámosle una caricia. Pero sobre todas las cosas pidamos perdón por lo que no hacemos”.

Tras las palabras de la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo tuvo lugar el último show de la jornada, a cargo de la murga “Esa te la debo” que hicieron bailar al pueblo reunido en la plaza para dar cierre a una jornada histórica, una nueva página escrita por las Madres eternas, las Madres de la Patria.

¡Gracias, Madres!

Reviví toda la jornada acá.

Fotografías: Juan Monasterio Fotografía, ES Fotos, Prensa Secco – Nicolás Aboaf